Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Extraño libro victoriano.
Novela de H.P. Lovecraft.
Relatos alemanes.

Poema de Rainer Maria Rilke.
Relato de E.T.A. Hoffmann.
Novela de Jane Austen.


«A la memoria»: Mary Elizabeth Coleridge; poema y análisis


«A la memoria»: Mary Elizabeth Coleridge; poema y análisis.




A la memoria (To Memory) es un poema de amor de la escritora inglesa Mary Elizabeth Coleridge (1861-1907), publicado de manera póstuma en la antología de 1908: Poemas de Mary E. Coleridge (Poems by Mary E. Coleridge).

A la memoria es un poema cargado de nostalgia, de melancolía, donde incluso el recuerdo de los instantes felices se convierten en una perpetua tortura, en un recordatorio imborrable de lo que hemos perdido.



A la memoria.
To Memory, Mary Elizabeth Coleridge (1861-1907)

Extraño Poder, quién eres yo no lo sé,
asesino o doncella de mi fe.
Sólo sé que prefiero el castigo
del más implacable enemigo,
que vivir —como ahora vivo—
Mutilada día a día por ti.

Sin embargo, cuando sea yo quien someta
tus burlas caerán en la vana pretención,
murmurando en mi oído una canción
Una vez amada, largo tiempo olvidada;
y sobre mi frente sentiré aquel beso
que me hará desear morir antes que perderlo.


Strange Power, I know not what thou art,
Murderer or mistress of my heart.
I know I'd rather meet the blow
Of my most unrelenting foe
Than live---as now I live---to be
Slain twenty times a day by thee.

Yet, when I would command thee hence,
Thou mockest at the vain pretence,
Murmuring in mine ear a song
Once loved, alas! forgotten long;
And on my brow I feel a kiss
That I would rather die than miss.


Mary Elizabeth Coleridge (1861-1907)




Poemas góticos. I Poemas de Mary Elizabeth Coleridge.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de Mary Elizabeth Coleridge: A la memoria (To Memory), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Después de atravesar a diario, los inmensos océanos de la miseria humana, vuestra pagina es sin lugar a dudas una caricia para la mente y el corazón. Simplemente....¡Gracias!