«La Diosa Blanca»: Robert Graves; libro y análisis


«La Diosa Blanca»: Robert Graves; libro y análisis.




La Diosa Blanca (The White Goddess) es un libro de mitología del escritor inglés Robert Graves (1895-1985), publicado en 1948.

La Diosa Blanca, posiblemente uno de los libros de Robert Graves más influyentes, es una obra de vital importancia, no sólo para el amante de la mitología, sino para todos aquellos que aspiren a convertirse en escritores. En efecto, Robert Graves parece encontrar aquí el secreto de todas las obras que nos conmueven en la figura de la Diosa Blanca, especie de arquetipo de la feminidad sagrada.

La hipótesis que plantea Robert Graves es la siguiente:

Existe una Diosa de muchos rostros, adorada por los paganos bajo innumerables nombres. Es, a la vez, tierna y pavorosa, piadosa y terrible, su mano oscila entre la calidez de la naturaleza y sus facetas más hostiles. Es, en resumen, el Todo en lo Sutil, el Universo en lo ínfimo. A Ella, y no al demonio, adoraban las brujas en la Edad Media, y por eso fueron perseguidas.

El escritor, asegura Robert Graves, debe elegir entre honrar a la Diosa Blanca, o perecer al chocar contra ella. Si decide lo segundo, su obra será alabada por la crítica, leída hasta el hartazgo en una cola de supermercado, pero nunca logrará conmover. En cambio, si elige el camino de la Diosa Blanca, su obra será maldita, temida por los hombres, despreciada, leída en secreto, pero alcanzará el objetivo más alto y puro del arte: conmover.

Robert Graves define a La Diosa Blanca como una gramática histórica del lenguaje poético del mito. Su hipótesis se construye sobre la mitología y poesía de Gales e Irlanda —los mitos celtas—, aunque se expande a casi toda la Europa pagana. Apoyándose en la lingüística, Robert Graves argumenta que la adoración de aquella Diosa multiforme encierra el secreto de toda expresión artística que sobrevive al tiempo.

Hubo, desde ya, críticas feroces sobre el libro; incluso se acusó a Robert Graves de ser incapaz de interpretar los mitos que estudia con extraordinaria lucidez en La Diosa Blanca. Él respondió con un argumento magistral, demostrando que el concepto de Religión Matriarcal como origen de todas las mitologías y creencias, se extiende desde los mitos y leyendas más antiguos hasta los estudios más respetables de su época.

En este sentido, La Diosa Blanca es una obra fundamental del Feminismo, precisamente porque prueba que, en la antigüedad, Dios fue mujer, es decir, que la sociedad estaba construida sobre las bases del matriarcado; y lo hace recurriendo a los brillantes antecedentes analizados por sir James Frazer en La rama dorada (The Golden Bough).

Para mayor indignación de la crítica, Robert Graves incluye al Cristianismo en su hipótesis de trabajo, señalando que su único elemento original es la figura de Jesús, pero el Jesús humano, el Jesús rabí; no ya el hijo de Dios, en cuya labor encarna perfectamente lo que se espera de todo héroe mitológico.

La Diosa Blanca estudia el lenguaje poético y el lenguaje mitológico en su vínculo más pretérico: el culto a la Diosa Blanca, el cual, hoy en día, esconde su rostro multifacético en el panteón de los Dioses de la Wicca. Robert Graves traza un estudio profundo sobre la cuestión, aportando pruebas basadas únicamente en la intuición, según él, la única herramienta realmente confiable para descifrar lenguaje onírico del mito y la poesía.

De este modo, el autor explica la caída de la Diosa Blanca en manos del culto monoteísta; y la lenta pero eficaz demonización de la mujer como entidad impura, menor, degenerada; estigmas que persisten aún hoy, y que persistirán —profetiza Robert Graves— si continuamos viviendo dentro de la estructura mental planteada por las religiones occidentales; es decir, en el seno del Patriarcado.

El culto a la Diosa Blanca no es, hay que decirlo, una deificación de la mujer, sino la adoración al Todo en su múltiple faz de Madre, Hija y Amante. Robert Graves, además, incluye un novedoso sistema de interpretación y traducción del lenguaje mítico, al que llama Iconotropía, o Movimiento del Símbolo.

Su metodología requiere un vasto conocimiento mitológico, pero también la intuición de los poetas. Se aplica retrocediendo el discurso, un mito o un poema, por ejemplo, a sus imágenes estructurales. De este modo es posible captar la esencia de todos los mitos y poemas afines con la Diosa Blanca, pues únicamente ellos poseen raíces lo suficientemente profundas como para someterlas a este método.

La Diosa Blanca nos detalla el origen ancestral de los arquetipos, de los alfabetos como versión desmejorada de los antiguos iconos paganos. Pronto surge una lengua hecha de árboles y estrellas, que, a su vez, encarna distintos valores, sabidurías y maldiciones. El mito como origen, y la Mujer como fuente de la humanidad. De eso se trata el libro, de reivindicar esa verdad que los antiguos conocían, y que nosotros, por alguna razón, hemos olvidado.




La Diosa Blanca.
The White Goddess, Robert Graves (1895-1985)

Copia y pega el link en tu navegador para leer online o descargar en PDF: La Diosa Blanca de Robert Graves:
  • https://archive.org/stream/LaDiosaBlancaTomoIRobertGraves/La%20Diosa%20Blanca%20Tomo%20I%20-%20Robert%20Graves_djvu.txt




Libros prohibidos. I Libros de Robert Graves.


Más literatura gótica:
El análisis y resumen del libro de Robert Graves: La diosa blanca (The White Goddess), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias!!! buen libro....
a este autor lo conocí por uno de sus libros llamado "Los mitos griegos", es muy bueno y especialista en el tema.

Enhorabuena, buen blog ;)

Anónimo dijo...

Mil gracias por hacer un resumen de tan brillante ensayo



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Artículo.
Poema de G.K. Chesterton.
Poema de H.W. Flink.

Índice.
Relato de Lord Dunsany.
Artículo.