Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Edgar Allan Poe.
Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.

Poema de Robert Browning.
Relato de W.H. Hodgson.
Poema de John Keats.


El vampiro del cementerio de Highgate

El vampiro del cementerio de Highgate.



El Vampiro del cementerio Highgate, o el Vampiro de Highgate (Highgate Vampire), como lo llama la leyenda, se ha convertido en una verdadera celebridad entre los cazadores de vampiros.

El cementerio de Highgate está ubicado en Londres. Es un sitio de arquitecturas sobrecargadas, esculturas voluptuosas y una intensa atmósfera gótica. Allí, afirman los creyentes, acecha un misterioso vampiro desde 1970.

La reputación del Vampiro de Highgate ha sido fundamentada por numerosos reportes. De hecho, muchos eruditos han aprovechado el caso para estudiar la construcción de las leyendas, su desarrollo y orígenes.

Las primeras historias del Vampiro de Highgate datan de 1970. Un grupo de jóvenes adeptos al ocultismo afirmaron haber visto una silueta nebulosa flotando entre tumbas. David Farrant, uno de los más interesados en el asunto, pasó la noche del 24 de diciembre de 1970 dentro del cementerio de Highgate y declaró que no sólo vio al hematófago en cuestión, sino que pudo determinar que efectivamente se trataba de un vampiro real.

Desde entonces el cementerio de Highgate se vio asediado por curiosos de todo el mundo. Algunos hicieron circular panfletos que mencionaban a cierto rey de los vampiros, un noble y ocultista del siglo XVIII —cuyo nombre no revelaron—, quien fue enterrado allí siguiendo las más estrictas arquitecturas de lo paranormal, creando un mausoleo con entradas secretas, extrañas formaciones piramidales y simetrías desconcertantes.

La popularidad de este Rey de los Vampiros —llamado a veces El Rey Vampiro de Valaquia (King Vampire from Wallachia)— tomó por asalto los titulares de los periódicos londinenses. Muy pronto se elaboraron toda clase de hipótesis para justificar su existencia y estadía en el cementerio; incluso circula por allí una biografía apócrifa de este supuesto rey caído en desgracia.

El viernes 13 de marzo de 1971 comenzó la denominada Caza del vampiro de Highgate, que se prolongó durante tres días y tres noches.

Los resultados no fueron concluyentes. 

Algunos sostienen haber encontrado la raíz de la historia del Vampiro de Highgate y otros, más escépticos, afirman que todo el asunto fue un fraude. 

Una minoría, sin embargo, añadió la aparición de una vampiresa de larga y exuberante cabellera roja, rasgo capilar que analizaremos más adelante.

Tiempo después de aquella cacería infructuosa se publicó una curiosa historia sobre una mujer muerta en Europa Oriental, quien habría sido trasladada a Inglaterra en un sarcófago especialmente diseñado para conservar su cuerpo de la descomposición. 

Una vez allí, siguiendo ciertos rituales que no mencionaremos, su amante logró que la mujer regresar a la vida, o a una no muerte, durante ciertas noches fatídicas del año.

Ya desaparecido el interés inicial el Vampiro de Highgate fue cayendo en un piadoso olvido.

Las autoridades siguieron recibiendo denuncias de actos de vandalismo y brujería, pero sin la periodicidad de antes. David Farrant fue encarcelado por profanar diversas tumbas y por conservar extremidades y dientes de algunos difuntos, cargos de los que se declaró inocente, salvo de haber perforado con una estaca el pecho de una anciana ya fallecida, a quien le otorgaba el dudoso honor de ser un vampiro de menor rango dentro del cementerio.

Tras estudiar una lista de posibles candidatos para ser el Vampiro del cementerio de Highgate, encontramos que en el sector oeste de la necrópolis, conocido como Cementerio Gótico, se encuentra la tumba de Elizabeth Siddal, amante del poeta Dante Rossetti, quien se suicidó bebiendo una dosis letal de láudano.

Su cuerpo, según narra la leyenda, fue inhumado con un manuscrito inédito del propio Dante Rossetti, tal vez para aplacar la culpa atroz que sentía por el suicidio de su mujer.

Esta elección no es caprichosa. 

Elizabeth Siddal poseía una larga cabellera rojiza y un andar etéreo que la coloca como una de las grandes candidatas a representar las visiones del Vampiro de Highgate.

Otro dato curioso asocia al Vampiro del cementerio de Highgate con la novela clásica de vampiros de Bram Stoker: Drácula (Dracula)

Si bien no se lo menciona explícitamente, las referencias que ofrece Bram Stoker para la tumba de Lucy Westenra, aquella pelirroja amiga de Mina y una de las primeras víctimas londinenses de Drácula, es justamente en el Cementerio de Highgate.





Más literatura gótica:
El artículo: El vampiro del cementerio de Highgate fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com