Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Edgar Allan Poe.
Relato de M.R. James.
Poema de Samuel Coleridge.

Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.
Poema de Robert Herrick.


El caso de amnesia más extraño del mundo


El caso de amnesia más extraño del mundo.




La amnesia es un trastorno bastante raro en la vida real pero frecuente en la mala literatura. De hecho, podemos pensar que la amnesia evidencia la pobreza creativa de un autor, junto con otros yeites como «fue todo un sueño».

Pero hoy no hablaremos sobre la amnesia en términos literarios o cinematográficos, sino de un caso de amnesia real, el más extraño registrado por la ciencia.

Consigno los hechos ajustándome al tono aséptico de la crónica periodística:

12 de Julio. Fiesta de cumpleaños de X. La celebración se desarrolla en el sótano del bar Teufel. Ningún exceso está ausente. Después de los ritos orgiásticos, sus amigos deciden demostrarle a X. todo el afecto y el reconocimiento que se merece. Acto seguido, empiezan a golpearlo en la cabeza con una llave inglesa bajo el pretexto del puente chino, manteada, y otras tradiciones masculinas con fuerte arraigo en el imaginario criollo.

A las tremendas contusiones recibidas, hematomas, incluso la pérdida de masa encefálica, hay que añadirle el colorido síntoma de la amnesia.

A la mañana siguiente, el profesor Lugano y sus acólitos encuentran a X. desmayado en la vereda. El grupo lo traslada a la guardia del hospital local. Se realizan las placas de rigor, encefalogramas y otros estudios pertinentes para evaluar la condición general de X., quien en todo momento manifestó la mejor disposición anímica.

Posteriormente, tanto el grupo como X. fueron recibidos en el despacho del jefe de psiquiatría del mencionado nosocomio.


—A ver, muchachos, la amnesia es un trastorno de la memoria —nos explicó el psiquiatra, hermano del doctor Falú y accionista de su local de venta de pirotecnia—; es decir, el sujeto es incapaz de archivar o, en ciertos casos, de recuperar la información almacenada en su cerebro.

—¿Y durante cuánto tiempo perduran los efectos? —interrogó alguien.

—Eso dependerá de muchos factores pero sobre todo del organismo del paciente. La amnesia puede durar varias horas, días, meses e incluso años.

—¡Pero qué contrariedad! —exclamó X.

—No se preocupe —lo tranquilizó el psiquiatra—, sabemos cómo tratar estos casos. Ahora mismo llamaré a las autoridades policiales para que verifiquen su domicilio particular.

—No es necesario, doctor; sé perfectamente donde vivo.

—¿Recuerda usted su domicilio?

—Por supuesto.

—Qué interesante. —e inmediatamente agregó, observándonos— A veces la amnesia es selectiva y solo afecta los recuerdos más recientes. ¿Y qué otras cosas recuerda, buen hombre?

—Lo recuerdo todo, doctor.

—¿Podría usted nombrarme a las personas aquí presentes?

—Desde luego. Ahí está el profesor Lugano, Lasardi, Cattáneo, Masticardi, don Julián...

—Entiendo —interrumpió el psiquiatra, ligeramente irritado—; en ese caso no tendrá dificultades en describir lo que hemos hablado en los últimos minutos.

X. se refirió a la escena antes descrita con el mayor lujo de detalles.

—¡Es el caso de amnesia más extraño del mundo! ¡Este hombre lo recuerda todo! ¿Alguno podría decirme si tiene antecedentes de enfermedades mentales?

—Ni idea. —coincidimos.

—¿Trastornos de la memoria, amnesia transitoria, retrógrada, anterógrada?

Todos menearon la cabeza.

—¡Hagan un esfuerzo, caballeros! —dijo el psiquiatra, visiblemente contrariado— Ustedes son amigos de este pobre desgraciado, ¿no hay nada que puedan aportar para aclarar su estado?

—Usted no entiende, estimado doctor, lo grave e inusual del caso —dijo el profesor Lugano—. Al despertar del último golpe en la cabeza X. lo recordaba todo, absolutamente todo, incluso rencores y desengaños que prescribieron hace años; el problema es que nadie lo recuerda a él.




Filosofía del profesor Lugano. I El lado oscuro de la psicología.


Más literatura gótica:
El artículo: El caso de amnesia más extraño del mundo fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

No ser recordado. Una variante inquietante.