Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poemas de William Wordsworth.
Relato de Lord Dunsany.
Microficción.

Poema de John Keats.
Relato de Charles Nodier.
Poema de W.B. Yeats.


Mizora: Mary E. Bradley Lane

Mizora: una profecía (Mizora: A Prophecy) es una novela utópica de la escritora norteamericana Mary E. Bradley Lane, publicada serialmente en el periódico Cincinnati Comercial entre 1880 y 1881.

Mizora nos ofrece la primera visión literaria de una sociedad femenina autosuficiente, y acaso la primera utopía tecnológica exclusivamente femenina en ser escrita por una mujer.

Si bien la idea de una sociedad compuesta únicamente por mujeres se remonta al mito griego de las Amazonas, y aún más atrás; en ningún caso esas sociedades habían logrado prescindir del hombre, ya sea como esclavo o como miembro necesario para la procreación. En Mizora se aventura una hipótesis que desplaza al hombre incluso como parte necesaria en el proceso de reproducción. En el mundo de Mizora existe una especie de partogénesis, es decir, una reproducción asexuada.

Como sucede con muchas utopías, a menudo su naturaleza se invierte, y lo que originalmente se pronosticaba como bueno y noble se transforma irremediablemente. Las mujeres de Mizora, descendientes de las primera mujeres en ser realmente libres, se alienan en su aislamiento de género. Practican una especie de eugenesia por la cual se descartan a todas las mujeres que no tengan el cabello perfectamente rubio. Cualquiera que manifieste los primeros síntomas de un oscurecimiento de la piel es exiliada de ciudad.

La historia de Mizora sostiene que en algún momento del siglo XX las mujeres tomaron el poder y eliminaron a todos los hombres, aún a sus esposos, padres e hijos, en una conspiración que parece tener alguna similitud con el viernes 13 de los templarios. En la novela los hombres no son odiados, sino que han sido olvidados casi por completo.

Entre otros hallazgos futuristas, Mizora anuncia la existencia de artilugios llamados videófonos (videophones) y aparatos capaces de cargar eléctricamente las moléculas del aire, prescindiendo así de cables en el transporte eléctrico, algo con lo que NiKola Testa habría estado de acuerdo. En Mizora tampoco existe el concepto de animal doméstico. Todos los animales son libres y ni siquiera se practica la ganadería. Al parecer, las científicas de Mizora lograron crear productos químicos con todas los beneficios de la carne, e incluso con su sabor. Para algunos Mizora pronostica algunas cuestiones relacionadas con la teoría de la Tierra Hueca (Hollow Earth).

Vale destacar que Mizora tiene un doble valor. El primero, y más evidente, está en si mismo, en su historia y tratamiento. El segundo, la influencia que tuvo sobre obras de mayor envergadura, como la saga de Herland (Herland), de Charlotte Perkins Gilman; Nueva Amazonia (New Amazonia), de Elizabeth Burgoyne Corbett; entre otros grandes aportes al feminismo utópico.



Más novelas utópicas. I Novelas de terror.


Más literatura gótica:
El resumen de la novela de Mary E. Bradley Lane: Mizora: una profecía (Mizora: A Prophecy) fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com