Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Edgar Allan Poe.
Relato de M.R. James.
Poema de Samuel Coleridge.

Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.
Poema de Robert Herrick.


Fanny Cornforth: auge y caída de una supermodelo prerrafelita

Fanny Cornforth: auge y caída de una supermodelo prerrafaelita.


Fanny Cornforth (1835-1906) fue una de las mujeres más misteriosas y requeridas de su tiempo.

Nació en Inglaterra, caso con el nombre Sarah Cox. Fue amante, primero, y modelo, después, del poeta y pintor prerrafaelita Dante Gabriel Rossetti, quién la convirtió en una de las mujeres más bellamente retratadas de la historia, hecho que no impidió una caída igualmente espectacular.

Al parecer, Fanny Cornforth era una mujer capaz de provocar muchas sensaciones, excepto indiferencia. Si rostro era enigmático, algo introspectivo, su cabello era intensamente rubio; y su figura, contrariamente a la de otras supermodelos prerrafaelitas como Elizabeth Siddal o Jane Morris, era más bien voluptuoso, exhuberante.

Se cree que el nombre real de Fanny Cornforth era Sarah Cox, aunque nadie lo sabe con certeza. Los datos oficiales escasean. Sabemos que el apellido de su padrastro era Cornforth, y que en el censo realizado en la ciudad inglesa de Brighton en 1851 aparece bajo el oficio de sirvienta, tarea que luego realizaría para su mecenas, Dante Rossetti, luego de que su fama decayera dramáticamente.

Fanny Cornforth provenía de la clase trabajadora, y su educación era bastante escasa, por no decir deplorable. Sus modales, de hecho, causaron un gran impacto cuando sus pinturas comenzaron a circular entre el público.

Como supermodelo Fanny Cornforth fue una de las primeras mujeres voluptuosas en trascender el lienzo. Poco a poco su físico fue ganando peso, algo que no impidió que Dante Rossetti continuara pintándola obsesivamente, y tampoco que su apodo: mi querido elefante (My Dear Elephant) fuese tomado por ella como un síntoma de decadencia.

Fanny Cornforth conoció a Dante Rossetti en 1858. Se convirtió en su modelo y amante, mientras su esposa, Elizabeth Siddal, agonizaba por su afición al láudano. La mayoría de los biógrafos de Dante Rossetti sostienen que Elizabeth Siddal odiaba a Fanny Cornforth, otros, que ni siquiera estaba al tanto de su existencia, y mucho menos de que su esposo mantenía con ella una relación que trascendía lo meramente cordial.

Quizás para cuidar las apariencias, tres meses después de que Dante Rossetti se casara con Elizabeth Siddal, Fanny Cornforth contrajo matrimonio con un obrero llamado Timothy Hughes. Tras la muerte de Elizabeth Siddal en 1862, Fanny Cornforth se instaló en la mansión de Dante Rossetti como su ama de casa. El affair entre ambos se prolongó, con algunos baches y quiebres repentinos, hasta la muerte del poeta, quien además mantenía una tercera relación clandestina con Jane Morris, esposa del poeta William Morris.

La mayoría de los biógrafos coinciden en que Dante Rossetti estaba con Fanny Cornforth cuando Elizabeth Siddal, su esposa, decidió quitarse la vida.

Auge y caída de Fanny Cornforth (The Fall and Rise of Fanny Cornforth) es una de esas biografías, un libro maldito sobre esta mujer extraordinaria que encarnó el ideal de supermodelo prerrafaelita.

Auge y caída de Fanny Cornforth fue publicado en 2012 por Kirsty Stonell Walker. Allí baraja una hipótesis muy interesante: Fanny Cornforth fue, de hecho, una mujer que luchó contra el estilo y la moda victoriana, signada por prejuicios insensatos acerca de lo femenino.



Más libros prohibidos. I Poemas prerrafaelitas.


Más literatura gótica:
El artículo: Fanny Cornforth: auge y caída de una supermodelo prerrafaelita y el resumen del libro: Auge y caída de Fanny Cornforth (The Fall and Rise of Fanny Cornforth) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com