Gandalf [como Señor del Anillo] sería peor que Sauron


Gandalf [como Señor del Anillo] sería peor que Sauron.




No hay discusión sobre este punto, al menos en lo que respecta a la opinión de J.R.R. Tolkien: Gandalf sería un Señor Oscuro mucho peor que Sauron [ver: ¿Gandalf podría haber derrotado a Sauron?]. Antes de analizar el cómo y el porqué, repasemos primero esta afirmación de Tolkien en un contexto más amplio:


[Galadriel se concibió a sí misma como capaz de empuñar el Anillo y suplantar al Señor Oscuro. Si es así, también lo hicieron los otros Guardianes de los Tres, especialmente Elrond. Pero este es otro asunto. Era parte del engaño esencial del Anillo llenar las mentes con fantasías de poder supremo. En cualquier caso, Elrond o Galadriel habrían procedido con la política adoptada por Sauron: habrían construido un imperio con generales y ejércitos absolutamente subordinados y grandes máquinas de guerra, hasta que pudieran desafiar a Sauron y destruirlo por la fuerza.

Uno puede imaginar la escena en la que Gandalf, digamos, fue colocado en tal posición. Sería un delicado equilibrio. Por un lado, la verdadera lealtad del Anillo a Sauron; por el otro, una fuerza superior, porque Sauron no estaba realmente en su posesión, y quizás también porque estaba debilitado por una larga corrupción y un gasto de voluntad en dominar a sus inferiores. Si Gandalf resultara vencedor, habría sido para Sauron el mismo resultado que la destrucción del Anillo; él habría sido destruido para siempre. Pero el Anillo y todas sus obras habrían perdurado. Gandalf, como Señor del Anillo, habría sido mucho peor que Sauron. Habría permanecido «justo», pero farisaico. Habría continuado gobernando y ordenando las cosas para el «bien» y el beneficio de sus súbditos de acuerdo con su sabiduría, que era y seguría siendo grandiosa.
Cartas #246]


Tolkien es contundente: «Gandalf, como Señor del Anillo, habría sido mucho peor que Sauron». La carta termina aquí, pero en el margen Tolkien añadió otro concepto interesante :


[Así, mientras Sauron multiplicó [palabra ilegible] mal, dejó el «bien» claramente distinguible de él. Gandalf habría hecho el bien detestable y parecería malvado.]


¿Qué estaba tratando de decir Tolkien?

En apenas tres párrafos, donde establece esta idea de que Gandalf sería un Señor del Anillo mucho peor [no necesariamente más poderoso] que Sauron, también induce la noción de que Elrond podría dominar el Anillo, pero que sobre Galadriel tendría un efecto distinto [ver: ¿Qué significa realmente la inscripción en el Anillo Único?]

El Anillo Único llena todas las mentes con fantasías de poder supremo, incluso si el portador no es [todavía] capaz de manejar el Anillo. Vimos esto con Sam y Gollum. Pero probablemente Gandalf, Galadriel y Elrond eran, de hecho, capaces de empuñar el Anillo [ver: El misterioso Anillo de Saruman]

¿Por qué Elrond sería especialmente capaz? No creo que esto tenga nada que ver con su «poder». Ciertamente podemos dudar que sea comparable al de Galadriel. Después de todo, ella es mucho mayor y nació en Valinor, bajo los Dos Árboles. Creo que Tolkien se refiere a otros factores: Elrond tenía argumentos más prácticos para reclamar el Anillo, debido a su relación con Isildur. ¿Por qué? Bueno, es importante recordar [y esto no suele tenerse en cuenta] que Elrond es un sucesor natural tanto del reinado de Gondor como del resto de Noldor. La Carta #246 incluso dice que:


[En cualquier caso, Elrond o Galadriel habrían procedido con la política ahora adoptada por Sauron: habrían construido un imperio con generales y ejércitos absolutamente subordinados y grandes máquinas de guerra, hasta que pudieran desafiar a Sauron y destruirlo por la fuerza.]


El Anillo Único no te da superpoderes. Mejora su capacidad para dominar otras voluntades, a veces absolutamente. Y Elrond puede haber encajado mucho más naturalmente en este papel, como el hermano de Elros [de quien descienden los Numenoreanos y, por lo tanto, los reyes de Gondor], y como hijo de Eärendil [quien salvó la Tierra Media]; de manera tal que plausiblemente podría reclamar el Alto Reinado de los Noldor si lo hubiera querido. Obedecer el mando de un Elrond tirano habría sido más «natural» para sus súbditos. De hecho, un Elrond como Señor del Anillo podría haber llenado de manera más plausible un hipotético Trono de Occidente en la mayoría de los pueblos de la Tierra Media, quienes podrían haber reconocido su derecho a gobernar incluso sin el Anillo [ver: ¿Por qué Sauron no permitía que se pronunciara su nombre?]

Galadriel, por otra parte, es la co-gobernante de un reino aislado y casi inaccesible. Prácticamente no ha tenido ninguna influencia fuera Lórien. Ella es una criatura legendaria, incluso para otros Elfos, pero nunca reclamó sus derechos como parte de la Gran Realeza [y tuvo muchas oportunidades durante milenios], a diferencia de Elrond, quien es en muchos sentidos el gobernante de facto de los Noldor, incluso si él no pretendía que esto fuese así. Además, Galadriel no tiene ningún derecho a la realeza de los Hombres.

Y Gandalf, por supuesto, no es nadie realmente [en términos políticos]. Nadie sabe quién es excepto un grupo de reducido de personas. Es solo un mago errante para la mayoría. El Anillo tendría mucho más trabajo por hacer, a pesar de que Gandalf obviamente tiene más poder «nativo» que Elrond o Galadriel [ver: Gandalf y la tercera ley de Clarke: la magia como forma avazada de tecnología]. Sin embargo, Tolkien afirma que Gandalf sería mucho «peor» que Sauron si se apoderara del Anillo. ¿Por qué? [ver: ¿Qué sucedió durante la lucha entre Gandalf y el Balrog?]

Básicamente Tolkien está diciendo [en la Carta #246] que Galadriel pensó que podía manejar el Anillo. Y si ella pudiera manejar el Anillo, también podría Gandalf y especialmente Elrond, debido a lo que discutimos anteriormente. En La Comunidad del Anillo, cuando Frodo le ofrece a Galadriel el Anillo, ella pierde el control de sí misma y exclama:


[Y ahora por fin llega. ¡Me darás el Anillo libremente! En lugar del Señor Oscuro, establecerás una Reina. ¡Y no seré oscura, sino hermosa y terrible como la mañana y la noche! ¡Hermosa como el mar y el sol y la nieve sobre la montaña! ¡Terrible como la tormenta y el relámpago! Más fuerte que los cimientos de la tierra. ¡Todos me amarán y desesperarán!


La última línea es especialmente poderosa e intrigante, pero nunca he podido encontrarle sentido; sobre todo cuando comparamos lo que Galadriel piensa que sería con el Anillo con la descripción que hace Tolkien de Gandalf como portador del Único: «Gandalf, como Señor del Anillo, habría sido mucho peor que Sauron. Habría permanecido «justo», pero farisaico. Habría continuado gobernando y ordenando las cosas para el «bien» y el beneficio de sus súbditos de acuerdo con su sabiduría, que era y seguría siendo grandiosa». Comparemos las líneas:


«¡Todos me amarán y desesperarán!»

Con lo afirmado [de nuevo] en la Carta #246:

«Gandalf habría hecho el bien detestable y parecería malvado.»

El contraste parece enfático, pero no lo es. La carta de Tolkien no dice explícitamente que el Gandalf se habría vuelto detestable, sino que habría hecho destestable al bien, especialmente si era «mucho peor que Sauron», es decir, tomando el lugar del Señor Oscuro que fue enviado a destruir [ver: ¿Cómo era el aspecto de Sauron en realidad?]. Además, Sauron, como Señor Oscuro, nunca fue ambiguo; nunca coqueteó con el bien, o con la idea de un bien mayor; pero Gandalf ciertamente, habría querido hacer el bien con el Anillo [un bien completamente distorsionado, claro], y Tolkien pensaba que los peores males provienen de este tipo de tiranías. Por eso, Gandalf como portador del Único habría sido «peor» que Sauron.

Sin embargo, Galadriel dice que, si se convirtiera en Señora del Anillo, «todos la amarían». Por supuesto, ella es, según todas las descripciones, incomparablemente hermosa. Pero habría hecho que ese amor esté intrínsecamente unido a la «desesperación». Es difícil imaginar amar a un tirano que desespera a sus súbditos y que, según ella misma admite, es «¡terrible como la tormenta y el relámpago!»; anque la desesperación y el amor no son excluyentes, como lo sabe cualquiera que haya sentido el tormento de un amor profundo y no correspondido. La gente terrible es difícil [aunque, de nuevo, no imposible] de amar.

Se podría sugerir que los súbditos de Galadriel como Señora del Anillo se «desesperarían» porque sería una tirana «más fuerte que los cimientos de la tierra», de modo tal que derrocarla sería casi imposible; pero esto plantea la pregunta de por qué alguien querría derrocar a un gobernante a quienes todos aman. Si amas a alguien [sobre todo si este sentimiento es enfermizo, y lo sería en este caso], te deleitas con su presencia, te emocionas con la más mínima muestra de afecto o atención. Nada te aflige más que separarte del otro, y la separación permanente sería inimaginablemente dolorosa.

¿Cómo reconciliamos estas ideas aparentemente contradictorias: amor vs desesperación? ¿Cómo se puede amar a alguien que causa desesperación? ¿Y qué razón tendrían sus súbditos, que la aman, para sentirse desesperados? La respuesta, me temo, quedará para otro artículo.

Volvamos a Gandalf.

Entonces, Tolkien afirma que Gandalf sería peor que Sauron como Señor Oscuro, de modo que debemos aceptar esto como la verdad, salvo que uno quiera disputar con el autor las intenciones de su obra. Hay, sin embargo, una refutación más elegante. Quizás Tolkien no se refiere a un Sauron en el esplendor de su poder, sino a un Sauron ya desgastado, y además incorpóreo. Gandalf claramente está en mejor forma que Sauron en la Tercera Edad. Puede enfrentarse mano a mano con un Balrog empuñando únicamente una espada élfica, y aún así ganar [aunque con un costo considerable]. Solo tenemos que imaginar cómo aumentaría su fuerza con el Anillo.

Además, Gandalf posee otra ventaja sobre Sauron. El mago conoce el «consejo de la luz»: sus capacidades y planes con una claridad que Sauron no tenía. En cierto modo, Gandalf se vería como un Morgoth resucitado si reclamara el Anillo [ver: Morgoth vs. Sauron: ¿quién fue más poderoso?]. Bueno, esto quizás sea un tanto exagerado.

El punto clave está en la nota al margen de la Carta #246:


[Así, mientras Sauron multiplicó [palabra ilegible] mal, dejó el «bien» claramente distinguible de él. Gandalf habría hecho el bien detestable y parecería malvado.]


Esto es una reminiscencia de algo dicho por Mandos y registrado en un ensayo titulado: Leyes y costumbres de los Eldar (Laws and Customs of the Eldar), publicado en El Anillo de Morgoth (Morgoth's Ring):


[Es posible que, en un consejo, señalemos el camino superior, pero no podemos obligar a ninguna criatura libre a caminar por él. Esto conduce a la tiranía, que desfigura el bien y lo hace parecer odioso.]


Parecería que Tolkien tiene una fuerte oposición moral a la compulsión, incluso a la compulsión hacia la «verdad». Dice algo similar en otra carta [«A Naomi Mitchison». Abril de 1954]:


[La historia se presenta en términos de un lado bueno y un lado malo, belleza contra fealdad despiadada, tiranía contra realeza, libertad moderada, con consentimiento, contra la compulsión que ha perdido cualquier objeto excepto el mero poder; pero ambos lados, en cierto grado, son conservadores y destructivos, quieren cierto control.]


Entonces, aunque puede haber un camino inequívocamente «correcto», Tolkien creía que todos deberían tener la libertad de elegir si seguirlo o no. Negar esa libertad confundiría el camino «correcto» con el «incorrecto». Como ocurriría con Gandalf con el Anillo [«haría el bien detestable»], o como cuando Mandos dice que la tiranía hace que el bien parezca odioso. En otras palabras, obligar a una criatura libre a caminar por el camino «correcto» en última instancia la alejaría más de él. El camino «bueno» parecería malvado y el camino «malvado» parecería bueno porque lo estás eligiendo por tu propia voluntad.

Según la doctrina católica, la cual estableció en gran medida las opiniones de Tolkien sobre el tema, la intención y el libre albedrío de una acción son casi [si no más] importantes que la acción en sí.

Esto es lo que desfigura al bien y lo hace parecer odioso. Forzar a otro a tomar el camino correcto te corrompe, porque lo estás esclavizando, quitándole su libre albedrío. Con Sauron no tienes opción realmente: lo sigues o mueres. En cambio, con Gandalf habría algunas sutilezas que harían que su poder fuese mucho peor.

Sin referirse específicamente a este tema, finalizamos con un razonamiento C.S. Lewis [ver: El león, la bruja y el Fimbulvetr], el cual puede aplicarse perfectamente a un supuesto Gandalf como un Señor Oscuro peor que Sauron:


[De todas las tiranías, una ejercida sinceramente por el bien de sus víctimas puede ser la más opresiva. Sería mejor vivir bajo barones corruptos que bajo la moral omnipotente. La crueldad del corrupto a veces puede dormir, su codicia puede en algún momento saciarse; pero los que nos atormentan por nuestro propio bien, nos atormentarán sin fin, porque lo hacen con la aprobación de su propia conciencia.]




Tierra Media. I Taller gótico.


Más literatura gótica:
El artículo: Gandalf [como Señor del Anillo] sería peor que Sauron fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante.

RodrigoIsas dijo...

Muy bueno!!!

Unknown dijo...

Genial reflexión. Si se me permite una hipótesis, creo que cuando Tolkien habla de la dictadura del bien impuesta por Gandalf, como algo peor que Sauron, no puedo evitar tener la sensación de que habla del socialismo-comunismo.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Manly Wade Wellman.
¿Una historia de amor?
Libro y análisis.

Relato de Allison V. Harding.
Análisis de «La Casa Maldita» de Lovecraft.
Análisis de «Salem's Lot».