Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Edgar Allan Poe.
Relato de M.R. James.
Poema de Samuel Coleridge.

Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.
Poema de Robert Herrick.


Hechizos vudú de amor fáciles de hacer

Hechizos vudú de amor fáciles de hacer.


Pocas prácticas mágicas ejercen un temor tan inmediato como el Vudú

Hasta me animaría a decir que ni los escépticos más furiosos son capaces de enterarse que han sido víctimas de un hechizo Vudú sin sentir un leve estremecimiento.

La magia Vudú está vinculada con los muertos vivos —los zombies— de las Antillas, sus muñecos y amarres. No consiste en una religión original sino que está conformada por una mezcla de creencias animistas provenientes de África y luego condimentadas con el cristianismo.

Los hechizos vudú de amor son increíblemente poderosos.

Su fuerza proviene de la fé del propio hechicero, que no es otra cosa que un animista ultraortodoxo, capaz de manipular la salud y la vitalidad a través de operaciones que buscan desestabilizar (o no) el alma de sus pacientes (o víctimas).

Mi opinión siempre ha sido la de abrir el juego sobre los asuntos paranormales.

Cada uno es libre de hacer lo que desee y sienta, siempre que no busque el daño de terceros, lo cual terminará inevitablemente en su propio perjuicio.

Pero dentro de los hechizos Vudú de amor los peligros se vuelven más inmediatos y más tangibles que al utilizar otras técnicas.

Un pequeño error al practicar un hechizo Vudú de amor puede ser demasiado grave para el oficiante y realmente no se justifica pudiendo apelar a otras prácticas esotéricas.

¿Cómo hacer un hechizo vudú de amor? 

En primer lugar debemos entenderlo.

El Vudú cree en procesos orgánicos e inorgánicos que acompañan a la adoración de determinados seres sobre los que sugiero mantenerse alejados.

Dichos seres no son otra cosa que entidades desencarnadas a las que pueden adorarse bajo imágenes fetichistas más o menos evocadoras.

Estos son los famosos muñecos Vudú, que representan a una persona y las operaciones que se intentan ejecutar sobre ella.

Las creencias Vudú han sido injustamente acusadas de "macabras", de matar animales, casi siempre, gallos, gallinas y gatos; y de convertir en zombies a personas a través de siniestros ritos que emplean venenos desconocidos.

El aura de misterio que rodea los hechizos vudú de amor se ha vuelto su mejor herramienta de propaganda para sembrar respeto.

Existe una tarea de inteligencia en torno a los hechizos vudú de amor, que se basa en la sugestión como primer paso para alcanzar la efectividad.

En este sentido podemos aprender algo acerca de los hechizos vudú de amor, que luego podremos aplicar en otras circunstancias menos peligrosas.

La verdadera efectividad de los hechizos vudú de amor, y tal vez de todos los hechizos "modernos", o sea, hechizos que se han gestado a partir de la mezcla de culturas en América Latina, consiste en hacerle saber a la víctima que ha sido hechizado.

En el Vudú se suele informar a la víctima, ya sea con una carta, un mensaje, un llamado telefónico, e incluso a través de la presencia del propio hechicero en su domicilio, que ha sido hechizada.

En ocasiones se dejan rastros de sal o azufre en el umbral de la puerta de la víctima, restos que prueban la intencionalidad del hechizo.

A partir de entonces comienza a jugar la sugestión, un ingrediente poderoso que ninguna bruja dejará de utilizar si el medio se lo permite.

Podríamos imaginarnos a la sugestión como un terreno fértil donde el hechizo comienza a presionar en la mente del sujeto.

¿Cuál es su mecánica?

Al saber o creer que hemos sido "embrujados", la sugestión trabaja sobre esta duda (o certeza) relacionando hechos aparentemente casuales con estas dudas (o certezas), de tal forma que poco a poco nos vamos autoconvenciendo de su realidad.

Salvo los ritos más complejos, la magia Vudú es una especie de trabajo de inteligencia; por el cual se busca sugestionar al sujeto para que sea él mismo quien comience a relacionar asuntos casuales (como un dolor de cabeza) con los poderes del mago.

Si se le informa al sujeto de su condición de "embrujado" no tardará mucho en relacionar todos los acontecimientos de su vida con esta creencia.

El verdadero secreto del Vudú se encuentra en esta simple técnica de sugestión.

Filosóficamente hablando no hay ninguna diferencia entre estar embrujado y creerse embrujado.

En ambas circunstancias el resultado es el mismo.

Aclarados estos asuntos, en adelante iremos compartiendo algunos hechizos vudú de amor fáciles de hacer.




Más literatura gótica:
El artículo: Hechizos vudú de amor fáciles de hacer fue realizado por Atenea Helenaus para El Espejo Gótico. Si tienes alguna duda o consulta escríbeme a ateneahelenaus@gmail.com