«El sueño de Balder»: poema medieval nórdico y análisis.


«El sueño de Balder»: poema medieval nórdico y análisis.




El sueño de Balder (Baldrs Draumar) —también conocido como La Balada de Vegtam (Vegtamskviða)— es un poema nórdico conservado en el Códice Arnamagnæan [Arnamagnæan Codex] del siglo XIV, que algunos estudiosos estiman fue escrito a mediados del siglo X.

El sueño de Balder gira en torno al mito nórdico de la muerte de Balder, hijo de Odín, y cómo este ha estado teniendo pesadillas que presagian su final. Para comprender el significado de estos sueños Odín cabalga hacia Helheim montado en Sleipnir, como de costumbre, haciéndose pasar por un viajero harapiento llamado Vegtam. Ya en el reino de Hela, Odín encuentra la tumba de una Völva [una sacerdotisa y profetisa] y la resucita. Interroga a la mujer y esta, bajo protesta, le revela el destino de Balder. Al final del poema, Odín hace una última pregunta que pone al descubierto su verdadera identidad, y la Völva le pide que tome el camino de regreso.

El tema de El sueño de Balder lo relaciona estrechamente con la Voluspa. De hecho, la Völva y la Voluspa parecen ser la misma mujer; y aunque esta última predice la caída de los dioses de Asgard, la Völva profetiza el primer incidente que dará lugar al Ragnarok: la muerte de Balder.

El sueño de Balder es un poema extraño, contradictorio, donde muchas cosas no parecen tener sentido. Odín viaja al Hel para preguntarle a una Völva sobre el destino de Balder, es decir, sobre el futuro de los dioses. Su primera pregunta es quién morirá, pero obviamente sabe la respuesta. También es extraño que la Völva esté enterrada en una tumba en el propio Hel, el reino de los muertos, y aún así esté expuesta a la nieve, el rocío y la lluvia [ver: Los nueve mundos]

Aquí Odín vuelve a mostrar su faceta más enigmática a través del uso de adivinanzas. Como en otras historias, visita a un ser de otro mundo, esconde su identidad y plantea preguntas en forma de acertijos. Generalmente [como en Vafþrúðnismál] termina derrotando a su adversario con la pregunta «¿Qué susurró Odín al oído de Balder en la pira funeraria?» Dado que esta es una pregunta que solo él puede responder, Odín revela su identidad y el diálogo termina. El sueño de Balder tiene un final similar. Después de preguntar a quién se espera en Hel [Balder], quién matará a Balder [Hoðr], quién vengará a Balder [Vali], Odín le plantea a la Völva una pregunta imposible, pero que revela su identidad, precipitando así el final del poema.

El objetivo de la misión de Odín es conseguir información. Sin embargo, debe enmascarar sus preguntas como acertijos. ¿Por qué? Porque no puede mostrar un punto de debilidad entre los æsir ante una gigante. ¿Como sabemos que la Völva pertenece a la raza de los gigantes? El propio Odín lo dice: «tú no eres völva ni sabia, sino madre de tres gigantes», lo cual no parece un insulto, sino una definición de identidad. En los mitos nórdicos, la única «madre de tres gigantes» es Angrboda [«la que anuncia el dolor»], quien engendró tres hijos de Loki: el lobo Fenris, la serpiente Midgard y Hela, quienes cumplen un rol muy importante en el Ragnarok [ver: Cosmogonía nórdica]

Es probable que Odín no se conformara con sondear los eventos futuros, sino también influir sobre ellos; porque los cierto es que hay cierta confusión entre los dioses. ¿Por qué Balder está teniendo estos «sueños opresivos» si de hecho [casi] nada, salvo el muérdago, puede matarlo? Odín logra sacarle a la Völva todo lo que necesita: quién será el asesino, quién lo vengará, etc; y lo consigue formulando preguntas ingeniosas, como por ejemplo «quién no llorará a Balder». De esta forma, Odín pone en evidencia que no ha viajado al Hel solo para obtener información, sino para probar el equilibrio de poder entre los dioses y los gigantes, indagando en lo que estos últimos saben o ignoran.

Hay otra interpretación tentadora: la Völva es en realidad Loki. De hecho, no es descabellado que Loki haya sido llamado «madre» en lugar de «padre» de los tres gigantes. Era bien conocido por ser la madre de Sleipnir según Gylfaginning; y en Hyndluljóð se menciona que Loki quedó embarazado de «todas las criaturas malvadas». También parecería natural que Odín llame a Loki «madre» en El sueño de Balder, ya que el padre de los dioses ya se había burlado de Loki en Lokasenna por haber dado a luz a niños. Si el epíteto «madre de tres gigantes» debe considerarse como un insulto, este radica en el estado de maternidad más que en la conexión con los gigantes.

Aunque la identificación de la Völva con Loki tiene algunos problemas, hay un punto de apoyo más. En Gylfaginning, toda la historia de la muerte de Balder comienza cuando Loki se disfraza de mujer para averiguar de Frigg qué puede dañar a Balder. Por lo tanto, su asesinato es posible por primera vez porque Loki aparece como una mujer. Luego se le impide a Balder regresar de entre los muertos, nuevamente, por Loki actuando como una mujer.

Uno podría esperar tres apariciones, no dos, donde Loki prepara el terreno para el Ragnarok disfrazado de mujer. Debe haber sido casi imposible para el público del siglo X no ver a Loki, ya sea disfrazado o representado por Angrboða, en la Völva. Si esto es así, El sueño de Balder es un poema mucho más importante, porque presenta a los adversarios: Odín y Loki, ambos disfrazados, midiendo fuerzas intelectualmente para saber qué bando es más fuerte. Esto, entonces, significaría que la mención de Loki en estrofa 14 [«hasta que esté libre Loki de los grilletes y llegue al final el gran Ragnarök»] no es simplemente una definición de tiempo, sino un final orgánico para una secuencia detallada de eventos.

En la poesía escandinava casi siempre vemos la estructura víctima-asesino-vengador. En El sueño de Balder los tres son fáciles de definir: Balder es la víctima, Hoðr es el asesino [involuntario], y Vali es el vengador. No hay necesidad de Loki, sin embargo, su presencia es necesaria como responsable de la muerte de Balder. Explícitamente solo aparece en la estrofa 14 como símbolo del Ragnarok. Implícitamente, sin embargo, la estrofa 12 plantea la cuestión del segundo asesino de Balder, es decir, aquel que le impide regresar de los muertos: Loki. De este modo, la estructura tradicional víctima-asesino-vengador se conserva porque no hay un solo asesino de Balder, sino dos: Loki es quien hace que Hoðr dispare a Balder mediante una artimaña.

Al igual que en El sueño de Balder, la Voluspa presenta a la víctima, al asesino, al vengador y su venganza. Además, el llanto por Balder se menciona entre la venganza de Vali y la mención de Loki, igual que en El sueño de Balder, como si fuera un recordatorio adicional del hecho y la víctima. En ninguno de los poemas se dice que Loki está encadenado a causa de la muerte de Balder.

El fratricidio es una parte importante del mito de Balder y el Ragnarok, y sobre todo es fundamental en la relación entre Loki y Odín. En Lokasenna, Loki le recuerda a Odín que son hermanos adoptivos, una vez inseparables. Lo que sucede en Ragnarok es que los hermanos adoptivos finalmente luchan entre sí, cada uno representando un bando. El sueño de Balder personifica esto a través del fratricidio de Hoðr y Váli, los hermanos Odín y Loki son evocados en estrecho contacto, representando sus respectivos bandos y poniendo a prueba el equilibrio de poder por última vez.

El sueño de Balder no es un poema didáctico; su fuerza se expresa a través de la sugestión: evoca una serie de asociaciones y concepciones mitológicas, y esto constituye su impacto. Nosotros, en nuestro tiempo, lo tomamos como una fuente de historia y religión, casi como un documento histórico, pero hay que recordar que es un poema. Su intención es disparar la imaginación del oyente [del siglo X] al sugerir un complejo laberinto de asociaciones mitológicas, no darnos una clase formal de mitología.




El sueño de Balder.
Baldrs Draumar, anónimo.

(Traducido al español por Sebastián Beringheli para El Espejo Gótico)


Reunidos estaban los Ases y Asinias,
todos hablaban; discutían los dioses,
las nobles potencias, por qué tuvo Baldr
aquellos sueños opresivos.

Se levantó Odín, padre de los dioses,
montado a lomos de Sleipnir
cabalga hasta el Niflhel, encuentra allí un sabueso
saliendo del reino de la horrible Hel.


[*Sleipnir: el caballo de ocho patas de Odín, el hijo de Loki y Svathilfari. *Niflhel: la morada turbia [«nifl»] de Hela, diosa de los muertos. El *sabueso es Garm; guardián de Helheim.]


Su pecho estaba rojo de sangre,
aulló largo rato al gran mago;
sigue Odín la marcha, la tierra retumba,
y llega después a casa de Hel.


[*Gran mago: Odín. *Hela: hija de Loki y Angrbotha, reinaba en Helheim, donde terminan las personas malvadas o, según otra tradición, aquellas que no han muerto en batalla.]


Odín cabalga a las puertas orientales
donde, él lo sabía, enterraron la völva;
usó sortilegios, lanzó conjuros,
obligó a la muerta a hablar:

«¿Cual de los hombres, a quien no conozco,
viene a agobiar mi amargo viaje?
Me cubría la ventisca, me azotaba la lluvia,
me helaba la escarcha; muerta he estado.»

Odín: «Vegtam es ni nombre, hijo de Valtam,
háblame ahora, yo lo hago en la tierra,
¿De quién es el banco lleno de joyas,
de quién el asiento cubierto de oro?»


[*Vegtam [«vagabundo»] es el nombre que toma Odín para ocultar su identidad. También se llama a sí mismo «hijo de Valtam» [«luchador»]. En este caso, Odín está obligado a ocultar su identidad, ya que la Völva aparentemente pertenece a la raza de los gigantes y no estaría dispuesta a responder a las preguntas de un dios.]


Völva: «Listo está para Baldr el hidromiel,
la clara bebida, bajo un escudo;
ansiosos esperan todos los dioses;
obligada he hablado, ahora he de callar.»

Odín: «¡No calles, völva! Quiero aún preguntar,
hasta que todo se llegue a saber:
¿quién matará a Baldr un día,
y al hijo de Odín la vida ha de robar?»

Völva: «Hödr lanzará al muy noble la famosa rama;
él, pues, a Baldr un día matará,
al hijo de Odín le quitará la vida.
Obligada he hablado, ahora he de callar.»


[*Hödr: instigado por Loki, este dios ciego arrojará el muérdago («la famosa rama») que matará a Balder (el «muy noble»)]


Odín: «¡No calles, völva! Quiero aún preguntar,
hasta que todo se llegue a saber:
¿quién, lleno de odio, en Hödr le vengará,
y al asesino de Baldr llevará a la pira?»

Völva: «Allá en Vestrsalir, Rind engendró a Váli,
apenas nacido, al hijo de Odín matará:
no lavará sus manos, ni peinará sus cabellos,
antes de llevar a la pira al enemigo de Baldr.
Obligada he hablado, ahora he de callar.»


[*Rind: una de las diosas. *Vali: hijo de Rind y Odín, fue engendrado con el propósito de vengar la muerte de Balder, matando a Hödr al día siguiente de su nacimiento. *Vestrsalir [«salones occidentales»] podría ser una región de Asgard.]


Odín: «¡No calles, völva! Quiero preguntar,
hasta que todo se llegue a saber:
¿quiénes son las doncellas que habrán de llorar
y las velas hacia lo alto lanzarán?»


[Las doncellas que llorarán a Balder son las hijas de Ægir, el dios del mar, representadas en las olas. Su dolor será tan intenso que arrojarán a los barcos hasta el cielo.]


Völva: «Tú no eres Vegtam, como pensé,
eres Odín, el viejo gauta.»

Odín: «Tú no eres völva, ni una sabia,
sino la madre de tres gigantes.»

Völva: «Vuelve a casa, Odín, glorioso,
y nunca más volverá hombre alguno a consultarme,
hasta que esté libre Loki de los grilletes
y llegue al final el gran Ragnarök.»


[Si bien la Völva probablemente quiere decir que nunca volverá a hablar hasta el Ragnarok, el fin del mundo, se ha sugerido que tiene la intención de darle consejo a Loki, vengándose así de Odín.]


Senn váru æsir
allir á þingi
ok ásynjur
alla á máli,
ok um þat réðu
ríkir tívar,
hví væri Baldri
ballir draumar.

Upp reis Óðinn,
alda gautr,
ok hann á Sleipni
söðul of lagði;
reið hann niðr þaðan
niflheljar til;
mætti hann hvelpi,
þeim er ór helju kom.

Sá var blóðugr
um brjóst framan
ok galdrs föður
gól of lengi;
fram reið Óðinn,
foldvegr dunði;
hann kom at hávu
Heljar ranni.

Þá reið Óðinn
fyrir austan dyrr,
þar er hann vissi
völu leiði;
nam hann vittugri
valgaldr kveða,
unz nauðig reis,
nás orð of kvað:

"Hvat er manna þat
mér ókunnra,
er mér hefir aukit
erfitt sinni?
Var ek snivin snævi
ok slegin regni
drifin döggu,
dauð var ek lengi."

"Vegtamr ek heiti,
sonr em ek Valtams;
segðu mér ór helju,
ek mun ór heimi:
Hveim eru bekkir
baugum sánir
flet fagrlig
flóuð gulli?"

"Hér stendr Baldri
of brugginn mjöðr,
skírar veigar,
liggr skjöldr yfir,
en ásmegir
í ofvæni;
nauðug sagðak,
nú mun ek þegja."

"Þegj-at-tu, völva,
þik vil ek fregna,
unz alkunna,
vil ek enn vita:
Hverr mun Baldri
at bana verða
ok Óðins son
aldri ræna?"

"Höðr berr hávan
hróðrbaðm þinig,
hann mun Baldri
at bana verða
ok Óðins son
aldri ræna;
nauðug sagðak,
nú mun ek þegja."

"Þegj-at-tu, völva,
þik vil ek fregna,
unz alkunna,
vil ek enn vita:
Hverr mun heift Heði
hefnt of vinna
eða Baldrs bana
á bál vega?"

Rindr berr Vála
í vestrsölum,
sá mun Óðins sonr
einnættr vega:
hönd of þvær
né höfuð kembir,
áðr á bál of berr
Baldrs andskota;
nauðug sagðak,
nú mun ek þegja."

"Þegj-at-tu, völva,
þik vil ek fregna,
unz alkunna,
vil ek enn vita:
Hverjar ro þær meyjar,
er at muni gráta
ok á himin verpa
halsa skautum?"

"Ert-at-tu Vegtamr,
sem ek hugða,
heldr ertu Óðinn,
aldinn gautr."

"Ert-at-tu völva
né vís kona,
heldr ertu þriggja
þursa móðir."

"Heim ríð þú, Óðinn,
ok ver hróðigr,
svá komir manna
meir aftr á vit,
er lauss Loki
líðr ór böndum
ok ragna rök
rjúfendr koma."




Poemas góticos. I Mitos nórdicos.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema nórdico: El sueño de Balder (Baldrs Draumar), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Robert Bloch y Henry Kuttner.
Poema de William Blake.
Psicología.

Relato de Henry Kuttner.
Poema de Robert Browning.
Mitos bíblicos.