«Su voz»: Oscar Wilde; poema y análisis


«Su voz»: Oscar Wilde; poema y análisis.




Su voz (Her Voice) es un poema de amor del escritor irlandés Oscar Wilde (1854-1900), publicado en la antología de 1881: Poemas (Poems).

Su voz, uno de los mejores poemas de amor de Oscar Wilde, es la primera parte de una serie que culmina con Mi voz (My Voice), especie de diálogo entre el poeta y uno de los grandes amores de su vida: Florence Balcombe, quien anteriormente había abandonado a Oscar Wilde para contraer matrimonio con Bram Stoker, el autor de Drácula (Dracula).

A través de Su voz, Oscar Wildeaventura las palabras de una mujer que, tal vez, acaba de vivir un fracaso amoroso, mientras que Mi voz presenta la versión del poeta sobre los mismos hechos.

Los motivos de la ruptura son desconocidos; pero lo que sí sabemos es que para Oscar Wilde, las causas de un fracaso sentimental pueden provenir incluso del amor, y de lo pequeño que es este mundo para dos que se aman.



Su voz.
Her Voice, Oscar Wilde (1854-1900)

La intrépida abeja vaga de rama en rama,
Con su hirsuto abrigo y ligeras alas,
Ahora sobre el pétalo del lirio,
Ahora balanceándose en un jacinto,
En torno a él:
Estaba cerca el amor; y fue aquí, supongo,
Donde realicé mi voto.

Juré que dos almas deberían ser una,
Mientras las gaviotas amen el mar,
Mientras los girasoles amen el sol.
Será, dije, nuestra eternidad,
Tuya y mía.
Querida amiga, aquellos tiempos se han ido,
La red del Amor se ha cerrado.

Mira hacia arriba, donde los álamos
Danzan y danzan en el aire del estío,
Aquí en el valle, la brisa nunca
Agita los frutos, pero allí
Los grandes vientos soplan,
Y desde el susurro místico del mar
Arriban las olas que acarician la costa.

Mira hacia arriba, donde gritan las níveas gaviotas,
¿Qué pueden contemplar qué nosotros no vemos?
¿Acaso una estrella? ¿O quizás la lámpara que ruge
En algún lejano y perdido buque?
¡Ah, puede ser!
¡Hemos vivido en una tierra de sueños!
Y que triste parece.

Mi Vida, no queda nada por decir,
Salvo esto: el amor nunca se pierde,
El filo del invierno desgarra el pecho de mayo,
Y sus rosas carmesí brotan quebrando el hielo.
Los navíos de la tempestad
En alguna bahía encontrarán su muelle,
Así como nosotros deberíamos hacerlo.

Y no queda nada por hacer
Salvo besarnos una vez más, y partir.
No, no hay nada que debamos lamentar,
Yo tengo mi belleza, y tu el arte.
No, que nunca comience,
Un mundo no es suficiente
Para dos como tú y yo.


The wild bee reels from bough to bough
With his furry coat and his gauzy wing.
Now in a lily-cup, and now
Setting a jacinth bell a-swing,
In his wandering;
Sit closer love: it was here I trow
I made that vow,

Swore that two lives should be like one
As long as the sea-gull loved the sea,
As long as the sunflower sought the sun,—
It shall be, I said, for eternity
’Twixt you and me!
Dear friend, those times are over and done,
Love’s web is spun.

Look upward where the poplar trees
Sway and sway in the summer air,
Here in the valley never a breeze
Scatters the thistledown, but there
Great winds blow fair
From the mighty murmuring mystical seas,
And the wave-lashed leas.

Look upward where the white gull screams,
What does it see that we do not see?
Is that a star? or the lamp that gleams
On some outward voyaging argosy,—
Ah! can it be
We have lived our lives in a land of dreams!
How sad it seems.

Sweet, there is nothing left to say
But this, that love is never lost,
Keen winter stabs the breasts of May
Whose crimson roses burst his frost,
Ships tempest-tossed
Will find a harbour in some bay,
And so we may.

And there is nothing left to do
But to kiss once again, and part,
Nay, there is nothing we should rue,
I have my beauty,—you your Art,
Nay, do not start,
One world was not enough for two
Like me and you.


Oscar Wilde (1854-1900)




Más poemas góticos. I Poemas de Oscar Wilde.


Más literatura gótica:
El análisis, resumen y traducción al español del poema de Oscar Wilde: Su voz (Her Voice), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena introducción, y el final del poema es hermoso y emocionante.
Felicidades por exponer literatura tan bella y sentimental.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de W.B. Yeats.
Antología de Algernon Blackwood.
Relato de Ambrose Bierce.

Relato de H.P. Lovecraft.
Antología de Algernon Blackwood.
Obras completas de L.M. Alcott.