Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poemas de William Wordsworth.
Relato de Lord Dunsany.
Microficción.

Poema de John Keats.
Relato de Charles Nodier.
Poema de W.B. Yeats.


Selfie desde el más allá: cuando los muertos se toman fotografías


Selfie desde el más allá: cuando los muertos se toman fotografías.




Cada vez son más los fenómenos paranormales relacionados con las nuevas tecnologías.

Si bien los fantasmas no son reacios a emplearla —pensemos por ejemplo en las psicofonías y psicoimágenes— hasta ahora no se había conocido ningún caso de selfies sobrenaturales; al menos no del calibre de esta absurda historia acerca de una selfie enviada desde el más allá.

Todos hemos vistos supuestas fotografías de fantasmas en internet; y si bien la mayoría de ellas conforman un tipo de fraude más o menos logrado, la fascinación por este tipo de imágenes no ha sufrido alteraciones.

Y justo cuando creíamos que lo habíamos visto todo acerca de los fantasmas, incluidos los fraudes más burdos, aparece una nueva tendencia entre las fotografías paranormales: las selfies fantasmales.

No hablamos aquí de una selfie en la que aparece un fantasma, sino de una selfie tomada por un fantasma.

El caso nos obliga a viajar a Scurtesti, Rumanía, localidad en la que Gina Mihai, de 34 años, está convencida de haber recibido una selfie de su abuela muerta (imagen arriba).

Si ya resulta sospechoso que una octogenaria rumana casi analfabeta utilice un teléfono celular con semejante destreza, qué decir de su fantasma.

La selfie fue supuestamente enviada durante la celebración anual de los difuntos, fecha rigurosa en Rumania, donde los deudos visitan los cementerios y dejan comida y bebida en las tumbas. En este caso, fue la selfie fantasmal la que obligó a esta descuidada nieta a retomar los ritos tradicionales, que desde hacía 3 años no cumplía.

Lo extraño es que, a partir de esa selfie fantasmal, la aldea de Scurtesti sufrió una especie de frenesí devocional. Grupos de oradores se alternan en la iglesia para rezar por el alma de la fotogénica anciana muerta, mientras que el párroco local instauró un severo régimen de ofrendas alimenticias durante 40 días consecutivos.

Este caso nos lleva a preguntarnos por qué los fantasmas necesitarían de la tecnología para comunicarse con nosotros.

¿Qué ha ocurrido con las clásicas apariciones, los aullidos, el sonido de cadenas que se arrastran, el sudor frío que precede al fenómeno sobrenatural?

Una mirada existencialista sugiere que los muertos no necesitan de la tecnología para ponerse en contacto con los vivos. Otros, sin embargo, suponen que todo fantasma necesita un vehículo para manifestarse, una plataforma actualizada, si se quiere, que paulatinamente fue reemplazando a la Ouija, el Juego de la copa, las mesas paralantes, e incluso a los médiums.

La nostalgia, sobre todo, nos conduce al anhelo por esos viejos métodos en desuso; en especial para evitar incómodas situaciones como esta:





Fenómenos paranormales. I Leyendas urbanas.


Más literatura gótica:
El artículo: Selfie desde el más allá: cuando los muertos se toman fotografías fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Que hay acerca del fantasma de las redes?