«El legado perdido de Magdalena»: Margaret Starbird.


«El legado perdido de Magdalena»: Margaret Starbird.




El legado perdido de Magdalena: números simbólicos y la unión sagrada en el cristianismo (Magdalene's Lost Legacy: Symbolic Numbers and the Sacred Union in Christianity) es un libro de la erudita e investigadora Margaret Starbird —autora de: María Magdalena y el Santo Grial (Mary Magdalene and the Holy Grail) y La diosa en los evangelios (The Goddess in the Gospels)—, publicado en 2003.

El legado perdido de Magdalena de Margaret Starbird intenta decodificar los mensajes cifrados en la traducción griega del Nuevo Testamento, donde la presencia de los femenino resulta mucho más intensa. Esta herramienta de cifrado se conoce como gematría, un dispositivo literario que permite utilizar la numeración del alfabeto para ocultar frases que no necesariamente siguen la línea argumental del texto.

En este contexto, El legado perdido de Magdalena sostiene que la unión de Jesús con María Magdalena fue originalmente la piedra angular de las primeras comunidades cristianas.

El legado perdido de Magdalena de Margaret Starbird se propone demostrar que aquella unión representa el matrimonio sagrado que une los principios masculinos y femeninos dentro de todas las mitologías. Naturalmente, este concepto contradice el celibato y otras pruebas de ascetismo impuestas por la iglesia a sus sacerdotes.




El legado perdido de Magdalena: números simbólicos y la unión sagrada en el cristianismo.
Magdalene's Lost Legacy: Symbolic Numbers and the Sacred Union in Christianity, Margaret Starbird-

Material relacionado:




Libros de Margaret Starbird. I Mitos bíblicos.


El resumen y análisis del libro de Margaret Starbird: El legado perdido de Magdalena: números simbólicos y la unión sagrada en el cristianismo (Magdalene's Lost Legacy: Symbolic Numbers and the Sacred Union in Christianity) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno eso del celibato no siempre fue obligatorio. De hecho ni siquiera fue impuesto por Jesús o cualquiera de sus discípulos más cercanos. El celibato lo declaró un Papa, creo que en un concilio, (no recuerdo cual) bien avanzada la Edad Media.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Elizabeth Bowen.
Psicología.
Análisis de «Oscuridad» [Lord Byron]

Lovecraft y «la emoción más antigua de la humanidad».
Taller gótico.
Poema de Lord Byron.