Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Edgar Allan Poe.
Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.

Poema de Robert Browning.
Relato de W.H. Hodgson.
Poema de John Keats.


2 cosas que nadie entendió sobre Romeo y Julieta


2 cosas que nadie entendió sobre Rometo y Julieta.




Romeo y Julieta (Romeo and Juliet), de William Shakespeare, es una obra clásica que no parece necesitar explicaciones. Su trama, de hecho, es bastante clara: dos jóvenes que se enamoran y deben luchar contra distintos conflictos familiares que les impiden estar juntos.

Sin embargo, Romeo y Julieta esconde algunos secretos que, debido al progresivo cambio de sentido de algunas palabras, transforman esta mágica historia de amor en algo más.

El primer dato interesante surge del período en el que William Shakespeare compuso Romeo y Julieta, en 1593. El poeta venía de terminar su Venus y Adonis (Venus and Adonis), junto con sus ciento cincuenta sonetos de amor, que literalmente lo devastaron física y emocionalmente.

Tal vez por eso la historia de amor entre Romeo y Julieta es apenas un marco, un hilo conductor, para una larga sucesión de sonetos disimulados en los diálogos.

Ya al comienzo, William Shakespeare define a esta joven pareja como Star-Crossed Lovers, que durante mucho tiempo se tradujo de forma ambigua, sugiriendo que ambos estaban destinados a estar juntos.

En cierta forma, esto es rigurosamente cierto, solo que Star-Crossed no significa "destinados" sino "condenados"; es decir, fatalmente destinados a morir ya que las estrellas (Stars) se han "cruzado" (Crossed) sobre ellos.

Pero quizás la mayor y más inexplicable malinterpretación de Romeo y Julieta se produce en uno de sus diálogos más conocidos, cuando Julieta pregunta:

—¿Dónde estás, Romeo?

¿Acaso Julieta está ciega?

¿Ha perdido súbitamente la razón?

¡Romeo está de pie frente a ella, a plena luz, sin disfraces ni sombras que disimulen su rostro!

¿Qué diablos, entonces, está preguntando Julieta?

En el original, Julieta pregunta: “Wherefore art thou, Romeo?”, que desde siempre se tradujo como "¿Dónde estás, Romeo?". Sin embargo, en la época de William Shakespeare la palabra “wherefore” se empleaba como alternativa para el “why”; de modo que lo que Julieta realmente está preguntando es:

—¿Por qué eres tu, Romeo?

Este detalle, por cierto, genial, ya que no habla de resignación sino de cierto conflicto de los personajes contra su destino, se relaciona con la identidad de Romeo como miembro de una familia rival a la de Julieta.

En otras palabras, lo que Julieta desliza hábilmente en esa pregunta retórica es: por qué demonios me habré enamorado justo de ti.




El lado oscuro del amor. I Autores con historia.


Más literatura gótica:
El artículo: Dos cosas que nadie entendió sobre Romeo y Julieta fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

2 comentarios:

MSG dijo...

Me parece que va mas de acuerdo a toda la trama de la historia. El típico cliché rosa de Donde estas Romeo, lo convierte en una historia cursi.
Por que eres tu Romeo? va justo mas alla, justo exacto y preciso para la trama y su final.
gracias por el dato.

Unknown dijo...

un nuevo enfoque, muy valioso como historia y más real como ser humano... preguntarse ¿por qué me enamoré de ti?... muchas lagrimas surgieron, mucho dolor se padeció, mucha pasión se vivió por una factor impensado y nada "correcto" de parte de uno mismo: culpabilidad y conciencia de la equivocación por un sentimiento que te domina y no puedes controlar *AV48*