«El sonido de los árboles»: Robert Frost; poema y análisis


«El sonido de los árboles»: Robert Frost; poema y análisis.




El sonido de los árboles (The Sound of Trees) es un poema metafísico del escritor norteamericano Robert Frost (1874-1963), publicado en la antología de 1916: Intervalo en la montaña (Mountain Interval).

El sonido de los árboles, uno de los más destacados poemas de Robert Frost, presenta una mirada distinta acerca de los árboles, y más precisamente del ruido que sus ramas y hojas emiten al balancearse con el viento.

Podemos pensar los árboles de Robert Frost no solo poseen una personalidad propia, una cierta individualidad que los distingue entre sí, sino que a menudo pueden comunicarse con nosotros, de forma sumamente inquietante, acaso para revelar un secreto ancestral, que solo los que conocen el idioma perdido de las hojas son capaces de interpretar.




El sonido de los árboles.
The Sound of Trees, Robert Frost (1874-1963)

Los árboles me asombran.
¿Por qué deseamos escuchar
eternamente su ruido,
más que cualquier otro sonido,
tan cerca del hogar?
Los padecemos durante el día
hasta que perdemos la medida de los pasos,
la persistencia en nuestra dicha,
y adquirimos el aire del que escucha.
Son los árboles eso que habla de partir
pero que nunca se va;
eso que no dice, aunque sepa,
mientras se vuelve más sabio y más viejo,
que hoy hay que quedarse.
Mis pies se estiran en el suelo
e inclino la cabeza sobre el hombro
cuando los veo, a veces, balanceándose,
desde la puerta o una ventana.
Voy a partir hacia algún lugar,
voy a tomar esa audaz decisión,
el día en que los árboles se manifiesten
y sus voces asusten
a las blancas nubes que sobre ellos pasan.
Tendré, entonces, menos qué decir,
pero ese día habré partido.


I wonder about the trees.
Why do we wish to bear
Forever the noise of these
More than another noise
So close to our dwelling place?
We suffer them by the day
Till we lose all measure of pace,
And fixity in our joys,
And acquire a listening air.
They are that that talks of going
But never gets away;
And that talks no less for knowing,
As it grows wiser and older,
That now it means to stay.
My feet tug at the floor
And my head sways to my shoulder
Sometimes when I watch trees sway,
From the window or the door.
I shall set forth for somewhere,
I shall make the reckless choice
Some day when they are in voice
And tossing so as to scare
The white clouds over them on.
I shall have less to say,
But I shall be gone.


Robert Frost
(1874-1963)




Poemas góticos. I Poemas de Robert Frost.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de Robert Frost: El sonido de los árboles (The Sound of Trees), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de H.P. Lovecraft.
Libros de Merlín Stone.
Novela del Marqués de Sade.

Relato de Robert Bloch.
Obras completas de Boris Vian.
Índice.