Emy: el demonio que extraña el Paraiso

Emy: el demonio que extraña el Paraíso.




Si tomamos como referencia a los grimorios y libros prohibidos de la Edad Media, Emy fue un demonio menor cuya popularidad cayó en desgracia frente a otras criaturas más poderosas.

Si, en cambio, tomamos la precaución de investigar a fondo su historia, descubriremos que Emy fue, de hecho, un poderoso ídolo de los moabitas mencionado en estela basáltica de Mesa, fechada en el 850 a.C.

Emy aparece allí confusamente, en alianza o competencia con Quemos, el dios principal del panteón de Moab.

Aunque sus atributos son vagos, Emy es un adorador del arte en todas sus formas. Luego, ya en la Edad Media, se lo hizo patrono de los buscadores de tesoros. Esta última asociación, caprichosa a simple vista, acaso sea una metáfora previsible de su amor al arte.

Pero lo que realmente distingue a Emy de otras criaturas infernales es una insólita añoranza del Paraíso, donde cree que regresará algún día.

La mejor definición de Emy proviene del demonólogo Johann Weyer, autor de De Praestigiis Daemonum et Incantationibus ac Venificiis y Pseudomonarchia Daemonum. Allí sostiene, con inesperada precisión:


Hace doscientos mil años que Emy manifiesta, inconsolable, su nostalgia del cielo.





Más diccionario demonológico. I Diccionario de demonios femeninos.


Más diccionario demonológico:
El artículo: Emy: el demonio que extraña el Paraíso fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Unknown dijo...

De allí es donde viene el nombre de los premios emy al arte,todo tiene su lado oscuro



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Crónicas del profesor Lugano.
Relato de H.P. Lovecraft.
Audio relato de E.A. Poe.

Artículo.
Poema de Elizabeth Barrett Browning.
Índice.