«Ragnarok»: Henry Kuttner; poema y análisis


«Ragnarok»: Henry Kuttner; poema y análisis.




Ragnarok (Ragnarok) es un poema mitológico del escritor norteamericano Henry Kuttner (1915-1958), publicado en la edición de junio de 1937 de la revista Weird Tales.

Ragnarok, uno de los pocos poemas de Henry Kuttner que han trascendido, nos introduce en la mitología nórdica, y más precisamente en el mito del Ragnarok, el cual narra cómo los dioses del Asgard serán derrotados por los Jotuns, o Gigantes del Frío, concluyendo así el reinado de Odín, Thor, Tyr, y muchos otros dioses.

En este sentido, Ragnarok de Henry Kuttner se inspira en el mito pero no en la estructura poética de quienes lo forjaron en primer lugar. En otras palabras, no se trata de un poema vikingo, ni siquiera un poema nórdico, sino más bien un esfuerzo por retratar, desde una perspectiva posterior, la muerte de los dioses paganos. Más cerca de la verdadera épica nórdica, por ejemplo, se encuentra el poema de H.P. Lovecraft: El epicedio de Ragnar Lodbrok (Regnar Lodbrug's Epicedium).




Ragnarok.
Ragnarok, Henry Kuttner (1915-1958)

Esta es la hora de la perdición del nórdico, el día en que los dioses morirán;
este es el Ragnarok, y el Puente del Arco Iris tiembla ante el grito de batalla;
Loki y Hel y el lobo Fenris llegaron a las puertas de Valhalla,
y los dioses descenderán (como lo han anunciado los skalds),
porque los dioses se debilitan, los dioses envejecen,
luchando contra una marea amarga y fría,
luchando contra las hordas que avanzan.

Balder partió de los salones del Valhalla, y las manzanas de la juventud son polvo;
las manos del poderoso Thor están encogidas, y su martillo está lleno de óxido;
los cuervos de Odín gimen un canto, y el hidromiel en los cuernos está agrio
(el hidromiel del propio Odin en su cuerno),
y los cuervos de Odín lloran suavemente,
y los dioses se entregan al llanto silencioso,
porque los dioses han encontrado su hora.

Nunca más los jarls vikingos se levantarán en su ira carmesí;
nunca más los fiordos helados abrirán el camino del dragón;
el ojo del bardo es opaco y frío; su boca se ahoga con una mentira;
los salones del escandinavo caen y se pudren;
¿vivirán los Aesir cuando su fe muera?
¡No! Cuando todos los dioses son olvidados,
es mejor que los dioses mueran.


This is the time of the Norseman’s doom, the day when the gods shall die;
It is Ragnarok, and the Rainbow Bridge shakes to the battle-cry;
Loki and Hel and Fenris-wolf howl at Valhalla’s gate,
And the gods shall go down (as the skalds have told),
For the gods grow weak, and the gods grow old,
Battling a tide that is bitter with cold,
Battling a flood in spate.

Balder is gone from Valhalla Hall, and the apples of youth are dust;
The thews of the mighty Thor are shrunk, and his hammer thick with rust;
The ravens of Odin moan a dirge, and the mead in the horns is sour
(Odin’s mead in his drinking-horn),
And the ravens of Odin softly mourn,
And the gods shall go to the silent bourn,
For the gods have had their hour.

Never again shall the Viking Jarls rise in their crimson wrath;
Never again shall the ice-bound fiords open the dragon-path;
The eye of the minstrel is dull and cold; his mouth is choked with a lie;
The halls of the Norseman fall and rot;
Shall the Aisir live when their faith has not?
Nay! When the gods are all forgot,
It is best that the gods shall die!


Henry Kuttner
(1915-1958)




Poemas góticos. I Poemas de Henry Kuttner.


Más literatura gótica:
El análisis, traducción al español y resumen del poema de Henry Kuttner: Ragnarok (Ragnarok), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Análisis de «La Novia de Corinto» de Goethe.
La mitología de Lord Dunsany.
Poema de Goethe.

Relato de Margaret St. Clair.
Análisis de «El que susurra en la oscuridad» de Lovecraft.
Relato de William F. Harvey.