«La defensa de Ginebra»: William Morris y un poema del ciclo artúrico


«La defensa de Ginebra»: William Morris y un poema del ciclo artúrico.




La defensa de Ginebra (The Defence of Guinevere) es un poema del escritor inglés William Morris (1834-1896), publicado en la antología de 1858: La defensa de Ginebra y otros poemas (The Defence of Guinevere, and other Poems).

William Morris recupera un instante dramático del Ciclo Artúrico: una mujer, cuyo nombre no se menciona, se encuentra de pie frente a una cámara de nobles para ofrecer su testimonio. Podemos presumir que se trata de Ginebra (Guenevere), esposa del rey Arturo y amante clandestina de sir Lancelot.

Aquí, inesperadamente, William Morris reinterpreta el gran mito celta de Camelot, la Mesa Redonda y el Santo Grial, especulando que quizás Ginebra jamás traicionó la confianza del rey Arturo.

Ginebra relata la triste historia de su ruptura con Lancelot. La corte, los nobles que la rodean, nos hacen pensar que estamos en un juicio por adulterio. El caballero Gawain, heredero del Santo Grial, es quien ocupa el rol de fiscal.

A medida que transcurre este gran poema de William Morris, Ginebra describe vivamente no solo sus actos, sino sus emociones. Insiste en que las acusaciones de adulterio propuestas por Gawain son falsas, aunque ya al final podemos intuir que el título de la obra: La defensa de Ginebra, está relacionado con el regreso de Lancelot para resguardar el honor de su amada.



La defensa de Ginebra.
The Defense of Guenevere, William Morris (1834-1896)

Pero, sabiendo que querrían escucharla,
echó hacia atrás sus húmedos cabellos.

But, knowing now that they would have her speak,
She threw her wet hair backward from her brow.


La mano en su boca, rozando apenas su mejilla,
como si hubiera recibido allí un golpe vergonzoso.
Avergonzada de no sentir otra cosa que no fuera vergüenza
en su corazón, y sin embargo, sintiendo que sus mejillas ardían tanto.

Her hand close to her mouth touching her cheek,
As though had there a shameful blow.
And feeling it shameful to feel ought but shame
All through her heart, yet felt her cheeks burned so.


Que debía tocarlas; y como un rengo
se alejó de Gawain, con su cabeza
aún erguida; y en sus mejillas ardientes.

She must a little touch it; like one lame
She walked aeay from Gawaine, with her head
Still lifted up; and on her cheek of flame.


Las lágrimas se secaron pronto; finalmente se detuvo y dijo:
Oh, Caballeros y Señores, parece tal vez tonto
hablar de cosas conocidas hoy pasadas y muertas.

The tears dried quick; she stopped at last and said:
O Knights and Lords, it seems but little skill
To talk of well-known things past now and dead.


¡Dios, que puedo decir, he actuado mal,
y ruego a todos el perdón de corazón!
Ya que vosotros debéis tener razón, tan grandes Señores, así y todo...

¡God, wot I ought to say, I have done ill,
And pray you all forgiveness heartily!
Because you must be right such great Lords, still...


Oid, suponed que ha llegado la hora de vuestra muerte,
y estuvieráis muy solos y muy débiles;
y estaríais muriendo mientras...

Listen, suppose your time were come to die;
And you were quite alone and very weak;
Yea, laid a dying while very mightily...


El viento está agitando la alameda, está agitando
la corriente del río que atraviesa bien vuestras amplias tierras:
Imaginad que hubiera un silencio, y que entonces alguien hablaría.

The wind was ruffling up the narrow streak
Of river through your broad lands running well:
Suppose a hush should come, then some one speaks.


Una de las telas es el cielo, y la otra el infierno,
elige para siempre un color, cualquiera de los dos,
yo no te lo diré, tú de algún modo tienes que decirlo.

One of those cloths is heaven, and one is hell,
Now choose one cloth for ever, which they be,
I will not tell you, you must somehow tell.


¡Tú debes darte cuenta por tu propia fuerza y por tu propio poderío!
Sí, sí, mi señor, y al abrir los ojos,
al pie de tu cama familiar verías...

¡Of your own strength and mightiness, here, see!
Yea, yea, my lord, and you to open your eyes,
At foot of your familiar bed to see...


Un gran ángel de Dios de pie, y con tales matices,
desconocidos en la tierra, en sus grandes alas, y manos
extendidos en dos direcciones, y la luz de los cielos ulteriores.

A great God´s angel standing, with such dyes,
Not known on earth, on his great wings, and hands,
Held out two ways, light from the inner skies.


Mostrándolo bien, y haciendo que sus órdenes
parezcan además las órdenes de Dios,
sosteniendo con las manos las telas en dos varas;

Showing him well, and making his commands
Seem to be God´s commands, moreover, too,
Holding within his hands the cloths on wands;


Y una de esas extrañas telas era azul,
larga y ondulada, y la otra breve y roja;
ningún hombre podría decir cuál era la mejor de las dos.

And one of these strange choosing cloths was blue,
Wavy and long, and one cut short and red:
No man could tell the better of the two.


Luego de una trémula media hora dirías
¡Dios me salve! el color del cielo es azul. Y el ángel dice: Infierno.
Entonces tu te debatirías tal vez sobre tu lecho.

After a shiverin half hour you said,
¡God help! Heaven´s colour, the blue; and he said: Hell.
Perhaps you then would roll upon yuor bed.


Y dirías a todos los buenos hombres que te quisieron:
¡Ah Cristo! Si sólo hubiese sabido, sabido, sabido;
Lancelot se alejó, entonces pude entender,

And cry to all good men thet loved you well;
¡Ah, Crist! If only I had known, known, known;
Lancelot went away, then you would tell,


Como los más sabios de los hombres, como serían las cosas, y lamentar,
y revolcarme y lastimarme, y desear la muerte,
y temerle al mismo tiempo, por lo que habíamos sembrado.

Like wisest man how all things would be, moan,
And roll and hurt myself, and long to die,
And yet fear much to die for what we sown.


William Morris (1834-1896)


Por cuestiones de espacio sólo hemos compartido un fragmento de La defensa de Ginebra. El poema completo es muy extenso y su traducción al español supera largamente nuestras posibilidades.


Más poemas góticos. I Más poemas de William Morris.


Más poesía gótica:
El análisis, resumen y traducción al español del poema de William Morris: La defensa de Ginebra (The Defense of Guinevere) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Elian dijo...

Gran traducción, la disfute demasiado.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Artículo.
Relato de C.M. Kornbluth.
Artículo.

Artículo.
Relato de Charles R. Tanner.
Etimologías y curiosidades.