Poema para un amante.

Nuestra floreciente Biblioteca Gótica se ha encargado prolijamente de difundir algunos poemas góticos de amor, sin embargo, hay determinadas poesías que difícilmente puedan congregarse sólo en este género. Tal es el caso de este hermoso poema romántico de Delmira Agustini, cuya esencia no simboliza el simple afán de conquista, sino esa felicidad plena y cómplice que sólo es perceptible para los amantes, y que suele denominarse gratitud.

El Intruso.
Delmira Agustini.

Amor, la noche estaba trágica y sollozante
cuando tu llave de oro cantó en mi cerradura;
luego, la puerta abierta sobre la sombra helante,
tu sombra fue una mancha de luz y de blancura.

Todo aquí lo alumbraron tus ojos de diamante;
bebieron en mi copa tus labios de frescura,
y descansó en mi almohada tu cabeza fragante;
me encantó tu descaro y adoré tu locura.

Y hoy río si tu ríes, y canto si tú cantas;
y si tú duermes, duermo como un perro a tus plantas.
Hoy llevo hasta en mi sombra tu olor de primavera;

y tiemblo si tu mano toca la cerradura,
¡y bendigo la noche sollozante y oscura
que floreció en mi vida tu boca tempranera!

Delmira Agustini.


Más Literatura Gótica:

1 comentarios:

kziel dijo...

Excelente tu blog, no se como no lo habia encontrado antes