Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de John Keats.
Wallpapers del romanticismo.
Poemas de William Wordsworth.

Relato de Lord Dunsany.
Microficción.
Poema de John Keats.


Einherjer: el ejército de un solo hombre.


Einherjer, el ejército de un solo hombre.

La mitología nórdica posee algunas maravillas sutiles, a menudo sobrepasadas por un escenario mayor y terrible. Sin embargo, allí están, dispuestas a revelar sus misterios a cualquiera que desee conocerlos.

Los Einherjer son, en última instancia, las almas de todos los guerreros muertos en batalla. Los pueblos escandinavos, especialmente los vikingos, creían que esta era la única muerte digna, ya que las Valkirias recorren los campos de matanza llevándose a los héroes muertos, cuyo sitio es el Valhalla.

Una vez allí, lejos de las almas de los muertos por vejez o enfermedad, los Einherjer aguardan la llamada al conflicto final, el Ragnarok, cuyo inicio quedará establecido cuando el cuerno de Heimdall rompa el silencio cósmico.

Los Einherjer son, en definitiva, los soldados que Odín ha reclutado a lo largo de incontables siglos.

Ahora bien, uno se ve tentado a pensar que en una cultura que considera la muerte en batalla como el honor más alto al que se puede aspirar, la vida quizás sea algo menor, un bien acaso azaroso e incluso reemplazable. Sin embargo, y a pesar de que estos incontables guerreros no hacen otra cosa en el Valhalla más que morir y renacer cada día, ejercitando las habilidades letales que los llevaron a ocupar ese sitio, los Einherjer demuestran el valor del hombre como individuo, es decir, de lo irrepetible de cada ser humano.

Esta valoración del individuo, curiosamente retratada en una multitud de muertos, queda reflejada en la etimología de la palabra Einherjer, que significa literalmente: "ejército de un solo hombre", pero también "guerrero único".

Algunos filólogos alemanes han querido defender una postura mítica al afirmar que esta definición es un tanto poética, y que en realidad intenta designar a los mejores guerreros unidos en una causa común, en este caso, el Ragnarok contra las fuerzas demoníacas. Sin embargo, la palabra Einherjer se resiste a estos razonamientos póstumos, acaso porque su esencia se anima a vislumbrar lo irreemplazable de todo individuo, aún cuando sea apenas una mota de polvo en las botas de hierro de dioses inmemoriales.




El artículo: Einherjer, el ejército de un solo hombre fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com