Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poemas de William Wordsworth.
Relato de Lord Dunsany.
Microficción.

Poema de John Keats.
Relato de Charles Nodier.
Poema de W.B. Yeats.


7 trucos clásicos en las historias de amor


7 trucos clásicos en las historias de amor.




Cada género tiene sus secretos, sus texturas, sus frecuentaciones con una o varias posibilidades de la angustia del ser. No obstante, hay un subgénero que participa de casi todos los demás, a veces de manera excluyente y otras como un silencioso parásito.

Naturalmente, nos referimos a las historias de amor.

Las historias de amor tienen éxito desde los hombres y mujeres se reunieron alrededor del fuego para relatarse breves pero profundas epopeyas locales. No fallan, aún cuando se traten de pésimas historias de amor.

La razón de este alto grado de eficacia es fácil de comprender: la maquinaria del amor es algo que todos entendemos, en mayor o menor medida, y con la cual nos resulta muy fácil relacionarnos.

Desde los tiempos de la Antigua Grecia, e incluso más atrás, el hombre entendió que existen 7 elementos esenciales que participan de una buena historia de amor (y también de las pésimas), a veces de forma simultánea y otras de manera singular.

Con el correr de los siglos estos elementos se han ido transformando en trucos del oficio de contar historias, notablemente eficaces, por cierto, pero que puestos bajo la lupa son muy fáciles de reconocer.



7- Rivales:

No hay historia de amor que esté completa sin rivales que pongan en riesgo el final feliz.

El rival puede ser una circunstancia o un individuo real dentro de la historia. Lo importante, en todo caso, es que al menos uno de los dos personajes que participan de la historia de amor esté comprometido, siquiera de forma superficial, con el afecto de otra persona.


6- Tentaciones:

Los amores virtuosos que NUNCA caen en la tentación suelen ser un fracaso rotundo.

Lo prohibido debe actuar para desviar momentáneamente la atención de uno o los dos protagonistas. A veces la tentación es, justamente, el rival que mencionábamos anteriormente; pero otras es un deseo, subyacente pero fecundo, que obliga a los amantes a desviarse de su destino como pareja.


5- Incertidumbre:

La incertidumbre sobre la reciprocidad del amor es, quizá, un elemento que aparece en todas las historias de este tipo.

En general, esto se plantea al oscurecer los pensamientos o actos de uno de los personajes. El lector no sabe realmente qué piensa acerca de la relación, y por lo tanto se abre la funesta posibilidad de que el amor no llegue a buen puerto; lo cual rara vez ocurre.


4- Amar en vano:

Es altamente probable que el algún momento de la historia uno de los protagonistas sienta que ama en vano, es decir, que su amor no es correspondido.

Básicamente hablamos de la chica eternamente enamorada de un muchacho ocupado en otros menesteres, o del chico que se enamora de una mujer muy por encima de sus posibilidades reales.

A pesar de este amor en vano luego nos enteramos de que aquel personaje indiferente albergaba secretamente el mismo deseo.


3- Obstáculos:

Geográficos, económicos, sociales; en fin, las posibilidades de construir obstáculos para que los dos protagonistas no puedan concretar su amor (al menos hasta el final) son muchos.


2- Tensión:

A menudo esta tensión se ejerce entre el amor de los dos protagonistas y una circunstancia que opera a la inversa, es decir, que intenta separarlos.

Un padre autoritario que desaprueba la relación, un medio social que atenta contra ellos, una mentira (urdida maquiavélicamente por el rival), o un simple malentendido, son ejemplos de esa tensión que demora la confirmación del romance; o al menos lo quiebra momentáneamente.


1- Fuerza:

Detrás de todos estos matices, las historias de amor sugieren en todo momento que el poder o la fuerza del amor están más allá de las posibilidades del mal.

No importa realmente si la relación se concreta al final, el amor siempre triunfa, de una manera u otra.

La fuerza se manifiesta casi siempre al principio, donde uno o los dos protagonistas se sienten arrebatados por su poder, y a veces arrastrados fuera de su medio natural o lugar de comodidad. Retorna al final, ya bajo la máscara de lo inevitable.




El lado oscuro del amor. I Taller de literatura.


Más literatura gótica:
El artículo: 7 trucos clásicos en las historias de amor fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com