Llegarán suaves lluvias: Sara Teasdale


Llegarán suaves lluvias (There will come soft rains) es un poema apocalíptico de la escritora norteamericana Sara Teasdale, publicado en la colección de poemas de 1920 Llama y Sombra (Flame and Shadow).

Llegarán suaves lluvias nos expone una magnífica visión apocalíptica en unos pocos y certeros versos, donde la naturaleza reclama su identidad luego de que la raza humana haya sido borrada del planeta.




Llegarán suaves lluvias.

There will come soft rains
, Sara Teasdale (1884-1933)


Llegarán suaves lluvias y el aroma de la tierra,
Y golondrinas dando vueltas con sus débiles sonidos;

Y ranas en los estanques cantarán por la noche,
Y ciruelos silvestres de tembloroso blanco.

Los petirrojos vestirán su fuego emplumado,
Silbando sus caprichos sobre una alambrada.

Y nadie sabrá de la guerra, nadie
Se preocupará al final cuando todo haya concluido.

A nadie le importaría, ni a pájaro ni a árbol,
Si la humanidad pereció completamente;

Y la Primavera misma, cuando despierte al amanecer
Apenas se daría cuenta que nos hemos ido.

Sara Teasdale (1884-1933)



Más poemas de Sara Teasdale. I Poemas góticos. I Poemas de dolor.


Más poemas góticos:
El resumen y la traducción al español del poema de Sara Teasdale: Llegarán suaves lluvias (There will come soft rains) fue escrito por El Espejo Gótico. Para su utilización escríbenos a elespejogotico@gmail.com

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La traduccion deja mucho q desear comparela con la q existe en el libro "cronicas marcianas" donde aparece este poema

Gegio dijo...

.....y la misma naturaleza al despertarse al amanecer apenas sabra que hemos desaparecido. Un pequeño ejemplo de la traduccion en cronicas marcianas, la traduccion pesima no, lo siguiente.

Bruno González Escobio dijo...

Me sumo a la queja con respecto a la traducción. Sé, sabemos, que no es nada sencillo traducir; pero es que tampoco se trata solamente de trasladar las palabras de uno a otro idioma, y por respeto al autor, por no estropear un texto, más vale no tocarlo en ocasiones. Un poema, al ser traducido, debe continuar pareciendo un poema, a pesar del famoso aforismo de que poesía es todo aquello que se pierde en la traducción... está claro que se deben sacrificar algunas cosas, por ejemplo, en este caso concreto, las aliteraciones: "feathery fire;fence-wire", así como la rima: "night/white;ground/sound; dawn/gone", o la correlación paralelística "not one.../not one..." que luego es recogida con otro "not one" que ya incluye a ambos: "neither bird nor tree". El caso es que si uno no respeta esto, si no percibe estas exquisitas sutilezas, dificilmente podrá traducir de manera poética -que es justamente de lo que se trata cuando se traduce poesía- un texo.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

El apocalipsis transgénico de Margaret Atwood.
Relato de Fitz James O'Brien.
Poemas de Dinah Craik.

Las almas de los hombres y las mujeres.
Poemas de Thomas Hood.
Novela de Sarah Wilkinson.