Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Historia increíble, pero real.
Novela de Paul Féval.
Poemas de Edward Young.

Poema de Edward Young.
Padre del género gótico en Francia.
Microficción.


«Casa fantasma»: Robert Frost; poema y análisis


«Casa fantasma»: Robert Frost; poema y análisis.




Casa fantasma (Ghost House) es un poema del escritor norteamericano Robert Frost (1874-1963), compuesto en 1901 y publicado en la antología de 1915: La voluntad de un muchacho (A Boy's Will).

Casa fantasma, uno de los mejores poemas de Robert Frost, nos transporta a los restos de antigua casa abandonada, una granja, quizás. Su naturaleza espectral no tiene nada que ver con la presencia de fantasmas, sino con el recuerdo de sus antiguos habitantes, una familia, cuyos restos todavía descansan en sus ruinas.




Casa fantasma.
Ghost House, Robert Frost (1874-1963)

Habito en una solitaria casa, y sé
que hace muchos veranos desapareció,
salvo las paredes del sótano,
los muros donde se cae la luz del día,
y donde las fresas salvajes se arrastran.

Sobre las vallas arruinadas las vides la ocultan
del bosque, volviendo al campo fértil;
pues el árbol del huerto ha cultivado un bosque
donde aletea el carpintero y corta su madera;
sanando para bien el sendero que baja.

Habito con un extraño dolor en el corazón,
en aquella casa desaparecida sin un rumor,
sobre aquel camino perdido y olvidado,
que ni siquiera es refugio de lagartos.
Llega la noche, los murciélagos caen con sus dardos;

el ave nocturna llega para silenciar
los sonidos y la agitación del cielo:
lo oigo comenzar lejos, muy lejos,
balbuceando muchas veces su decir,
antes de que él arribe, sin otra cosa que callar.

Es bajo la pequeña, débil, estrella estival,
pero nada sé sobre la muda multitud
que comparte las penumbras junto a mí,
aquellas sombras bajo el árbol oscuro
sin duda llevan nombres ocultos en el musgo.

Son gente incansable, pero lentos y tristes,
aunque dos, los más cercanos, son hombre y mujer,
ninguno entre ellos se atreve a cantar,
y a pesar de estar rodeados de soledad,
como dulces compañeros, continúan en este lugar.


I dwell in a lonely house I know
That vanished many a summer ago,
And left no trace but the cellar walls,
And a cellar in which the daylight falls,
And the purple-stemmed wild raspberries grow.

O’er ruined fences the grape-vines shield
The woods come back to the mowing field;
The orchard tree has grown one copse
Of new wood and old where the woodpecker chops;
The footpath down to the well is healed.

I dwell with a strangely aching heart
In that vanished abode there far apart
On that disused and forgotten road
That has no dust-bath now for the toad.
Night comes; the black bats tumble and dart;

The whippoorwill is coming to shout
And hush and cluck and flutter about:
I hear him begin far enough away
Full many a time to say his say
Before he arrives to say it out.

It is under the small, dim, summer star.
I know not who these mute folk are
Who share the unlit place with me—
Those stones out under the low-limbed tree
Doubtless bear names that the mosses mar.

They are tireless folk, but slow and sad,
Though two, close-keeping, are lass and lad,—
With none among them that ever sings,
And yet, in view of how many things,
As sweet companions as might be had.


Robert Frost (1874-1963)




Poemas góticos. I Poemas de Robert Frost.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de Robert Frost: Casa fantasma (Ghost House), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com