Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

La verdad detrás del mito.
Relato de E.T.A. Hoffmann.
Relato de Arthur Machen.

Poema de Dylan Thomas.
Fondos de Luis Royo.
Novela de Víctor Hugo.


«La fuente de sangre»: Charles Baudelaire; poema y análisis


«La fuente de sangre»: Charles Baudelaire; poema y análisis.




La fuente de sangre (La Fontaine de Sang) es un poema maldito del escritor francés Charles Baudelaire (1821-1867), publicado en la antología de 1857: Las flores del mal (Les Fleurs du mal).

Creo que todos, en alguna ocasión, hemos sentido que nuestros corazones se desgarraban más allá de cualquier esperanza de recuperación. Todos conocemos ese vacío, ese crepúsculo negro que oscurece el presente y vuelve incierto el futuro.

Charles Baudelaire parece determinar que el amor no puede prescindir de la angustia, ya que sufrimos tanto al perderlo como por miedo a que eso suceda.

De este modo, el rechazado sufre por lo que no pudo conseguir, el abandonado por lo que ha perdido y el amante por lo que puede llegar perder.

La fuente de sangre describe ese dolor intransferible pero en cuyas cicatrices todos podemos reconocernos.



La fuente de sangre.
La Fontaine de Sang, Charles Baudelaire (1821-1867)

Creo sentir, a veces que mi sangre en torrentes
huye de mi, en sollozos, como una fuente.
Oigo perfectamente su lamento penoso,
pero en vano me palpo para encontrar la herida.

Corre como si fuera regando un descampado,
y en curiosos islotes convierte el empedrado,
apagando la sed que hay en toda criatura
y bañando de rojo la palidez de Natura.

A menudo, también del vino he demandado
que aplaque por un día mi terror. ¡Pero el vino
torna el mirar más claro y el oído más fino!

Tampoco en el amor el olvido he encontrado:
ha sido para mí un lecho de alfileres,
hecho para saciar la sed de las mujeres.


Il me semble parfois que mon sang coule à flots,
Ainsi qu'une fontaine aux rythmiques sanglots.
Je l'entends bien qui coule avec un long murmure,
Mais je me tâte en vain pour trouver la blessure.

À travers la cité, comme dans un champ clos,
Il s'en va, transformant les pavés en îlots,
Désaltérant la soif de chaque créature,
Et partout colorant en rouge la nature.

J'ai demandé souvent à des vins captieux
D'endormir pour un jour la terreur qui me mine;
Le vin rend l'oeil plus clair et l'oreille plus fine!

J'ai cherché dans l'amour un sommeil oublieux;
Mais l'amour n'est pour moi qu'un matelas d'aiguilles
Fait pour donner à boire à ces cruelles filles!


Charles Baudelaire (1821-1867)




Más poemas góticos. I Poemas de Charles Baudelaire.


Más literatura gótica:
El resumen y análisis del poema de Charles Baudelaire: La fuente de sangre (La Fontaine de Sang) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta éste poema... Gracias