Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Cómo hablar el sutil idioma de las hadas.
Relato de Algernon Blackwood.
Autores en El Espejo Gótico.

Tu mascota sabe exactamente lo que estás pensando.
Relato de Arthur Machen.
Clásicos del gótico.


Faunos: mitos y leyendas


Faunos: mitos y leyendas:




Los Faunos son las divinidades campestres de la mitología griega y romana más citadas en la literatura, y especialmente en la poesía.

Si bien los Faunos, como todas las criaturas del mundo, respondían a las órdenes de Zéus, el que gobernaba directamente sobre ellos era el dios Pan.

Se decía que Pan había sido un antiguo rey del Lacio. Las fiestas en su honor eran las lupercalias, que se celebraban en el mes de febrero, y eran oficiadas por sacerdotes conocidos como Faunos.

Estas fiestas, en las que podemos ver el origen del carnaval, eran organizadas por estos faunos, en realidad, sacerdotes que se llamaban a sí mismos lupercii, quienes en los días del culto se dirigían a la cueva de Lupercal, situada bajo el Palatino, y dónde Rómulo y Remo fueron amamantados por la ignota loba.

Se pensaba que durante la noche los Faunos podían profetizar. De hecho, Numa Pompilio (715-672 a.C), segundo rey de Roma, acudió a ellos en busca de consejo a propósito de una feroz hambruna. No sabemos cuáles fueron sus palabras, pero sí sabemos que Numa Pompilio capeó la tormenta, que los rebaños fueron salvados y que la tierra volvió a ser fértil.

Fueron los romanos quienes representaban a los Faunos con cuerpo humano y patas de cabra, a veces confundiéndolos con Sátiros, sin dudas, mucho más peligrosos.

Como tantas otras divinidades precristianas, los Faunos pasaron a engrosar la población del infierno hacia el siglo V de nuestra era. Numerosos grimorios y libros prohibidos del período dan cuenta de sus andanzas en los bosques y aldeas medievales.

A pesar de sus similitudes físicas, los Faunos son más bellos y sutiles que los sátiros, y menos brutales que éstos haciendo el amor, arte en el que se destacan con notable maestría.

San Agustín consideraba que los Faunos eran íncubos, seguramente a causa de que su reputación libidinosa estaba arraigada desde la antigüedad.

Una característica que distingue a los Faunos de otras criaturas mitológicas procede de la tormentosa relación que mantienen con las mujeres humanas.

Efectivamente, las aventuras entre Faunos y mujeres son frecuentes, y poseen una tensión dramática que a menudo los lleva a buscar la forma de encarnar en un hombre humano.

Se cree que cuando un Fauno encarna en un mortal, es decir, cuando prescinde de su naturaleza divina, están sujetos a una muerte rápida, ya que no están acostumbrados a lidiar con los peligros de la mortalidad.

No obstante, la pasión de los Faunos por las mujeres es tan intensa que no vacilan en arriesgarlo todo por ellas.




Más mitos griegos: mitología griega. I Mitos griegos de amor.


Más mitología:
El artículo: Faunos: mitos y leyendas fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a: elespejogotico@gmail.com

0 comentarios: