Prusias: el demonio de la seducción

Prusias: el demonio de la seducción.




La gran mayoría de los libros prohibidos y grimorios de la Edad Media coinciden en afirmar que Prusias es uno de los demonios más seductores de los infiernos.

Con el tiempo Prusias llegó a encargar el principio seductor del mal, cuyas tareas excedían las labores propias de sus colegas.

La especialidad de Prusias es nada menos que la elocuencia, arma que no vacila en esgrimir bajo distintas máscaras, por ejemplo, adulación, exigencias, ruegos y apremios, según sea la oportunidad o la naturaleza del objeto de sus deseos.

Anticipándose a otros demonios acaso olvidados; por ejemplo, Barbatos, el seductor; y Vine, llamado: "padre del psicoanálisis" (anterior, dicen, al mismísimo Sigmund Freud); Prusias padece el peor de los males (y el más común) entre los grandes seductores.

Prusias cree conocer el punto débil de las mujeres: la fascinación por el lenguaje.

Esta certeza, en apariencia banal, ha llevado a Prusias a un ascetismo amoroso extremo, ya que es incapaz de estar con una mujer antes de estar convencido de que está absoluta e irreversiblemente rendida ante la elocuencia de sus palabras.




Más diccionario demonológico. I Diccionario de demonios femeninos.


Más diccionario demonológico:
El artículo: Prusias: el demonio de la seducción fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Hatji dijo...

Un gran demonio desde mi punto de vista lastima que no hay mucha informacion de el , si alguien pudiera decirme donde investigar mas de el le agradeceria muchisimo



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Mary Frye.
Novela de Ann Radcliffe.
Obras completas de A.K. Tolstói.

Misterios.
Relato de Lord Dunsany.
Poemas de Joseph Von Eichendorff.