Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poemas de William Wordsworth.
Relato de Lord Dunsany.
Microficción.

Poema de John Keats.
Relato de Charles Nodier.
Poema de W.B. Yeats.


La maldición del fondo de pantalla del iPad


La maldición del fondo de pantalla del iPad.




Dejemos de lado las alocadas teorías conspirativas que giran alrededor de Apple, una de las empresas de tecnología más rentables y revolucionarias de la historia, las cuales afirman que está sostenida por el Nuevo Orden Mundial, para variar, Illuminatis, cuyo propósito es realizar un minucioso seguimiento y control de las personas que utilizan dispositivos tales como iPhones, iPads, e iMac.

También descartemos la idea de que el logo de Apple es un símbolo satánico, básicamente una referencia a la manzana que Eva compartió con Adán, y que acaso jamás existió, salvo como un error de traducción.

Concentremos nuestra atención en un misterio mucho más abordable: el fondo de pantalla maldito del iPad.

Además de ser uno de los dispositivos informáticos más vendidos de todos los tiempos, el iPad parece reservarse un oscuro secreto. La mayoría de sus usuarios está familiarizado con su fondo de pantalla clásico, realizado por Richard Misrach, y llamado “Lago Pirámide (de noche)”.


Si bien nada hace sospechar un trasfondo macabro en esta imagen de ese hermoso lago de Nevada, lo cierto es que se trata de un sitio maldito, si es que creemos que los actos más atroces del hombre son capaces de imprimirse a fuego y sangre sobre ciertos lugares.

El Lago Pirámide es uno de los lagos con mayor tasa de personas ahogadas por año, algo que difícilmente podríamos atribuírselo a una maldición, y sí en cambio a la negligencia de quienes deciden bañarse en sus aguas. Sin embargo, los pueblos originarios de la zona opinan distinto.

La leyenda relata que un joven aborígen se enamoró de una sirena que vivía en las costas de California. Orgulloso, resolvió llevarla hasta un lago cercano a su aldea para que toda la tribu se enterara de la hazaña. Desgraciadamente, los sabios ancianos rechazaron de plano esta relación, considerándola una verdadera abominación.

La sirena, visiblemente enfadada por ese desprecio, maldijo las aguas del Lado Pirámide.

Indicios de su rencor aparecieron poco tiempo después.

Cierto día, una enorme serpiente emergió de las aguas para devorar a un muchacho, arrastrándolo hacia las profundidades del lago.

Uno tras otro fueron desapareciendo todos los infantes de la aldea.

Los sabios ancianos, alarmados pero todavía desafiantes, convocaron a un hechicero para que expulsara a la sirena.

Ambos se enfrentaron en el sutil oficio de la magia. La sirena fue la vencedora, y el hechicero, herido en su orgullo, sugirió a los ancianos una contraofensiva devastadora. Para expulsar a la sirena, dijo, es necesario convocar al diablo y permitirle habitar esas aguas. De ese modo la sirena ya no reclamaría a ningún otro niño de la aldea.

El diablo pactó una tregua con la sirena, y desde entonces habita de tanto en tanto en las aguas del Lago Pirámide. Los niños dejaron de desaparecer, pero muy pronto el diablo solicitó un tributo igualmente horroroso: todos los años se le debían tributar las almas de todos los niños enfermos que nacieran en la aldea, los cuales eran arrojados de noche al lago.

Esa es la leyenda del Lado Pirámide, imagen que Apple utiliza por defecto como fondo de pantalla del iPad.

De hecho, no son pocos los reportes de usuarios que aseguran haber escuchado los gritos de los niños que fueron arrojados a las aguas como tributo del demonio, lo cual es menos una fantasía que una advertencia de aquellos sabios ancianos, quienes anualmente cantaban a comienzos de la primavera:

Si los escuchas tendrás mala suerte.
Si los ves estás muerto.



El primero en recopilar datos sobre la leyenda del fondo de pantalla maldito del iPad fue, justamente, uno de sus usuarios: Simon Robinson, de 37 años de edad, quien rastreó aquel macabro paisaje y la historia detrás de esa controvertida imagen.

Durante un viaje le mostró el fondo de pantalla a una miembro de los pueblos originarios de la zona, quien le habló de los "bebés del agua" y el espíritu de la sirena. El único dato novedoso que agregó fue que las voces terroríficas suelen emerger del lago especialmente en primavera, fecha que coincide tanto con los diabólicos tributos realizados hace cientos de años como con las misteriosas desapariciones de pescadores y turistas.

Desde luego que solo se trata de una leyenda, una tan absurda que frente a ella los usuarios de iPad solo pueden hacer una cosa sensata: cambiar el fondo de pantalla.




Leyendas urbanas. I Fenómenos paranormales.


Más literatura gótica:
El artículo: La maldición del fondo de pantalla del iPad fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com