«Trae a tus muertos»: W.H. Hodgson; poema y análisis


«Trae a tus muertos»: W.H. Hodgson; poema y análisis.




Trae a tus muertos (Bring out your Dead) es un poema de cementerio del escritor inglés William Hope Hodgson (1877-1918), publicado en la antología de 1912: Poemas y El sueño de X. (Poems and The Dream of X).

Trae a tus muertos, sin dudas uno de los grandes poemas de W.H. Hodgson, resuena como una especie de tormenta cósmica, elegíaca, apocalíptica, que nos propone enfrentar cara a cara a los muertos que todos guardamos en algún rincón de la memoria.




Trae a tus muertos.
Bring out your Dead, W.H. Hodgson (1877-1918)

Escucha las voces de las trompetas, llamando, llamando,
con solemnes y espantosas notas,
esparciendo sobre el mundo tenebrosos cantos:
¡Trae a tus muertos! ¡Trae a tus muertos!

Hombres que han cambiado sus almas por oro,
y sonrieron con desprecio cuando el pan fue repartido,
¿cómo se sentirán cuando suene la trompeta?
¡Traigan a sus muertos? ¡Traigan a sus muertos!

Quienes adulteran las provisiones y engordan
mientras los bebés se alimentan
con apenas color y espectáculo,
¿qué dirán cuando, a través de las Puertas,
clamen su eterno odio las trompetas:
¡Traigan a sus muertos! ¡Traigan a sus muertos!

Y el vencedor que mató a sus compañeros por la fama,
o la ganancia del oro, qué amarga será su vergüenza
cuando truenen su nombre las amenazadoras trompetas:
¡Trae a tus muertos! ¡Trae a tus muertos!

Y los que hicieron Justicia
con corazones que nunca se inclinaron
por la gloria de la Misericordia,
gritarán: ¡Misericordia!, cuando rujan las voces sombrías:
¡Traigan a sus muertos! ¡Traigan a sus muertos!

Y la esposa que no pronunció palabras sabias,
y el marido egoísta a quien debería haberle importado,
y el Padre que mostró indiferencia a los niños,
¡Traigan a sus muertos! ¡Traigan a sus muertos!

Y el hombre que nunca hizo daño a nadie,
ni tomó de otro tanto como un centavo,
¿qué hay de las almas que murieron en vano,
sin tu ayuda, para aliviar la tortura de la Vida?
¡Trae a tus muertos! ¡Trae a tus muertos!

Y los hombres que por dinero se apresuraron
a vender algo que podría arrastrar a otros al infierno,
¿qué deben hacer cuando suenen las trompetas?
¡Traigan a sus muertos! ¡Traigan a sus muertos!

Y habrá remordimientos cuando llamen las Trompetas,
cuando desgarren los cielos en tinieblas
y caigan sobre sus oídos, tan amargos como el hiel:
¡Trae a tus muertos! ¡Trae a tus muertos!

Los mismos demonios se estremecerán y se encogerán
cuando las Religiones del mundo sientan el poder,
y en esa hora sombría obedezcan a las Trompetas:
¡Traigan a sus muertos! ¡Traigan a sus muertos!

Y yo, ¿acaso soy inocente?
¿Qué diré cuando clamen las trompetas en el cielo
para saber a cuántas almas causé sufrimiento?
¡Ah, entonces, oh pueblo,
entonces debo traer a mis muertos.
¡Traer mis muertos!


Hark to the Trumpets’ voices calling, calling,
With solemn notes and dread,
Over the world with tones appalling:–
Bring out your Dead! Bring out your Dead!

O Men, who have bartered your souls for gold,
And smiled contempt when the bread was doled,
How shall you feel when the trump is rolled:–
Bring out your Dead! Bring out your Dead!

Who sold provisions adulterate,
And fattened whilst babies could not grow
On food that was little but colour and show,
What shall you say when through the Gate
The Trumpets roar their eternal hate:–
Bring out your Dead! Bring out your Dead!

And the Victor who slew his fellows for fame,
Or gain of gold, how bitter his shame
When the menacing Trumpets thunder his name:–
Bring out your Dead! Bring out your Dead!

And they who dealt Justice, with hearts never stirred
To the glory of Mercy, shall mercy be heard
When the grim Brazen Voices thunder each word:–
Bring out your Dead! Bring out your Dead!

And the wife who spoke not the winsome word–
And the husband selfish who should have cared–
And the Parent indiff’rent how children fared–
Bring out your Dead! Bring out your Dead!

And the man who never did harm to any,
Nor took from another so much as a penny,
What of the souls who died for the lack
Of your help to ease Life’s torturous rack?
Bring out your Dead! Bring out your Dead!

And the men who for money were swift to sell
Aught that might drag weak souls to hell,
What shall they do when the Trumpets knell:–
Bring out your Dead! Bring out your Dead!

And the roues shall cringe when the Trumpets’ call
Shall sunder their tainted skies, and fall
Upon their ears, as bitter as gall:–
Bring out your Dead! Bring out your Dead!

But the very devils shall shudder and cower
When the world’s Religions shall feel the power,
And obeying the Trumpets in that grim hour,
Bring out their Dead! Bring out their Dead!

And I, am I guiltless? What shall I cry
When the Trumpets thunder across the sky
To know what soul I have caused to die;
Ah, then, O People, then must I
Bring out my Dead! Bring out my Dead!

William Hope Hodgson
(1877-1918)




Poemas góticos. I Poemas de W.H. Hodgson.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de William Hope Hodgson: Trae a tus muertos (Bring out your Dead), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Algernon Blackwood.
Artículo.
Poema de Christopher Marlowe.

Tierra Media.
Relato de Ramsey Campbell.
Relato de Robert Bloch.