«La historia de Sigurd el Volsungo»: William Morris; poema y análisis


«La historia de Sigurd el Volsungo»: William Morris; poema y análisis.




La historia de Sigurd el Volsungo y la caída de los Nibelungos (The Story of Sigurd the Volsung and the Fall of the Niblungs) es un poema épico del escritor escocés William Morris (1834-1896), publicado en 1876.

El poema, inspirado en la Volsunga Saga y el Edda Mayor, relata la historia de uno de los héroes más importantes de los mitos nórdicos: Sigurd, hijo de Sigmund y esposo de Gudrún; en otras palabras, el equivalente al Sigfrid de Richard Wagner en: La canción de los Nibelungos (Nibelungenlied) y El anillo de los Nibelungos (Der Ring des Nibelungen).

William Morris no solo toma elementos prestados de la Völsungasaga, sino que los eleva a una categoría nunca antes vista a lo largo de cuatro libros formidables. El primero relata la dramática historia de Sigmund, y los restantes se ocupan de su hijo, Sigurd.

A continuación repasaremos La historia de Sigurd el Volsungo antes de pasar a un breve fragmento traducido por El Espejo Gótico.

Siggeir, rey de los godos, asesina a todos los hijos del rey del clan de los volsungos, salvo a Sigmund, poseedor de una fuerza sobrenatural. Tras muchas aventuras, Sigmund finalmente logra recuperar el gobierno de su reino, pero muere tras una mala decisión en batalla.

El verdadero protagonista del libro de William Morris es Sigurd, hijo de Sigmund y Hiordis, quien es criado por el astuto anciano Regin —en realidad, un Enano—. En una de sus pruebas, Sigurd visita al rey de los Elfos para pedirle ayuda. El Elfo le permite llevarse uno de sus magníficos caballos, y Sigurd elige a Grani, descendiente de Sleipnir, el caballo de Odín.

Regin urge a Sigurd para que ataque al dragón Fafnir, poseedor de un fabuloso tesoro que, además, está maldito. El dragón, en realidad, es el hermano de Regin, que desde hace siglos urde oscuras maquinaciones para recuperar el tesoro. Con los fragmentos de la espada rota de Odín, herencia de Sigmund, Regin forja a Gram (la Ira). Con esta poderosa arma Sigurd mata al dragón, bebe su sangre y devora su corazón.

La sangre del dragón, pero sobre todo un anillo mágico que encuentra entre el oro de la bestia, le otorgan a Sigurd poderes extraordinarios, como entender el lenguaje de los pájaros y leer el corazón de los hombres. Es así que comprende el oscuro plan de Regin, que desea matar al héroe y quedarse con el tesoro.

Las aventuras de Sigurd lo llevan a conocer a Brunilda, con quien contrae matrimonio, y juntos llegan al reino de los Nibelungos, donde su reina. Crimilda, emplea su magia para que el destino, vestido de traición, termine con las hazañas del héroe.

A continuación compartimos dos fragmentos de La historia de Sigurd el Volsungo: los cuales abren y cierran la historia con un amanecer y un atardecer respectivamente. Demasiado poco, me temo, para tamaña obra, pero creo que en cierta forma es suficiente para capturar la atmósfera épica de esta antigua saga.




La historia de Sigurd el Volsungo y la caída de los Nibelungos.
The Story of Sigurd the Volsung and the Fall of the Niblungs, William Morris (1834-1896)

En eso el sol ascendió y aligeró toda la tierra,
y la luz brilló hasta los cielos desde los bordes de la gloriosa circunferencia;
pero ellos se alzaron juntos, y con ambas palmas extendidas,
bañadas en la luz que regresa, ella gritó en voz alta y dijo:
¡Salve, oh, Día y tus Hijos, y tus parientes de las cosas de color!
¡Salve, oh, Noche que aguardas, y tu hija que lleva tus alas vacilantes!
Mira hacia abajo con ojos indómitos
y danos los corazones victoriosos, y el botín por la cual vivimos.
¡Salve, Señores del Hogar Divino, y ustedes, Reinas de la Casa de Oro!
¡Salve, tú, querida y próspera Tierra, y la riqueza de tus campos!
¡Danos, a tus nobles hijos, la gloria de la sabiduría y la palabra,
y los corazones y las manos que sanan, las bocas y las manos que enseñan!


But therewith the sun rose upward and lightened all the earth,
And the light flashed up to the heavens from the rims of the glorious girth;
But they twain arose together, and with both her palms outspread,
And bathed in the light returning, she cried aloud and said:
'All hail, O Day and thy Sons, and thy kin of the coloured things!
Hail, following Night, and thy Daughter that leadeth thy wavering wings!
Look down With unangry eyes on us today alive,
And give us the hearts victorious, and the gain for which we strive!
All hail, ye Lords of God-home, and ye Queens of the House of Gold!
Hail, thou dear Earth that bearest, and thou Wealth of field and fold!
Give us, your noble children, the glory of wisdom and speech,
And the hearts and the hands of healing, and the mouths and hands that teach!


Así el día envejeció sobre ellos y sobre el regocijo de su deseo,
y llegó la tarde y el crepúsculo, y débil creció el fuego en el ocaso,
y la muerte sin sombras del día fue dulce en la marea de oro;
pero las estrellas brillaron sobre el mundo, y el crepúsculo cambió y murió;
y si el primero de los hombres hubiese nacido en esa noche estrellada,
y no hubiese oído hablar jamás del sol, nunca habría deseado la luz:
pero la Tierra, en medio de su letargo, como la noche en que yacía,
anhelaba la fresca y abundante morada de las obras del Día.


So the day grew old about them and the joy of their desire,
And eve and the sunset came, and faint grew the sunset fire,
And the shadowless death of the day was sweet in the golden tide;
But the stars shone forth on the world, and the twilight changed and died;
And sure if the first of man-folk had been born to that starry night,
And had heard no tale of the sunrise, he had never longed for the light:
But Earth longed amidst her slumber, as 'neath the night she lay,
And fresh and all abundant abode the deeds of Day.


William Morris
(1834-1896)




Poemas góticos. I Poemas de William Morris.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de William Morris: La historia de Sigurd el Volsungo y la caída de los Nibelungos (The Story of Sigurd the Volsung and the Fall of the Niblungs), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

El misterio de las Criaturas sin Nombre.
Libros de Lois Bourne.
Novela de Gustav Meyrink.

Relato de Gerald Kersh.
Libros de Charles Leland.
Galería.