A las estrellas: Gertrudis de Avellaneda

Las estrellas son uno de los motivos inmortales de la poesía: astros de un horizonte vacilante, en general, cubriendo cielos distantes. No es el caso de las estrellas de Gertrudis de Avellaneda, cuyas luminarias presumiblemente son las que quedaron en su amada Cuba.



A las Estrellas.

Gertrudis Gómez de Avellaneda (1814-1873)

Reina el silencia: fúlgidas en tanto,
luces de amor, purísimas estrellas,
de la noche feliz lámparas bellas,
Bordais con oro su enlutado manto.

El placer duerme y vela mi quebranto,
y rompen el silencio mis querellas,
volviendo el eco, unísono con ellas,
de aves nocturnas el siniesrto canto.

Estrellas, cuya luz modesta y pura,
del mar duplica el azulado espejo,
si a compasión os mueve la amargura.

Del intenso penar, por que me quejo,
¿Cómo para aclarar mi noche oscura
no teneis ¡ay! ni un pálido reflejo?

Gertrudis Gómez de Avellaneda (1814-1873)


Más poemas de Gertrudis de Avellaneda. I Poemas latinoamericanos. I Poemas del romanticismo. I Poemas de mujeres.


Más poesía gótica:
El resumen del poema de Gertrudis de Avellaneda: A las estrellas, fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

enriquegmi dijo...

Hola me ha gustado mucho tu blog. Yo estoy empezando con un blog gótico y queria invitarte a que lo visitaras y me dieras tu opinión. Un saludo
http://islagotica.blogspot.com/