Síntomas mentales de la magia negra


Síntomas mentales de la magia negra.




En esta ocasión cambiaremos un poco las reglas del juego del Consultorio Paranormal de El Espejo Gótico. No se trata de un caso actual, sino de una experiencia vivida por un amigo cercano de este espacio hace más de una década.

Algunos antecedentes.

Muchas veces se habla de síntomas de un trabajo de magia negra (ver: Peligros de la magia negra), y acto seguido se enumeran una serie de cuestiones completamente banales, como fenómenos paranormales o hechos objetivos en los que se cree detectar cierta negatividad. Interesante, sin dudas, pero superfluo. En cambio, pocas veces se habla de los síntomas mentales que se producen como consecuencia de tales prácticas.

Nuestro amigo ha colaborado con El Espejo Gótico en varias ocasiones, sobre todo en el Diario de una Iniciada. Hace poco más de diez años empezó a experimentar distintos estados mentales como consecuencia, quizás, de la práctica del ocultismo y la magia negra. A pedido nuestro, comenzó a registrar esas experiencias, que a continuación compartimos, naturalmente, editando aquellos aspectos que podrían comprometer su identidad.

Nuestra propuesta, en aquel entonces, consistía en realizar un registro diario durante una semana, para evaluar esos oscuros estados mentales y emocionales. Este es el resultado.


***

LUNES:

No soy yo. No me siento yo. ¿Qué me sucede? Había experimentado este tipo de estados mentales, casi siempre como efecto rebote (ver: El efecto rebote en la magia) pero nunca con esta intensidad. ¿Perdí mi conciencia y mi ser?

Intentaré digavar lo menos posible: desperté con la mente en blanco. NO tengo emociones. Nada.

No experimento nada que pueda parecerse a un proceso de pensamiento normal. Estoy en blanco. ¿Conocés esa voz que suena dentro de tu cabeza? ¿Ese monólogo interno? Ya no lo escucho. Ya no me escucho. No pienso nada en absoluto, no siento NINGUNA ansiedad, y no puedo conectarme con nada ni con nadie.

No firmé nada. Ningún acuerdo. Bueno, sí firmé algo, en sueños. Alguien me alcanzaba un papel y lo firmé. ¿Qué significa eso? (Pactos con el diablo)


MARTES:

Algo se me pegó. Se siente como si llevara un peso adicional en la espalda (ver: Cómo y por qué algunas entidades se «pegan» a las personas)

Parece como si estuviera medio dormido, o en piloto automático todo el tiempo. Básicamente me siento estúpido. No tengo sentimientos de ansiedad, emociones o depresión, solo estoy en blanco. Realmente no puedo articular un solo pensamiento en mi cabeza.

Escribo esto, leo las palabras en el monitor, y no significan nada para mí. Nada en absoluto. Supongo que podría describirse como un bloqueo mental severo. Pero, ¿qué significa eso? Simplemente me siento... separado de la vida, como si literalmente no estuviera viviendo.

Conozco algunas de estas sensaciones, ya sabes. Practiqué la magia durante toda mi vida adulta, pero en general los síntomas son inversos. Podía sentirme hipervigilante, hiperactivo mentalmente (ver: Qué siente una persona poseída: síntomas de posesión). Ahora es todo lo contrario.


MIÉRCOLES:

¿A qué se parece esta ausencia de inteligencia emocional, social y afectiva? Porque no solo tengo la mente en blanco, como la pantalla de un cine donde no se proyecta ninguna imagen, sino que además he desarrollado una memoria a corto plazo prácticamente inexistente. Me siento con la capacidad intelectual de un pez en una pecera.

La vida ha perdido todo su color. No hablo de tristeza, sino de un estado llano, vacío como la nada.

También me siento muy cansado físicamente, TODO EL TIEMPO. Nada, ningún estímulo me emociona. Nada me activa. Nada me pone en marcha. Si me acuesto creo que podría dormir PARA SIEMPRE.


JUEVES:

No me siento como si estuviera en el mundo. No encuentro otra forma mejor de describirlo. No siento apego por la realidad. Todo parece inconexo a mi alrededor, como si mi consciencia hubiese dejado de integrar la realidad o de correlacionar sus contenidos. Soy una cáscara vacía.

Es como si no estuviera apegado a mi proceso de pensamiento. Es decir, puedo comprender que es de día (para dar un ejemplo chato), pero no puedo SENTIRLO, o mejor dicho, no puedo sincronizarme con la realidad, somo si estuviese fuera de ella en cierto modo.

No hay descanso realmente para esta sensación de entumecimiento. Todo es como una película, y nada importa. Nada me estimula, ni siquiera la lectura. No puedo reírme. Me siento atrapado, como si estuviera enterrado vivo.


VIERNES:

Podríamos decir que NO ESTOY, que no soy consciente de nada a mi alrededor, aunque pueda comprender perfectamente todo lo que me rodea. Siento que estoy en un mundo diferente, y que los días son siempre el mismo día.


SÁBADO:

Los síntomas empeoran. No tengo control sobre mi mente, y hago cosas estúpidas. ¿Qué tipo de cosas? No lo sé. Siento que hay alguien más aquí conmigo.

Hoy me obligué a ver una película, creyendo que estas cosas pueden reconectarte con la realidad. Sé que la ví, pero no recuerdo nada. Estoy completamente en blanco. Me siento inmaduro, como si fuera un niño.

Necesito ayuda. Estoy en una realidad diferente.


DOMINGO:

No hay yo.


LUNES:

Escuché un grito detrás mío, pero estoy en una realidad diferente. Miro fijamente un punto en la pared y no pienso en nada. Me pierdo ahí. Soy una pared que me mira. Estoy fuera de servicio.

Digo cosas malas al espejo, cosas terribles. Soy completamente malvado. No soy yo. ¿Soy mi verdadero yo? No tengo adónde ir.

Perdí el control. ¿Control? No es que me sienta vacío. Realmente no estoy.

***


Si bien hemos omitido buena parte de estos registros, principalmente aquellos que hacen a la intimidad de nuestro amigo, creo que reflejan bastante bien su estado mental por aquel entonces.

Pocos días después de este episodio comenzó a reconectarse nuevamente con la realidad. También hay que decir que la experiencia sirvió para que revalúe su aproximación a la magia negra.

No sé bien por qué me pareció relevante compartir la experiencia de mi amigo. En realidad, sé exactamente por qué, pero no viene al caso comentarlo aquí. Baste decir que recientemente escuché a una persona intentando darle ánimos a otra, quien sufre una depresión realmente profunda, como si salir de ese estado fuese una cuestión de fuerza de voluntad.

La gente piensa que la depresión es solo tristeza, pero puede ser un vacío sin emociones donde ni siquiera está presente la tristeza.




Consultorio paranormal. I Fenómenos paranormales.


Más literatura gótica:
El artículo: Síntomas de un trabajo de magia negra fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción o consultas escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Análisis de «Del más allá» de Lovecraft.
Relato de Bertram Russell.
Poema de Frank Belknap Long.

Relato de Algernon Blackwood.
Artículo.
Relato de Zenna Henderson.