Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Por qué las chicas adoran a los batracios.
Poema de Robert Blair.
Relatos de Vicente Blasco Ibáñez.

Relato de Washington Irving.
Poemas de Robert Blair.
Historia increíble, pero real.


«La doncella bienaventurada»: Dante Gabriel Rossetti; poema y análisis de la otra cara de «El cuervo»


«La doncella bienaventurada»: Dante Gabriel Rossetti; poema y análisis de la otra cara de «El cuervo».




La doncella bienaventurada (The Blessed Damozel) es un poema prerrafaelita del escritor y pintor Dante Gabriel Rossetti (1828-1882), publicado originalmente en 1850 en el periódico prerrafaelita The Germ. Posteriormente tendría hasta doce versiones diferentes.

Pocos saben que La doncella bienaventurada es la contracara del poema clásico de Edgar Allan Poe: El cuervo (The Raven). En este último participamos del dolor y la pérdida de un hombre atormentado por un odioso cuervo que le recuerda una y otra vez que su amada ha muerto. En La doncella bienaventurada, en cambio, Dante Rossetti nos ofrece una situación inversa: la mirada de una mujer muerta que observa la pena de su amante desde el cielo.

Un poeta mediocre hubiese imaginado el regreso mórbido de una fantasmagoría, el acecho de vagos espíritus, pero Dante Gabriel Rossetti, que nada tenía de mediocre, resolvió que verdadera eficacia de un poema trágico jamás se produce a través de un encuentro sobrenatural, sino mediante el más irreversible de los desencuentros.

La dondella bienaventurada plantea una paradoja interesante: si el Cielo es un lugar perfecto donde todos nuestros deseos encuentran una completa satisfacción, entonces la ausencia de la persona amada puede convertirlo en el más ingrato de los infiernos, cuya tristeza no puede aliviarse siquiera con el dulce canto de los ángeles o con la presencia inconcebible de Dios.

Así como Edgar Allan Poe pintó a su ignoto atormentado observando hacia arriba, sometido a las cacofonías de un cuervo insidioso, Dante Rossetti retrata a una doncella inclinada hacia abajo desde los balcones del cielo, observando entre las nubes rosadas el peregrinaje de las almas que ascienden y se reencuentran con sus seres queridos mientras ella, sola y abatida, se pregunta cuál es la razón de la demora de su amante.

Íntimamente sabe lo que todos los lectores de El cuervo intuyen: el hombre, enloquecido por aquel insistente "nunca más", se ha quitado la vida, y las puertas del cielo están eternamente cerradas para él.

Como cruel recordatorio del destino, La doncella bienaventurada parece permutar su género por el de Dante Rossetti, cuya esposa, la modelo y poetisa prerrafaelita Elizabeth Siddal, se quitó la vida ingiriendo una dosis letal de láudano.



La doncella bienaventurada.
The Blessed Damozel, Dante Gabriel Rossetti (1828-1882)

La Doncella Bienaventurada se inclinó
sobre la baranda de oro del Cielo;
sus ojos eran más profundos que el abismo
de aguas aquietadas al atardecer;
tenía tres lirios en la mano,
y las estrellas de su pelo eran siete.

The Blessed Damozel leaned out
from the gold bar of Heaven;
her eyes were deeper than the depth
of waters stilled at even;
She had three lillies in her hand,
And the stars in her hair were seven.

A su vestido, suelto desde el broche al dobladillo,
no lo adornaba ninguna flor,
Excepto una rosa blanca, regalo de María,
llevada convenientemente para el oficio
Su cabello, que caía a lo largo de su espalda
era amarillo como el trigo maduro.

Her robe, ungirt from clasp to hem,
No wrought flowers did adorn,
But a white rose of Mary´s gift,
For service meetly worn
Her hair, that lay along her back
Was yellow like ripe corn.

Ella sentía haber pasado apenas un día
desde que era una de las coristas de Dios;
aún no la había abandonado el asombro
de su tranquila mirada,
para aquellos a quienes ella había dejado, su día
había sido contado por diez años.

Herseemed she scarce had been a day
One of God´s choristers;
the wonder was not yet quite gone,
From that still look of hers;
Albeit, to them she left, her day
Had counted as ten years.

(Para uno, son diez años de años.
...Y sin embargo, en este mismo lugar,
Ella se inclinó una vez sobre mí, -sus cabellos
caían sobre mi rostro...
Nada: la caída otoñal de las hojas.
El año entero pasa veloz)

(To one, it is ten years of years.
...Yet now, and in this place,
Surely she leaned over me, -her hair
Fell all about my face...
Nothing: the autumn-fall of leaves,
The whole years set apace)

Sobre la muralla de la casa de Dios
Ella estaba de pie;
Edificada por Dios sobre la profundidad vertical
donde empieza el Espacio;
Tan alta, que mirando desde allí hacia abajo
Ella apenas podía ver el sol.

It was the rampart of God´s house
That she was standing on;
By God built over the sheer depth
The which is Space begun;
So high, that looking downward thence
She scarce could see the sun.

(la casa) Está en el Cielo, más allá del torrente
de éter, como un puente.
Abajo, las mareas del día y de la noche
con llamas y oscuridad forman
el vacío, que llega hasta el fondo donde este mundo
gira como un mosquito irritado.

It lies in Heaven, across the flood
of ether, as a bridge.
Beneath, the tides of day and night
With flame and darkness ridge
The void, as low as where this earth
Spins like a fretful midge.

A su alrededor, amantes reencontrados
Entre aclamaciones inmortales de amor,
pronunciaban entre sí,
sus nombres recordados en el corazón;
Y las almas, que iban subiendo hacia Dios
pasaban a su lado como delgadas llamas.

Around her, lovers newly met
Mid deathless love´s acclaims,
Spoke evermore, among themselves,
Their heart remembered names;
And the souls, mounting up to God,
Went by her like thin flames.

Pero ella seguía inclinándose, y observando
hacia abajo desde aquel balcón;
Hasta que su pecho debió
entibiar el metal de la baranda,
Y los lirios quedaron como dormidos
a lo largo de su brazo doblado.

And still she bowed herself and stooped
Out the circling charm;
Until her bosom must have made
The bar she leaned on warm,
And the lilies lay as if asleep
Along her benden arm.

Desde ese lugar fijo en el Cielo ella vio
Que el tiempo se agitaba como un pulso intenso
a través de todos los mundos. Su mirada se esforzaba,
Por alcanzar a través de ese gran abismo
su camino; y luego ella habló una vez como
Cuando las estrellas cantaron en sus esferas.

From the fixed place of Heaven she saw
Time like a pulse shake fierce
Through all the worlds. Her gaze still strove,
Within that gulf to pierce
Its path; and now she spoke as when
The stars sang in their spheres.

El sol se había ido ahora; la rizada luna
Era como una pequeña pluma
revoloteando en el abismo; y ahora
Ella habló a través del aire inquieto.
Su voz era como la de las estrellas
cuando cantaron juntas.

The sun was gone now; the curled moon
Was like a little feather
Fluttering far down the gulf; and now
She spoke through the still weather.
Her voice was like the voice the stars
Had when they sang together.

(¡Ah, cuán dulce! Incluso ahora, en esa canción de pájaro,
¿No intentaban acaso sus palabras,
alcanzar la lejanía? Cuando esas campanas
poseyeron el aire del mediodía,
¿No intentaban acaso sus pasos llegar a mi lado
bajando aquella resonante escalera?)

(Ah sweet! Even now, in that bird´s song,
Strove not her accents there,
Fain to be hearkened? When those bells
Possessed the mid-day air,
Strove not her steps to reach my side
Down all the echoing stair?)

“Deseo que él venga a mí,
porque él vendrá”, dijo ella.
“¿Acaso no he rezado al Cielo?-en la tierra,
Señor, Señor, ¿acaso él no ha rezado?
¿No son dos ruegos una perfecta fuerza?
¿Y debo sentir miedo?”

“I wish that he were come to me,
For he will come”, she said.
“Have not I prayed in Heaven?-on earth,
Lord, Lord, has he not prayed?
Are not two Prayers a perfect strength?
And shall I feel afraid?“

"Cuando la aureola rodee su cabeza,
y él esté vestido de blanco,
Yo lo tomaré de la mano y lo llevaré
a los hondos pozos de luz;
y bajaremos hasta la corriente,
y nos bañaremos a la vista de Dios".

"When round his head the aureole clings,
And he is clothed in white,
I´ll take his hand and go with him
to the deep wells of light;
As unto a stream we will step down,
And bathe there in God´s sight".

Estaremos de pie al lado de ese santuario,
Oculto, alejado, no hollado,
Cuyas lámparas están agitadas eternamente
con las plegarias que suben hacia Dios;
Y veremos nuestras viejas plegarias cumplirse y disolverse
como si fuesen pequeñas nubes.

"We two will stand beside that shrine,
Occult, withheld, untrod,
Whose lamps are stirred continually
With prayer sent up to God;
And see our old prayers, granted, melt
Each like a little cloud".

Y dormiremos a la sombra
de ese místico árbol viviente
En cuyo secreto follaje
se siente que a veces está la Paloma,
Y cada hoja que tocan Sus plumas
dice audiblemente Su nombre.

We two will lie in the shadow of
that living mystic tree
Within whose secret growth the Dove
Is sometimes felt to be,
While every leaf that His plumes touch
Saith His name audibly.

Y yo misma le enseñaré,
Yo misma, yaciendo así,
las canciones que canto aquí, en las que su voz
se detendrá en murmullos, lentamente;
Y él encontrará sabiduría en cada pausa,
Y algo nuevo para aprender.

And I myself will teach to him,
I myself, lying so,
The songs I sing here, which his voice
Shall pause in, hushed and slow,
Finding some knoeledge at each pause,
And some new thing to know.

(¡Ay! ¡Nosotros dos, nosotros dos, dices tú!
Si tú eras una conmigo
En el pasado. ¿Pero acaso elevará Dios
hacia la unidad eterna
al alma cuya similitud con la tuya
consistía en su amor hacia tí?)

(Alas! we two, we two, thou say´st!
Yea, one wast thou with me
That once of old. But shall God lift
to endless unity
The soul whose likeness with thy soul
Was but its love for thee?)

Los dos, dijo ella, buscaremos el bosque
donde la Dama María está,
con sus cinco doncellas, cuyos nombres
son cinco dulces sinfonías,
Cecilia, Gertrudis, Magdalena,
Margarita y Rosalía.

We two, she said, will seek the groves
Where the lady Mary is,
With her five handmaidens, whose names
Are five sweet symphonies,
Cecily, Gertrude, Magdalen,
Margaret and Rosalys.

En círculo sentadas, con sus rizados cabellos
Y sus frentes adornadas con guirnaldas;
En fina tela, blanca como la llama,
Bordando el hilo dorado
para hacer el traje natal de aquellos
Que acaban de nacer, porque han muerto.

Circlewise sit they, with bound locks
And foreheads garlanded;
Into the fine cloth, white like flame,
Weaving the golden thread,
To fashion the birth-robes for them
Who are just born, being dead.

Él temerá, feliz, y quedará en silencio:
Entonces yo apoyaré mi mejilla
en la suya, y diré acerca de nuestro amor,
Sin vergüenza y sin temor:
Y la querida madre aprobará
mi orgullo, y me dejará hablar.

He shall fear, haply, and be dumb:
Then I will lay my cheek
To his, and tell about our love,
Not once abashed or weak:
And dear Mother will approve
My pride, and let me speak.

Ella nos llevará, la mano en la mano,
Hasta Aquel junto a Quien todas las almas
se arrodillan, la fila de cabezas sinnúmero
agachadas con sus aureolas:
Y los ángeles al encontrarse con nosotros, tocarán
Sus cítaras y cítolas.

Herself shall bring us, hand in hand,
To Him round whom all souls
Kneel, the clear-ranged unnumbered heads
Bowed with their aureoles:
And angels meeting us, shall sing
To their citherns and citoles.

Allí yo le pediré a Cristo, el Señor
sólo esto para él y para mí:
Vivir como una vez vivimos en la tierra
Con Amor, nada más estar
como una vez estuvimos por un tiempo, ahora por siempre
Juntos él y yo.

There will I ask of Christ the Lord
Thus much for him and me:
Only to live as once on earth
With love, only to be
As then awhile, for ever now
Together, I and he.

Ella miró, y escuchó, y entonces dijo,
Su voz más apacible que triste,
"Todo esto sucederá cuando él venga". Ella calló.
Y la luz iluminó, lleno
estaba el aire de ángeles en fuerte y parejo vuelo.
Sus ojos rezaron, y ella sonrió.

She gazed, and listened, and then said,
Less sad of speech than mild,
All this is when he comes, she ceased.
The light thrilled towards her, fill´d
With angels in strong level flight.
Her eyes prayed, and she smiled.

(Yo ví su sonrisa.) Pero pronto su camino
fue vago en distantes esferas:
Y luego ella apoyó sus brazos
sobre aquella baranda de oro,
y dejó caer su rostro entre las manos,
Y lloró. (Yo oí sus lágrimas).

(I saw her smile) But soon their path
Was vague in distant spheres:
And then she cast her arms along
The golden barriers,
And laid her face between her hands,
And wept. ( I heard her tears)

Dante Gabriel Rossetti (1828-1882)




Más poemas góticos. I Poemas de amor. I Poemas de Dante Gabriel Rossetti.


Más literatura gótica:
El análisis y resumen del poema de Dante Rossetti: La doncella bienaventurada (The Blessed Damozel) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos al espejogotico@gmail.com