«Sonetos de amor»: William Shakespeare; poemas y análisis


«Sonetos de amor»: William Shakespeare; poemas y análisis.




Los Sonetos de amor de William Shakespeare (Love Sonnets of William Shakespeare) son un conjunto de 154 poemas de amor que siguen la estructura del soneto inglés, dedicados principalmente al amor, pero también a la filosofía y la política.

Los Sonetos de amor de William Shakespeare probablemente fueron escritos a lo largo de muchos años, menos como una obra inmediata que como recopilación de poemas a amor dispersos en la obra de William Shakespeare.

Los primeros Sonetos de amor de William Shakespeare fueron publicados en 1599, y se debió esperar al menos diez años para que la segunda serie salga a la luz.

Pero el misterio de los Sonetos de amor de William Shakespeare excede su publicación. De hecho, las condiciones en las que fueron editados son todavía un enigma; y hasta la dedicatoria que encabeza la primera serie de sonetos de amor, a un tal "Señor W.H." (Mr. W.H.), no tiene un sospechoso claro, aunque para muchos podría tratarse de Thomas Thorpe.

Más allá de estas anomalías, los Sonetos de amor de William Shakespeare incentivan el costado menos dramático de este clásico de la literatura inglesa, aunque el debate sobre su autoría continúe vigente entre los eruditos.

En definitiva, importa menos el quién que el por qué, al menos para el voraz Tiempo todo lo devora, que todo lo consume en su avance contra la Belleza. Afortunadamente, algunos guerreros valientes aún desafían su poder, entre ellos, el misterioso William Shakespeare.



Sonetos de amor de William Shakespeare (soneto 19)
Love Sonnets, William Shakespeare.

Roe las garras del león, Tiempo devorador,
y haz que la tierra se nutra de tu progenie amada;
arranca del tigre feroz los afilados dientes,
y quema en su propia sangre al fénix inmortal;
alegra y entristece las estaciones en tu huida;
haz todo lo que quieras, Tiempo de aéreos pies,
con el vasto mundo y sus efímeras dulzuras;
tan sólo un crimen te prohíbo, el más odioso:
¡Oh, nunca recorras el hermoso rostro de mi amor,
ni con tu antigua pluma traces tus líneas sobre su frente!
Sigue tu curso, y déjalo inmaculado,
como ejemplo de belleza para los hombres que vendrán.
Y sin embargo, vetusto Tiempo,
aunque ejercieras sobre él todas tus crueldades,
mi amor viviría siempre joven en mis versos.


Devouring Time, blunt thou the lion's paws,
And make the earth devour her own sweet brood;
Pluck the keen teeth from the fierce tiger's jaws,
And burn the long-lived phoenix in her blood;
Make glad and sorry seasons as thou fleet'st,
And do whate'er thou wilt, swift-footed Time,
To the wide world and all her fading sweets;
But I forbid thee one most heinous crime:
O, carve not with thy hours my love's fair brow,
Nor draw no lines there with thine antique pen;
Him in thy course untainted do allow
For beauty's pattern to succeeding men.
Yet, do thy worst, old Time: despite thy wrong,
My love shall in my verse ever live young.


William Shakespeare.




Más poemas góticos. I Sonetos de William Shakespeare.


Más literatura gótica:
El análisis y resumen de los Sonetos de amor de William Shakespeare fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a: elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Damon Knight.
Relatos de Henry Kuttner.
Artículo.

Poema de John Barlas.
Libros de Alice Bailey.
Relato de Rudyard Kipling.