Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Grandes historias de terror.
Fantasmas en la poesía.
Microficción.

Poema de Coventry Patmore.
Poemas de soledad.
Poema de Sara Teasdale.


El origen del hombre lobo y la licantropía


El origen del hombre lobo y la licantropía.




Las leyendas de hombres que se convierten en lobo existen desde la más remota antigüedad, y sus orígenes se pierden en la noche de los tiempos.

En esta oscuridad nace el mito de los licántropos, cuyas características son en cierto modo incongruentes, aún para esa lógica poética que estudia la mitología.

Dentro de esa pavorosa visión del horror se destaca la proyección de rasgos humanos combinados con lo bestial y lo salvaje. La respuesta lógica frente ante los peligros que entraña la vida rural sería imaginar a los temidos depredadores naturales como vehículos catalizadores del mito, sin embargo, la extraordinaria imaginación humana eligió evocar sus pesadillas a través de la piel de un hombre transformado en lobo mediante determinadas circunstancias que varían según su latitud, pero que siempre mantienen un rasgo común: el verdadero enemigo no es el lobo, sino el hombre que lo habita.

Los primitivos habitantes que arribaron a Europa desde Oriente encontraron una región hostil de interminables bosques y traicioneros pantanos y ciénagas. El nuevo ambiente les resultaba sorprendente, salvo en un punto: el lobo, criatura que ya conocían y temían en idéntica proporción.

Las oleadas migratorias de indoeuropeos traían consigo la palabra que los designaba. Su raíz no ha cambiado hasta el día de hoy: Vrika, Lycos, Lupus, Vulf, Wilf, Irfus, Wolf, Lobo. Todas estas variantes crecen a partir de un tallo en común: el vocablo indoeuropeo Vrik, que designaba a los lobos en general.

No se requirió mucha imaginación para dotar al lobo de astucia, fuerza, e inteligencia, ya que estas virtudes son propias de este hábil cazador cooperativo, de compleja vida social, capaz de habitar en grandes comunidades en donde los roles están claramente establecidos.

No deja de ser extraño, pero también revelador, que las leyendas sobre hombres lobo hablen de criaturas solitarias, aisladas, que corren salvajemente en los bosques buscando presas incautas, mientras que los lobos reales solo se mueven en grupo.

Este contraste deja en claro que lo verdaderamente estremecedor en la combinación entre hombres y lobos no son precisamente los lobos, sino el ser humano.

El precursor del mito del hombre lobo es Ammón, el licántropo enamorado, aunque alcanzó una mayor popularidad en la historia de Lycaón, aquel desdichado rey de Arcadia. La leyenda es recogida por Pausanias, Platón y Ovidio, entre otros tantos.

Lycaón era hijo de Pelasgo (o de Titán y Gea); fue el padre fundador y primer rey de la ciudad de Licasura, erigiendo un altar en el monte Liceo en honor a Zeus Tonante. Sin embargo, cometió la imprudencia de querer engañar a los dioses al invitarlos a un banquete en el que hizo servir la carne asada de su propio hijo, disimulada en una especie de guiso.

La herejía fue desenmascarada. Solo Deméter, madre de Perséfone, alcanzó a probar el blasfemo manjar, cuyos reclamos llevaron a Zeus a condenar a Lycaón y a toda su estirpe a convertirse en lobos, es decir, a vivir y comer como bestias salvajes.

De esta leyenda nace la tradición del hombre lobo. Lycaón es una deformación de la palabra griega lykhos, “lobo”, que con el tiempo terminaría por designar a todos los hombres lobo mediante la palabra compuesta: licántropo (de lykhos, “lobo”, y anthropos, “hombre”).

Muchos estudiosos afirman que la leyenda de la transformación en lobo durante la luna llena es una agregado tardío, posiblemente medieval, basándose en un relato de Plinio el Viejo vertido en su Historia Natural (Naturalis Historia), donde narra la maldición sufrida por el hechicero Domaco, quien por haber cometido antropofagia fue condenado a convertirse en lobo durante las noches de luna llena.

El mito del hombre lobo floreció en toda la literatura antigua. Aparece incluso en el Satiricón, atribuido a Petronio. Allí, en el capítulo XLII. uno de sus pícaros protagonistas, llamado Nirceo, nos relata cómo un soldado romano se aproximaba al cementerio durante la luna llena, se desvestía dejando sus ropas sobre una tumba, orinaba sobre ellas, y luego se convertía en un feroz y enorme lobo negro.

Así concluye Petronio la historia del licántropo en boca de Nirceo.

Comprendí entonces que era el lobo del que me había hablado Melisa, y a partir de entonces me habría dejado matar antes que comer un trozo de pan en su compañía. Los que no me conozcan, y crean que miento, allá con su juicio, pero que me ahoguen los genios tutelares de esta casa si lo que he dicho es falso.

Una situación igualmente dramática se produce en el ciclo artúrico, donde un licántropo llamado Melion se hace presente en la corte del rey Arturo.

Ahora bien, no sólo la antigüedad clásica conoció a los hombres lobo, de hecho, la idea de que el hombre podía convertirse en lobo está fuertemente presente en la mitología nórdica, donde existía la figura del Berserker, es decir, criaturas mitad humanas mitad osos o lobos.

Este tipo de transformaciones fueron luego adoptadas por la gente de los Balcanes. Muchas de estas leyendas estaban basadas en hechos reales, incluso muchas fueron tomadas en serio por intelectuales de enorme estatura.

Una de las leyendas de hombres lobo proveniente de los Balcanes asegura que si un hombre bebe en las mismas aguas en las que recientemente abrevó un lobo, puede transformarse en licántropo.

En Irlanda se creía que si un fraile era excesivamente severo con sus fieles durante la víspera de Pascuas, estos seguramente se convertirían en lobos. Incluso el célebre San Patricio maldijo a un clan irlandés por su falta de fe, por lo que todos sus miembros se convirtieron en hombres lobos en un plazo de siete años.

Algunas leyendas españolas mencionan que las brujas locales tenían una particular facilidad para convertirse en lobas. Se afirmaba que si una de estas damas observaba fijamente a un infante éste también pertenecería al selecto clan de los licántropos.

En Italia eran menos complicados en cuanto a las posibilidades de transformación, ya que sólo bastaba haber sido concebido durante el plenilunio, o dormir a la intemperie durante los viernes bajo la luz de la luna para pertenecer a la familia de los licántropos.

El hombre lobo podía adquirir varias formas. A veces adoptaba la figura de un lobo negro de enormes dimensiones, o también como un ser de forma humana pero excesivamente velludo y de profundos ojos rojos. Esta última forma es la que supo tener más representaciones ilustrativas en los grimorios.

Los hombres lobo de la Edad Media atacaban directamente al cuello, y consumían la carne cruda, aunque no los órganos, sino sólo los músculos y la piel.

En general, se pensaba que las brujas podían convertirse en lobas mediante el empleo de ciertas capas con propiedades mágicas. Esta creencia también logró una especie de metamorfosis, ya que con el tiempo se convirtió en arte. En la fantástica obra de Goya, El vuelo de las brujas
, puede verse a una hechicera bajo un manto justo antes de adoptar la forma de una loba para acudir al aquelarre.

Durante el apogeo de la Santa Inquisición no era necesario contemplar a un hombre lobo para detectarlo, ya que existían señales muy precisas para comprobar si un hombre cambiaba su forma durante las noches.

Algunos de los “síntomas” que se atribuían a la licantropía eran los siguientes:
  • Renguera.
  • Inflamación del rostro.
  • Insensibilidad ante la picadura de insectos.
  • Utilización de palabras cuya semántica era sospechosa.
  • Insensibilidad ante las punzadas aplicadas por los piadosos inquisidores.
Estas eran algunas de las excusas para torturar a los acusados de licantropía, pero quizás la más famosa de todas era la llamada “Clamores de vientre”.

En Italia, durante el siglo XVI, se pensaba que los hombres lobo, cuando regresaban a su forma humana, ocultaban el exceso de pelo en el interior de la piel, es decir, que el hirsuto y negro pelaje crecía hacia adentro durante el día para brotar durante la metamorfosis. Existen varias referencias a los pobres diablos que cayeron bajo las garras de esta creencia, quienes eran escaldados vivos para corroborar las más irrisorias acusaciones de licantropía.

Los procesos contra los hombres lobo son variados y muy numerosos. Por allí andan los registros de un conocido juicio contra una jauría de hombres lobos en París, los procedientos contra Courtaud y los lobos de Ansbach, entre muchos otros.

Los remedios para combatir a los hombres lobo son tan numerosos que sería imposible mencionarlos a todos, por lo que sólo daremos cuenta de los más habituales, lo cual no significa que sean los menos absurdos.

En Francia se creía que el único modo de matar a un hombre lobo era extrayéndole tres gotas de sangre, tarea tan complicada como inverosímil. Para añadir un grado mayor de dificultad la tradición sostiene que la extracción debe tener lugar en el mismo instante de la metamorfosis.

En los Balcanes fueron más prudentes, ya que bastaba con darle al licántropo una infusión de acónito, una planta medicinal, para eliminarlo definitivamente.

Para aquellos fundamentalistas de la tradición les advertimos que la creencia en las balas de plata como medio de matar a un hombre lobo se remonta precisamente a la época en que las balas fueron inventadas.

Es estéril realizar una búsqueda de leyendas de licántropos aniquilados con balas de balas anteriores a la invención de la pólvora.

Aclaramos, de pasada, que no sólo basta una bala de plata para matar a un hombre lobo. El asunto es un poco más complicado, ya que la bala debe estar confeccionada con la plata de algún objeto religioso o sagrado, y luego santificada por un clérigo.

La leyenda es tan conocida que no nos creemos capaces de aportar nada nuevo, de hecho, sólo hemos recopilado información sin sacar ninguna conclusión personal. Para que no se nos acuse de tibieza patológica haremos una pequeña aportación al debate, algo esquiva si se quiere, pero que no deja de ser original:

Los hombres lobo no existen, es decir, no existe ninguna leyenda clásica que combine de ambas naturalezas. Jamás leeremos que un licántropo puede hablar, razonar o amar; tampoco veremos a un hombre con características lobunas, ya que de tenerlas sería un lobo y no un hombre. Existen los lobos y existen los hombres, y la leyenda sólo adquiere relevancia sustancia durante ese fugaz instante de la metamorfosis, en esos escasos segundos en los que se confunden dos naturalezas, donde dos esencias se balancean sin imponerse una a la otra.

Sólo en esos efímeros momentos podemos hablar de un ser que es parte hombre y parte lobo.

Arriesgo otra hipótesis: todos padecemos una metamorfosis diaria, todos los días nos transformamos en un ser que no somos y del que no tenemos plena conciencia.




Más sobre hombres lobo. I Relatos de hombres lobo.


Más literatura gótica:
El artículo: El origen del hombre lobo y la licantropía fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante, especialmente por el humor que le pones a la cosa.
Eso siempre suma.
Un abrazo...

Anónimo dijo...

pss sta muy en tretenido
junto con tu hipotesis =)
si kieren agregarme aki les dejo mi correo iemb_92 hotmail.com

Anónimo dijo...

muy buena redacion

y la verdd muy xido

en la trama directa delos

licos bueno xao

adiuuu haha xao

Anónimo dijo...

interesante, muy bueno, me gustaria si me pudieran recomendar algun libro que hable de historias de licantropos... desde ya muchas gracias, me sumo a tu comentario diciendo que estas leyendas al igual que la de los vampiros y el antiguo testamento tienen un significado disfrazado...
ferna_307@hotmail.com

Wiliam Paredes dijo...

Hola la licantorpia siempre me ha llamado la atención, en varias peliculas siempre se ha mostrado al hombre Lobo como bruto, salvaje incapaz de razonar, en cambio a los Vampiros siempre se les ha mostado nobles, de Alta Alcurnia, cultos, con gran coeficiente intelectual, me parece una ofensa hacia los lobos este canido posee un sentido muy agudo y una inteligencia muy Audaz, ademas de un bello pelaje gris, en las Peliculas Inframundo vemos como los vampiros esclavizan a los Lobos, y mientrass estos viven en cañerias y pocilgas los otros viven en palacios conducen lamborginis y ferraris, creo que ser hombre-lobo o vampiro solo representa en la realidad lo que pasa en nuestra sociedad desde que el mundo es mundo, los ricos explotan a los pobres, por eso como solo soy un pobre asalariado me identifico con el lobo, los lobos tienen sentimiento y familias, son muy territoriales y aman la libertad, no me tomen por loco es solo que entre un lobo y un Vampiro me quedo con el Lobo compadre....LorD Aelfwine por favor mas relatos de hombres lobos.......un abrazo desde Venezuela.

Aelfwine dijo...

Es cierto lo que mencionas, William; y también es certero el comentario. Hay muy buenos relatos sobre licántropos que esperamos ir publicando; aunque no existan tantos como los dedicados a los vampiros..

Un gran saludo!

Anónimo dijo...

No entiendo porque al hombre lobo se le ha conciderado como una bestia infernal sin sentimientos ni escrupulos,citas muchos relatos,sin embrago no das una informacion concreta del hombre y su alter-ego animal;es valido lo que dices sobre que el hombre lobo no "existe" porque no se le menciona que ame u otro sentimiento que no sea el odio,en la literatura mundial;sin embargo hay un relato noruego en donde menciona a un hombre el cual fue despojado de su amada por los dioses,ya que esta era la hija de Balder,el, para no perderla en el tiempo y con la esperanza de encontrarla algun dia,hizo un pacto con Loke,para que este le concediera la vida eterna,y para confundir a los dioses,se transformaria en un lobo a su antojo;sin embargo loke le dijo que por ello el debia vivir como tal,y comeria carne y desgutaria de la sangre siendo humano o lobo.Y los relatos noruegos de estos tiempos hablan de que ese hombre sigue buscando a su amada entre los mortales,bebiendo la sangre y comiendo la carne de aquel que se interponga entre su proposito.
Eso es todo lo que queria comentar,espero no incomodar a algunos en este bellisimo espacio,en lo personal me encanta.
un abrazo desde México.ciao

Anónimo dijo...

Una pregunta para el autor....crees que se deba considerar licantropía, a la convivencia espiritual, unidos en uno solo ser, con tu animal protector...como lo es el lobo.

tu viajas dentro de el...sera licantropia tal vez.

viajas en el astral...

Anónimo dijo...

hola a todos, mis saludos. queria decir que es un artículo estupendo, pero el último párrafo, la arriesgada hipótesis es lo más fascinante de todo, una verdad muy certera, es la respuesta a una verdad muy grande! si estuviesemos conciente de esto en diversos aspectos, esa sería la respuesta a tantisimas interrogantes.
rssosa

Anónimo dijo...

Saludes Estimados
En lo personal estas historias no enseñan que no se necesita algo magico para ser lobos.....

Hubo alguien que se convirtio en algo parecido a un lobo y fue nabuconodosor....

asi que vivir como hombre o animal lo decide cada quien....

espero leer mas historias en el blog..

Camilo dijo...

hola, me gustaria dar una opinion que he tenido durante vario tiempo, la cual es que como ya dijo el autor en el relato no hay muchos mitos en general sobre los licantropos y como Wiliam Paredes propone y le tomo la razon, que siempre ponen como el antegonista del vampiro al licantropo, siempre muestran sus diferencias, tantos en peliculas como en novelas escritas.
Es cierto que muestran al vampiro mas como un ser refinado, culto como mas bien despojados de sus sentimientos y emociones, lo cual lo podemos atribuir por la falta del ALMA.
En cambio muestran al licantropo como un ser mas violento, explosivo, mas que se deja llevar por la ocacion o sus emociones. Esto podria ser que al ser un licantropo uno esta conectado con su parte animal, al momento de pensar esto podriamos atribuir que esta conectado mas con la naturaleza, lo que normalmente se observa por su forma de ser realmente no podria imaginarme a un licantropo viviendo en castillos y con muchos lujos, ya que creo que por estar conectado mas con un "ALMA NATURAL O ANIMAL" sus necesides son mas basicas, como por ejemplo las que nombra Wiliam Paredes en su comentario "los lobos tienen sentimiento y familias, son muy territoriales y aman la libertad".
realmente me parece que me emocione escribiendo un poco y espero que este comentario no le moleste a nadie, ya que es un simple pensamiento que yo tengo sobre estos seres.

Wiliam Paredes dijo...

Hola hace muchisimo que no los visitaba, el trabajo y la universidad solo queria aportarle algunos datos comprobados cientificamente sobre estas bellas manifestaciones del poder natural "Los lobos" Son animales territoriales, estudios han mostrado que el tamaño medio del territorio de una manada ronda los 200 km2, las manadas viajan constantemente en busca de presas, cubriendo alrededor de un 9% de su territorio por día, 25km/día. El núcleo de su territorio es en promedio de unos 35 km2, en donde pasan el 50% del tiempo. La densidad de presas tiende a ser mucho mayor en los territorios adyacentes. A pesar de dicha abundancia, los lobos tienden a evitar la caza en los márgenes de su territorio, a menos que sea ineluctable, a causa de los tensos encuentros con otras manadas vecinas. Las manadas establecidas, raramente aceptan extraños dentro de sus territorios.
Los lobos suelen organizarse en manadas siguiendo una estricta jerarquía social. Se cree que este alto nivel de organización social tenía que ver con el éxito en la caza. Teorías recientes sugieren, empero, que tal organización está más relacionada con un éxito reproductivo.

La manada la lideran dos individuos que están en lo más alto de la jerarquía social: el macho alfa y la hembra alfa. La pareja alfa tiene una gran libertad social en comparación con el resto de la manada. Aunque no son líderes en el sentido humano del término, ayudan a resolver cualquier disputa dentro de la manada, y disponen de un gran control de los recursos, como la comida, y aún más importante, mantienen a la manada unida. Poseyendo fuertes instintos de compañerismo, el resto de la manada normalmente los sigue.
En definitiva son seres admirables, un saludo y un abrazo a todos los amantes de los Lobos, si ya se que esto no suena muy gotico pero me gusta darle caracter cientifico a las cosas, de todas formas dentro de la literatura gotica la ciencia muchas veces ha jugado un papel muy importante, recuerden que la antecesora de la química moderna era la alquimia de la que nunca terminariamos de hablar..........

lobo dijo...

yo personalmente creo que el lobo es un ser muy distinto ya que siempre asido tachado de asesino y cruel sin sentimientos i no es asi asi como el asi soy yo pore so voy mas al lobo soy como eyos y lo s vampiros no

bella dijo...

muy interesante...desde siempre sentí atracción por ellos y curiosidad...
me gusto mucho como lo redactastes,con el humor tambien y la frase del final..muy bueno!!!si quieren agregenme:liz_bella22@hotmail.com

NIRIEL dijo...

EL MUNDO NOS HA CREADO UNA IMAGEN DE LOS LICANTROPOS MUY DIFERENTE A LA REAL, MIENTRAS QUE A LOS VAMPIROS LOS DESCRIBEN CON FRASES COMO- HERMOSOS DE JUVENTUD INCORRUPTIBLE, LA PERSONIFICACION DEL EROTISMO Y LA SEDUCCION, GRANDES SEñORES DADORES DE VIDA ETERNA. ETC... A LOS LICANTROPOS LOS DEFINEN PRACTICAMENTE COMO BESTIAS ESTUPIDAS, SIN CAPACIDAD DE RAZONAMIENTO, ANIMALES CUYO UNICO DESEO ES ALIMENTARSE. ETC.. HAN OLVIDADO Y DEJADO ATRAS LA GRAN CAPACIDAD PARA AMAR Y SOPORTAR EL EXILIO AL QUE HAN SIDO CONDENADOS

Anónimo dijo...

con todo el respeto que todos merecen, pero aqui nadie sabe nada en este mundo. Si por ejemplo, ahora agarramos todas las edades de los que estamos escribiendo en este forum y las unimos no llega ni a una primera parte de la edad que tiene nuestro planeta. Es por esto que no sabemos si esas leyendas son verdad o no y para los incredulos (TENGAN MUCHO CUIDADO, POR FAVOR)!!!!!

Anónimo dijo...

si realmente quieren ver a un hombre lobo fijense en el mejor amigo del hombre:el perro,ya que posee caracteristicas humanas debido a la domesticacion,entrenamiento y consentimiento(lo admito,malcrie demasiado a mis perritos)por parte del ser humano y a su vez,a pesar de ser domestico,detras de toda su ternura y gracia se esconde el verdadero ser salvage,sus intintos,su parentesco ansestral con el lobo,rasgo que ninguna domesticacion le quitara a tu perro.ludmila sanzo

Anónimo dijo...

esta buenicimo esto de los lobos ya que yo desde pequeño me han gustado estos animales sus aullidos cuando los escuchas son hermosos

Anónimo dijo...

El hombre lobo forma porte de la larga lista de seres incomprendidos y difamados por el hombre
Por lo que he leído solo matan para saciar su hambre o defenderse los únicos que matan por deporte y diversión son los seres humanos y si en el dado caso de que los hombres lobos fueran por los poblados masacrando personas por el simple gusto entonces debo decir que tienen más de humanos que de lobos
También debo decir que Instintivamente se alimentan de lo primero que ven que obviamente serán humanos ya que la humanidad se ha transformado en una plaga que se encuentra hasta en el más mínimo rincón de la tierra
Es un espíritu solitario por lo que realmente nadie sabe cómo es
Sangre pagana

Anónimo dijo...

A los diecinueve años la vida me resultaba una prisión y no entendía que tenía que limitar mis impulsos por culpa de una vida en sociedad. No entendía el sistema capitalista ni ningún otro sistema, todo me parecía obsoleto. ¿Cómo es posible que no se den cuenta?, eso pensaba, nadie parece ser consciente de que vive en una estrecha jaula de normas, conductas, castigos y recompensas; nuestro comportamiento totalmente controlado y lo peor es que, al fin y al cabo, es por nosotros mismos. Somos nuestros propios carceleros. Esa fue mi conclusión y como carcelero mío, yo mismo podía concederme la libertad. Y así lo hice, mande a tomar por culo todo lo que me convertía en un ser civilizado y social y me convertí en un animal libre. Me gusta verme a mí mismo como un lobo que ha abandonado una manda de corderos en la que se había criado por accidente. Un lobo criado por corderos, de repente, se da cuenta de que es un lobo y que vive entre corderos, ¿qué creéis que pasa? Preguntadle a un ganadero y quizás os de una respuesta muy válida. A partir de este momento todo cambio para mí, no sufrí ninguna mutación al estilo de las películas de vampiros, eso no hace falta. Empecé a contemplar el mundo con unos ojos nuevos y sobre todo, a evaluarlo con una mentalidad muy diferente. Antes me creía parte de la humanidad, a partir de mi despertar aquello cambió, si ellos eran humanos yo era diferente. Como ya he dicho, si ellos fueran corderos yo sería un lobo, pero eran humanos, así que, ¿qué era yo? Un hombre lobo fue lo primero que se me vino a la cabeza, pero no, enseguida percibí mi propio error, yo no era un hombre, no si ellos también lo eran, yo era diferente. Pero hombres no es más que un nombre común que ellos mismos se han dado, así que yo cambiaria esa denominación, ese grupo no serian hombres, serian corderos y así yo sería un lobo.
saludos desde Venezuela

Anónimo dijo...

no se si me podria unir a es grupo individual que tu te as creado y no lo digo literalmente porque soy de esas personas a las que considerarias un cordero una de esas que en lugar de ser lo que es se rige al margen de unas reglas creadas por gente que incluso ya esta muerta y que con el paso de los años han sido distorcionadas por otros que no saben ni el porque se crearon o que significado engloban.
quisiera ser una de los pocos que logran decir bast, una de los que dicen bueno si hay que vivir en este mundo lleno de reglas absurdas almenos vivire bajo las mias.
ya no se ni lo que digo incluso hasta me perdi de mi punto pero en fin lo que importa esq eso es lo que yo creo y aunque realmente no se que tiene que ver con los hombres lobos.
podria decir que es porq no es humano, pero no seria sierto porq cualquier humano opina lo mismo asi q no tiene nada de especial ni de extraordinario...........

bueno pues para terminar creo que los humanos somos tan diferentes en las formas de ser parecidos que por poco y terminamos la oracion de otros sin darnos cuenta de que la unica diferencia esq unos se atreven a decir lo que piensan mientras que otros solo miran de lejos.

Anónimo dijo...

“No soy un hombre disfrazado de lobo soy un lobo con piel de hombre”

Anónimo dijo...

me parece muy bueno el articulo..
y creo que la verdadera bestia sin lugar a duda así como el peor de los depredadores es el hombre y todas estos mitos de hombres lobo inclusive de vampiros es una manera de reflejar sus deseos;de sacar a flote su instinto.
sus mas obscuros pensamientos.
:)

Anónimo dijo...

hola saludos a todos,el articulo es muy bueno.
y creo que los mitos acerca de los hombres lobo es un reflejo del instinto del hombre y sus ,mas obscuras emociones.
es la manera en que ven reflejadas sus mas perversas emociones de alguna manera causa placer el ver un poco de sangre y colmillos jaja bueno eso creo.:)

Anónimo dijo...

este mundo no es como conocen es muy diferente en este mundo existen muchas cosas que ni se imaginan

Rey Lobo dijo...

Para aquellos que quieran identificarse con los lobos les recuerdo que los lobos son nobles, fieles, inteligentes, defensores de la familia y de su sociedad, leales y valientes.