Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Edgar Allan Poe.
Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.

Poema de Robert Browning.
Relato de W.H. Hodgson.
Poema de John Keats.


El arte de ser gótico: los secretos mágicos de una cultura

El arte de ser gótico: el costado mágico de la cultura oscura (Goth Craft: The Magickal Side of Dark Culture) es un libro del ocultista e investigador paranormal Raven Digitalis —autor de: Hechizos y rituales planetarios (Planetary Spells and Rituals), La magia de las sombras: explorando los aspectos oscuros de la magia y la espiritualidad (Shadow Magick Compendium: Exploring Darker Aspects of Magickal Spirituality)—, publicado en 2007.

El arte de ser gótico es una especie de guía esotérica de la identidad cultural (o tribal) de los góticos, es decir, un repaso por el costado mágico de la subcultura gótica, que combina elementos provenientes tanto de la literatura como del paganismo.

Para alcanzar este objetivo ambicioso el libro se propone examinar de cerca las características estéticas de los llamados góticos. La ropa, el peinado, el maquillaje, e incluso la música parecen alinearse con las vibraciones de algún tipo de ritual, cuyas características pueden rastrearse en la vasta historia del paganismo.





El arte de ser gótico: el costado mágico de la cultura oscura.
Goth Craft: The Magickal Side of Dark Culture.
Material relacionado:


Más libros prohibidos. I Relatos góticos.


Más literatura gótica:
El resumen del libro: El arte de ser gótico: el costado mágico de la cultura oscura (Goth Craft: The Magickal Side of Dark Culture) fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Laura Lauman dijo...

¿Y sólo del paganismo proviene el gótico? ¿Acaso no ha evolucionado con el tiempo, adquiriendo elementos de otras esferas, tanto terrenales como de otras clases, y modificándolas a su vez?

He visto diversas corrientes del esta estética, y a diversas personas que la utilizan. Lamentablemente, poca información me han dado, más allá de la estética. Es una pena que no pueda opinar con mayor profundidad, peor al menos ahora tengo otra pista para poder entender su filosofía y orígenes.