«Lizzie Siddal: el rostro de los prerrafaelitas»: Lucinda Hawksley; libro y análisis


«Lizzie Siddal: el rostro de los prerrafaelitas»: Lucinda Hawksley; libro y análisis.




Lizzie Siddal: el rostro de los prerrafaelitas (Lizzie Siddal: Face of the Pre-Raphaelites) es una biografía de la modelo y poetisa victoriana Elizabeh Siddal (1829-1862), miembro notable de la Hermandad Prerrafaelita y esposa del pintor y poeta Dante Gabriel Rossetti.

Esta magnífica biografía de Elizabeth Siddal fue realizada por la investigadora Lucinda Hawksley, autora de: Lizzie Siddal: tragedia de una supermodelo prerrafaelita (Lizzie Siddal: The Tragedy of a Pre-Raphaelite Supermodel).

Elizabeth Siddal fue una de esas mujeres cuyo rostro resulta conocido aún para los que jamás leyeron sus poemas o recorrieron los vericuetos trágicos de su historia.

Fue ella, sin ir más lejos, la encargada de darle vida a la Beatrice de Dante Rossetti y la Ofelia de Millais, obra que terminaría ocupando un rol preponderante en su muerte.

Lucinda Hawksley profundiza aquel fenómeno extraño que fue Lizzie Siddal, una mujer que, junto a Jane Morris (esposa de William Morris) y Fanny Confort, encarnó el opuesto del ideal de belleza victoriano: era alta, dolorosamente delgada, de cabellos rojos, inflamados, y ojos melancólicos.

No obstante, su imagen logró convertirse en un ícono de lo femenino que atravesó todas las clases sociales de su tiempo.

Elizabeth Siddal fue, además de un marco de referencia inevitable para su época, una mujer enferma y llena de carencias afectivas. Sus días terminaron en una sucesión de delirios patrocinados por el opio, acompañada por su esposo, Dante Rossetti, quien encontraría su cuerpo sin vida en una madrugada que la historia del movimiento prerrafaelita hubiese preferido olvidar (ver: ¿Elizabeth Siddal era un vampiro?)

Lizzie Siddal se quitó la vida al ingerir una dosis letal de láudano. Su marido, Dante Rossetti, eligió enterrar sus mejores versos con ella, y no de forma metafórica. La casa de la vida (The House of Life), una de las mejores antologías de la lengua inglesa, inédita por entonces, fue inhumada junto a los restos mortales de Elizabeth Siddal.

Lizzie Siddal: el rostro de los prerrafaelitas relata los inicios de esta artista integral, su salto a la fama y su final trágico, pero sobre todo aporta una mirada psicológica muy interesante sobre su influencia en el arte de su tiempo, algo de lo que pocas mujeres pueden jactarse: ser una verdadera Musa, no ya de un solo hombre, sino de todos los artistas.

En cierta forma, Lucinda Hawksley traza un paralelo entre la figura de Elizabeth Siddal y la de una supermodelo actual, exigida prácticamenete por todos los pintores de la época.

Si a esta posición de exigencia constante, siendo eje de las tendencias de su tiempo, le sumamos su faceta como escritora, podemos entender por qué Lizzie Siddal se trasformó en un ícono del arte y, como tal, en un símbolo que trasciende las miserias y aciertos de su tiempo.




Más Elizabeth Siddal. I Autores con historia.


Más literatura gótica:
El análisis y resumen del libro de Lucinda Hawksley: Lizzie Siddal: el rostro de los prerrafaelitas (Lizzie Siddal: Face of the Pre-Raphaelites) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de David H. Keller.
Análisis de «El Templo» de H.P. Lovecraft.
Consultorio paranormal.

Tierra Media.
Relato de Henry Hasse.
Análisis de «El Montículo».