Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Samuel Coleridge.
Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.

Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.


La línea de sangre de Jesús

La línea de sangre de Jesús.


La línea de sangre de Jesús (Jesus bloodline) pretende detallar la secuencia de descendientes directos de Jesús y María Magdalena.

En los últimos años esta teoría ganó muchos adeptos gracias a la novela de Dan Brown: El código Da Vinci (The Da Vinci Code); no obstante, su historia es mucho más antigua. En la segunda mitad del siglo XX aparecieron numerosos informes sobre la posiblidad de que Jesús haya dejado descendencia a cargo de autores e investigadores de prestigio cuestionable.

Históricamente hablando existen pocas evidencias que sostengan esta hipótesis. Una de ellas es una antigua tumba hallada en Jerusalem en 1980, en cuyo interior se encontró un papiro que anuncia el nacimiento del primer hijo de Jesús y María Magdalena, llamado Judah.

Repasemos brevemente el inicio de esta leyenda.

En el siglo XIII Pedro de Vaux de Cernay, un monje cisterciense, propulsó la creencia cátara, es decir, blasfema, de que Jesús había contraido matrimonio con María Magdalena y que juntos habían procreado a una niña llamada Sara

Esta idea no era novedosa. Ya el filósofo griego Celso había denunciado en el siglo II a los primeros cristianos por seguir un supuesto dogma polígamo de Jesús, quien habría mantenido relaciones con una concubina llamada Elizabeth además de la conocida María Magdalena. La denuncia es claramente falsa, y hasta se sospecha que Celso realmente la haya formulado. Sin embargo, el texto fue recogido por los líderes mormones Jedediah M. Grant y Orson Hyde para justificar sus tendencias pluriamatorias.

En 1886 el político socialista e investigador francés Louis Martin publicó una obra incendiaria: Los evangelios sin Dios (Les Evangiles sans Dieu) donde describe al Jesús histórico no como un hombre de fe, sino como un ateo revolucionario que, tras el fraude de la crucifixión, huyó a Francia con María Magdalena y su pequeño hijo.

Pero el verdadero interés por la Línea de sangre de Jesús comenzó en 1973 con el libro de Donovan Joyce: El rollo de Jesús (The Jesus Scroll). Allí se informa que Jesús se casó con María Magdalena y que juntos huyeron hacia Oriente. Esta hipótesis fue recogida rápidamente por Andreas Faber-Kaiser en su obra: Jesús murió en Cachemira (Jesus died in Kashmir, 1977), donde estudia la posibilidad de que Jesús haya viajado a la India en ese período incierto antes del regreso a Jerusalem, donde también habría dejado descendencia.

Andreas Faber-Kaiser propone además que la Línea de sangre de Jesús todavía existe. Su libro incluye una brevísima entrevista con un tal Basharat Saleem, que se autoproclama el último descendiente vivo de Jesús. 

Si bien estas teorías fueron muy populares faltaba un ingrediente escencial: vincular la Línea de sangre de Jesús con algún elemento impactante. A propósito de esto aparecieron Michael Baigent, Richard Leigh y Henry Lincoln; autores de La sangre sagrada y el Santo Grial (The Holy Blood and the Holy Grail), quienes desarrollaron y popularizaron la teoria de que los descendientes de Jesús y María Magdalena dieron comienzo al linaje de los reyes Merovingios, que gobernaron en lo que actualmente conocemos como Francia durante 300 años. Adicionalmente, el libro moldea la conjetura de que el Santo Grial no era de hecho una copa, sino el vientre fecundo de María Magdalena.

La teoría de que los reyes merovingios descendían directamente de Jesús cobró varios adeptos, en especial debido a la oscuridad histórica que rodea a estos reyes francos, derrocados por insospechadas fuerzas asociadas al cristianismo. En 1992 Barbara Thiering ofreció la primera Línea de sangre de Jesús más o menos lógica en su libro: Jesús y el acertijo de los rollos del Mar Muerto (Riddle of the Dead Sea Scrolls: Unlocking the Secrets of His Life Story).

Hasta aquí, la descendencia de Jesús era bastante clara: los reyes merovingios, pero sus orígenes no lo eran. ¿Quién dio comienzo a este linaje real? Un ensayo de respuesta llegó con la obra de Margaret Starbird: La mujer del jarro de alabastro: María Magdalena y el Santo Grial (The Woman with the Alabaster Jar: Mary Magdalen and the Holy Grail). Allí se dice que Jesús y María Magdalena tuvieron a una niña a la que bautizaron Sarah, que en hebreo significa "princesa".

A partir de aquí se sucede una verdadera catarata de libelos y supuestos informes acerca de los descendientes de Jesús que devalúan el mito original y lo convierten en un vasto repertorio de incongruencias.

Entre ellos cabe destacar: La línea de sangre del Santo Grial: el linaje secreto de Jesús revelado (Bloodline of the Holy Grail: The Hidden Lineage of Jesus Revealed, Laurence Gardner), donde se ofrece una especie de pedigree sagrado que incluye a las grandes noblezas europeas; Génesis de los reyes del Grial (Genesis of the Grail Kings), también de Laurence Gardner, donde se especula escandalosamente acerca de los vínculos genéticos de Jesús con Adán, el primer humano mítico, y la relación de éste con criaturas reptilianas conocidas como Annunakis; Rey Dios: el misterio de Rennes-Le-Chateau y la dinastía de Jesús (Rex Deus: The True Mystery of Rennes-Le-Chateau and the Dynasty of Jesus, Marylin Hopkins, Graham Simmans y Tim Wallace-Murphy), donde se ofrece el testimonio de Michael Monkton, quien reclama ser el último descendiente de  Hugues de Payens, fundador de la Orden de los Templarios. Allí se sostiene que el linaje de Jesús continuó a través de una dinastía de sacerdotes del Templo de Jerusalem conocidos como Rex Deus; La tumba familiar de Jesús (The Jesus Family Tomb); Las dos Marías (The Two Marys), escrito por la médium Sylvia Browne, que incluso asegura estar en contacto con descendientes reales de Jesús...

La lista de desarreglos e inexactitudes podría prolongarse indefinidamente.



Más libros prohibidos. I Mitos bíblicos: mitología de la Biblia.


Más mitología:
El artículo: La línea de sangre de Jesús fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Seguro, a Aelfwine le encantaría leer otra campana, acaso apócrifa, pero ciertamente eclesiástica. Me refiero a los escritos de Ana Catalina Emmerick.

En ellos se detallan tanto el inicio del mundo, como la vida de María y de Jesús. Hay varias curiosidades en torno a estos libros de origen sobrenatural -puesto que la base de lo escrito son las visiones de Ana Catalina-. La primera es que la riqueza de sus descripciones permitieron encontrar la casa de María en Efeso. La otra es la detallada pasión de Jesús. Tambien se cuenta el orígen del cáliz, que por cierto es de hecho una reliquia; e incluso se digna a relatar la caída de los ángeles, y también el la caída de la humanidad.

Sobre la opinión del vaticano respecto de estos libros, como siempre que se trata de revelaciones privadas que no tengan un claro sentido antidoctrinario, es que no las apoya ni divulga, pero tampoco las desaprueba.

Yo igual, queda en nosotros decidir si creemos en algo, o no. Pero es una campana absolutamente digna e interesante de escuchar.

Sebastián Beringheli dijo...

Un aporte muy interesante. Desconocía por completo la historia, pero por lo que mencionas vale la pena descubrirla. Ya sabes que por aquí lo apócrifo no deja de tener relevancia. Saludos!

antonio almendarez dijo...

en verdad que anda mal la ciencia, quiere pasar por encima de nuestro señor jesucristo, el decir que jesus tuvo otra familia con maria magdalena, pobre de las personas que creen en estas cosas, jesus es hijo de dios del ser supremo de todo el universo,

Anónimo dijo...

La fe nos hace creer lo que queremos creer...