Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poemas de William Wordsworth.
Relato de Lord Dunsany.
Microficción.

Poema de John Keats.
Relato de Charles Nodier.
Poema de W.B. Yeats.


Skidbladnir: el fabuloso barco de Frey

Skidbladnir, fabuloso barco de Frey.


Hay sentimientos tan complejos y tan fabulosos que resulta difícil imaginarlos anclados en el corazón del hombre.

Cuando el amor es verdadero -sostienen los sabios- trasciende las posibilidades del amante; y cuando el odio es genuino adopta la inquietante máscara de la inocencia.

El mito a veces nos propone un juego de grandezas que se estrechan hasta volverse irreconocibles; pequeñas como el funeral de las hadas que atestiguó William Blake o la procesión de ahorcados danzantes juró haber visto Rimbaud.

En la mitología nórdica existe un ejemplo cabal de algo colosal que se vuelve minúsculo sin perder un ápice de su grandeza. Los Eddas los llaman Skíðblaðnir, el barco más extraordinario del que se tengan noticias, salvo quizás por Naglfar, el navío construido con las uñas de los muertos.

Skidbladnir es el navío de cabecera de Frey, hijo de Njörðr y hermano de Freyja; dios de la lluvia, del sol naciente y de la fertilidad. Su estirpe lo asocia con los Vanir, señores de las aguas. Entre otros tesoros prodigiosos poseía la Espada de la Victoria, que podía luchar sola en el aire; el jabalí de oro, Gullinbursti, regalo de los enanos, que podía tirar de un carro tan rápido como un caballo al galope.

La hechura de Skidbladnir le fue encargada a los enanos Dvalin, Brok y Eitri, todos ellos hijos de Ivaldi. Se dice que originalmente perteneció al malévolo Loki, pero que fue confiscado por Frey como reparación por el robo de la melena rubia de Sif.

Este barco no era un navío ordinario. Poseía de hecho cualidades asombrosas. Se dice que su proa podía soportar todo el peso de los habitantes del Asgard, con dioses y einherjes incluídos, y que cuando sus velas eran izadas un viento firme y sostenido lo seguía.

Skidbladnir podía navegar por mares, océanos y aún sobre tierra firme. La artesanía de los enanos eran tan minuciosa, y tantas eran las piezas que lo conformaban, que el barco podía ser "doblado" tantas veces como se deseara, incluso permitiendo que sea guardado en un bolsillo.

De hecho, su etimología da cuenta de su diseño magistral. Skidbladnir significa en norso antiguo algo así como: "ensamblado en finas piezas de madera".

Nadie conoce el destino de Skidbladnir luego del Ragnarok, el crepúsculo de los dioses por el cual el mundo será destruido y regenerado. Algunos sostienen que solo las manos de Frey, el rey de los elfos, pueden desaticularlo, y que hasta entonces continúa plegado sin ofrecer diferencias con un pañuelo.

Para descartar sospechas el profesor Lugano jura haber visto el navío en manos de un cretino engripado.


El artículo: Skidbladnir, el barco más extraordinario de la mitología fue realizado por Lord Aelfwine para El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com