«Sensibilidad»: Hannah More; poema y análisis


«Sensibilidad»: Hannah More; poema y análisis.




Sensibilidad (Sensibility) es un poema del romanticismo de la escritora inglesa Hannah More (1745-1833), publicado en 1782.

La sensibilidad, quizás, es el concepto más conflictivo del discurso del romanticismo. Era percibida por los románticos como una cualidad de receptividad, muy refinada, fuente del genio creativo y del buen gusto en la poesía. Como concepto filosófico, podemos pensar en la sensibilidad como una tendencia innata a la benevolencia, al bien común, una capacidad para lograr una identificación solidaria con el otro. Sin embargo, lejos de ser del todo saludable, la sensibilidad también era vista como un estado de enfermedad existencial.

Para el romanticismo, la sensibilidad está en la frontera de la morbosidad, la historia y la locura. Era considerada como una señal de nobleza, de humanidad, incluso de destreza creativa, pero también como un síntoma afeminante cuando era demasiado aguda. En este sentido, podemos pensar en la sensibilidad romántica como una manifestación de las ansiedades del período sobre las categorías inestables de género y clase.

Sensibilidad, uno de los mejores poemas de Hannah More, muestra la difícil posición del poeta agraciado con un cuerpo sensible más refinado de lo habitual. Hannah More comienza afirmando que en la constitución humana existe respuesta de simpatía instintiva, la cual tiene sus raíces en una capacidad perceptiva análoga, o quizás incluso idéntica, a la de los órganos sensoriales del cuerpo. Al igual que muchos de sus contemporáneos, Hannah More vindica esta capacidad de sentir simpatía y, en el proceso, la dignifica como un agente que ejerce una fuerza del bien en el mundo:


¡Dulce SENSIBILIDAD! ¡Tú, deliciosa entusiasta!
¡Moraleja espontánea! ¡Hosco sentido de la luz!
¡Percepción exquisita, simiente de la bella virtud!
¡Tú, rápida precursora de la acción liberal!
¡Tú, conciencia apresurada! ¡Sonrojado lamento de la razón!
A ti pertenece
la rápida reparación de los males no examinados:
ansiosa por servir, la causa quizás no probada,
pero siempre apta para elegir el bando que sufre.


Hannah More caracteriza a la sensibilidad como una «percepción exquisita», como una capacidad epistemológica que fluye de una conciencia aguda. Esta capacidad hace que la persona sensible «siempre esté dispuesta a elegir el lado que sufre», es decir [en términos románticos], asumir la causa de la virtud en la angustia. Pero el problema con esto es que la verdadera compasión implica sufrimiento en el observador, porque sentir compasión en el sentido fundamental del término no es simplemente sentir lástima por el sufrimiento de otra persona, sino sufrir junto a ella. En resumen, la sensibilidad tiene un precio para el poeta:


Sin embargo, ¿qué es el ingenio y qué es el arte del poeta?
¿Puede el genio proteger al corazón vulnerable?
¡Ah, no! Donde reina la brillante imaginación,
el espíritu bien forjado siente dolores más agudos;
donde el resplandor exalta el sentido y el gusto se refina,
la más aguda angustia aflige la mente;
allí, por todas partes el sentimiento se difunde,
se estremece en cada nervio y vive en todo el corazón;
y aquellos, cuyas almas generosas ocultarían cada lágrima
a los ojos de los demás, nacen ellos mismos para llorar.


Sensibilidad de Hannah More da cuenta de una verdadera constelación de conflictos entre la sensibilidad y la creatividad poética. En cierto modo, propone que el estilo poético de las mujeres del romanticismo no procede de una diferencia esencial con los hombres, sino más bien de una experiencia diferente del mundo. Mientras los poetas varones celebran la sensibilidad como medio de trascender lo cotidiano, las mujeres tienden a celebrar el dolor inevitable que trae la empatía con el sufrimiento de los demás.

Tal vez la articulación más robusta sobre el tema se encuentra en el prefacio de las Baladas líricas (Lyrical Ballads) de Wordsworth, donde propone que la sensibilidad es la base del genio creativo, lo cual implica que las personas con una sensibilidad refinada son naturalmente superiores. Esta jerarquía es explícita en la definición de Wordsworth del poeta: alguien que, debido a su hipersensibilidad, tiene un mayor conocimiento de la naturaleza humana. Para Hannah More, el poeta vive más intensamente que el común de la gente debido a esas cualidades innatas, pero no es superior a los demás.

Toda buena poesía —dice Wordsworth— es el desbordamiento espontáneo de sentimientos poderosos registrados por un el hombre [excluye a las mujeres] que posee una sensibilidad orgánica superior. Según Wordsworth, entonces, la creatividad poética es el producto de una relación dialéctica entre el sentimiento y la razón, el resultado de la reflexión del poeta sobre lo que más lo conmueve. Este compromiso con las facultades cognitivas, sensoriales y afectivas, también es experimentado por el lector. El núcleo de este concepto, la noción de «sensibilidad orgánica», lo sitúa en una dimensión física, prerracional, una respuesta instintiva que dispone al sujeto a empatizar y participar del sufrimiento del otro. En este sentido, Sensibilidad de Hannah More apunta en el mismo sentido, pero además con la consciencia de que la sensibilidad es un factor que genera ansiedad cuando no se la expresa artísticamente.

A continuación compartimos un breve fragmento de Sensibilidad de Hannah More. El poema completo puede leerse en inglés aquí.




Sensibilidad.
Sensibility, Hannah More (1745-1833)

(Traducido al español por Sebastián Beringheli para El Espejo Gótico)


¡Dulce SENSIBILIDAD! Tú, poder secreto
que derramas tus dones en la hora natal,
como los favores de las hadas; el arte nunca podrá alcanzar
ni afectar tu poder de agradar:
tu esencia sutil aún elude las cadenas
de la definición y vence sus dolores.

¡Dulce SENSIBILIDAD! ¡Tú, deliciosa entusiasta!
¡Moraleja espontánea! ¡Hosco sentido de la luz!
¡Percepción exquisita, simiente de la bella virtud!
¡Tú, rápida precursora de la acción liberal!
¡Tú, conciencia apresurada! ¡Sonrojado lamento de la razón!
A ti pertenece
la rápida reparación de los males no examinados:
ansiosa por servir, la causa quizás no probada,
pero siempre apta para elegir el bando que sufre;
para aquellos que no te conocen, ninguna palabra puede pintarte,
y aquellos que te conocen, saben que todas las palabras son vanas.

Sin embargo, ¿qué es el ingenio y qué es el arte del poeta?
¿Puede el genio proteger al corazón vulnerable?
¡Ah, no! Donde reina la brillante imaginación,
el espíritu bien forjado siente dolores más agudos;
donde el resplandor exalta el sentido y el gusto se refina,
la más aguda angustia aflige la mente;
allí, por todas partes el sentimiento se difunde,
se estremece en cada nervio y vive en todo el corazón;
y aquellos, cuyas almas generosas ocultarían cada lágrima
a los ojos de los demás, nacen ellos mismos para llorar.


Sweet SENSIBILITY! Thou secret pow'r
Who shedd'st thy gifts upon the natal hour,
Like fairy favours; art can never seize,
Nor affectation catch thy pow'r to please:
Thy subtle essence still eludes the chains
Of definition, and defeats her pains.

Sweet SENSIBILITY! Thou keen delight!
Unprompted moral! sullen sense of light!
Perception exquisite! fair virtue's seed!
Thou quick precursor of the lib'ral deed!
Thou hasty conscience! ¡Reason's blushing morn!
To thee belongs
The swift redress of unexamin'd wrongs:
Eager to serve, the cause perhaps untried,
But always apt to choose the suff'ring side;
To those who know thee not no words can paint,
And those who know thee, know all words are faint.

Yet what is wit, and what the Poet's art?
Can genius shield the vulnerable heart?
Ah, no! where bright imagination reigns,
The fine-wrought spirit feels acuter pains;
Where glow exalted sense and taste refin'd,
There keener anguish rankles in the mind;
There, feeling is diffus'd through every part,
Thrills in each nerve, and lives in all the heart;
And those, whose gen'rous souls each tear would keep
From others' eyes, are born themselves to weep.


Hannah More
(1745-1833)

(Traducido al español por Sebastián Beringheli para El Espejo Gótico)




Poemas góticos. I Poemas del romanticismo.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de Hannah More: Sensibilidad (Sensibility), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Poky999 dijo...

Ya es mayo, pero me ha encantado este poema, goza de una valoración exquisita de la sensibilidad. También me ha parecido lógica la introducción, es de gran utilidad para analizar el poema.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Artículo.
Análisis de «Del más allá» de Lovecraft.
Relato de Bertram Russell.

Poema de Frank Belknap Long.
Relato de Algernon Blackwood.
Artículo.