Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poemas de William Wordsworth.
Relato de Lord Dunsany.
Microficción.

Poema de John Keats.
Relato de Charles Nodier.
Poema de W.B. Yeats.


¿Por qué las mujeres sufren por amor? (denunciando a Cupido)

Por qué las mujeres sufren por amor (denunciando a Cupido)


Durante la reunión se habló mucho y se dijo realmente poco, al menos hasta que la licenciada Safo propuso debatir acerca de la enigmática y controversial figura de Cupido, hijo de Afrodita, nada menos que la diosa del amor.

—A él, hermanas, podemos señalarlo como el culpable de todos los desarreglos sentimentales, de todas las penas de amor.

—Pero licenciada, Cupido es el dios del amor, ¿cómo podríamos culparlo de cualquier cosa que no sea favorecerlo?

—¿Usted ha visto alguna representación de Cupido? —preguntó la licenciada.

—Por supuesto.

—Descríbamelo.

—Bueno, en general aparece como un muchacho joven, un niño obeso, juguetón, armado con arco y flecha, sus armas, con las que enciende el deseo en los corazones.

—Usted lo ha dicho, hermana. El aspecto de Cupido representa claramente su espíritu siniestro.

—¿Siniestro? Yo diría que representa algún grado primordial de pureza.

—Una forma elegante de hablar de la estupidez.

—No entiendo como puede razonar de un modo tan cruel, licenciada Safo.

—Todo razonamiento es una forma de crueldad, por supuesto, inofensiva. Las mujeres sufren por amor a causa de Cupido, o mejor dicho, a causa de lo que Cupido o Eros representa.

—¿Todo por un niño regordete?

—No precisamente. Cupido no representa la inocencia, sino la inmadurez. Si nos propusiéramos forjar un mito propio, aquí y ahora, diríamos que las mujeres sufren por amor porque Cupido es un niño que las ha confundido con sus juguetes.



Crónicas de la licenciada Safo. I Feminología: la mujer en el mito.


Más literatura gótica:
El artículo: ¿Por qué las mujeres sufren por amor? fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Laura Lauman dijo...

Directo y certero. Aunque no lo había visto de esa manera, estas palabras me saben a verdad.