"La metamorfosis del vampiro": Charles Baudelaire; poema y análisis


"La metamorfosis del vampiro": Charles Baudelaire; poema y análisis.




La metamorfosis del vampiro (Les Métamorphoses du vampire) es un poema clásico de vampiros del escritor francés Charles Baudelaire, publicado en la antología de 1857: Las flores del mal (Les Fleurs du Mal).

Se trata de uno de los mejores poemas de Charles Baudelaire, por cierto, censurado en la primera edición de Las flores del mal.

Charles Baudelaire aprovecha la provocativa figura del vampiro para dar cuenta de los dos temas principales de la poesía, y acaso de la vida misma: el amor y la muerte.

La mujer vampiro de Charles Baudelaire es un monstruo, una criatura tanto sobrenatural como seductora. Su descripción, que acentúa ardorosamente los rasgos de su boca y la humedad de sus labios, evoca directamente las voluptuosidades del cuerpo femenino.

En La metamorfosis del vampiro, la vampiresa busca desesperadamente beber la sangre de su presa, que simboliza claramente la inspiración del poeta.

El amor, áspero y antinatural, se expresa en una especie de culto infernal a la mujer, un sacrificio que no devuelve nada perdurable al devoto, salvo el goce del momento, convirtiéndose repentinamente en una condena.

Los biógrafos de Charles Baudelaire afirman que La metamorfosis del vampiro es una especie de expiación con amplias referencias a la sífilis que marcó la vida del poeta.



La metamorfosis del vampiro.
Les Métamorphoses du vampire, Charles Baudelaire.

La dama, entre tanto, de su labios de fresa
estremeciéndose como una serpiente entre brasas
y amasando sus senos sobre el duro corsé,
Decía estas palabras impregnadas de almizcle:
Son húmedos mis labios y la ciencia conozco
de perder en el fondo de un lecho la conciencia,
Seco todas las lágrimas en mis senos triunfales.
y hago sonreír a los viejos con infantiles risas.
Soy para quien sepa contemplarme desvelada,
la luna, y soy el sol, el cielo y las estrellas.
Yo soy, mi amado sabio, tan docta en los deleites,
Cuando sofoco a un hombre en mis brazos temidos,
o cuando a los mordiscos abandono mi busto,
tímida y ligera y frágil y robusta,
Que en esos cobertores que de emoción se rinden,
Impotentes los ángeles se perdieran por mí.

Cuando hubo succionado de mis huesos la médula
y muy lánguidamente me volvía hacia ella
A fin de devolverle un beso, sólo vi
rebosante de pus, un cáliz pegajoso.
Yo cerré los dos ojos con helado terror
y cuando quise abrirlos a aquella claridad,
A mi lado, en lugar del fuerte maniquí
que parecía haber hecho provisión de mi sangre,
en confusión chocaban fragmentos de esqueleto,
De los cuales se alzaban chirridos,
como los de una agria e infernal veleta,
o los de un cartel, al cabo de un vástago de hierro,
que acaricia el viento en las noches de invierno.

La femme cependant, de sa bouche de fraise,
En se tordant ainsi qu'un serpent sur la braise,
Et pétrissant ses seins sur le fer de son busc,
Laissait couler ces mots tout imprégnés de musc:
— «Moi, j'ai la lèvre humide, et je sais la science
De perdre au fond d'un lit l'antique conscience.
Je sèche tous les pleurs sur mes seins triomphants,
Et fais rire les vieux du rire des enfants.
Je remplace, pour qui me voit nue et sans voiles,
La lune, le soleil, le ciel et les étoiles!
Je suis, mon cher savant, si docte aux voluptés,
Lorsque j'étouffe un homme en mes bras redoutés,
Ou lorsque j'abandonne aux morsures mon buste,
Timide et libertine, et fragile et robuste,
Que sur ces matelas qui se pâment d'émoi,
Les anges impuissants se damneraient pour moi!»

Quand elle eut de mes os sucé toute la moelle,
Et que languissamment je me tournai vers elle
Pour lui rendre un baiser d'amour, je ne vis plus
Qu'une outre aux flancs gluants, toute pleine de pus!
Je fermai les deux yeux, dans ma froide épouvante,
Et quand je les rouvris à la clarté vivante,
À mes côtés, au lieu du mannequin puissant
Qui semblait avoir fait provision de sang,
Tremblaient confusément des débris de squelette,
Qui d'eux-mêmes rendaient le cri d'une girouette
Ou d'une enseigne, au bout d'une tringle de fer,
Que balance le vent pendant les nuits d'hiver.


Charles Baudelaire.





Más poemas góticos. I Poemas de Charles Baudelaire. I Poemas de vampiros.


Más literatura gótica:
El análisis y resumen del poema de Charles Baudelaire: La metamorfosis del vampiro (Les Métamorphoses du vampire) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

6 comentarios:

.·"*"·.Zamarya.·"*"·. dijo...

creo q es uno de los pocos escritos q me a hecho estremecer de algun modo!!!!

vampireza saya dijo...

wow fue increible m fasino, fue hermoso y a la vez escalofriante como describio todo cn tanto detalle se sentia real, m encanto fue ecxelso

cesar dijo...

hoy he tenido la oportunidad de leer varios poemas y me quede sorprendido con la calidad de estos escritores para atraerlo a uno a seguir buscando mas sobre esta interesanre cultura gotica.

SaYcZ.demondark dijo...

todo eso es muy bn... son algunos poemas oscuro... interesantes para mi

la chica de la oscuridad eterba dijo...

este tipo de poesia gotica me inspira ciertas emociones que no conocia ya que me transporta al mundo que para mi es el perfecto

Gothika San dijo...

Muy bonito el poema ^^



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Ray Bradbury.
Relato de E.A. Poe.
Índice de cuentos fantásticos.

Demonología.
Novela de Arthur Conan Doyle.
Índice de cuentos fantásticos.