¿Los fantasmas son «grabaciones» impresas en la realidad?


¿Los fantasmas son «grabaciones» impresas en la realidad?




Existe una interesante teoría que intenta explicar el verdadero significado de los fantasmas, conocida como la Cinta de Piedra (Stone Tape).

Esta teoría, o mejor dicho, especulación, sostiene que todos los fenómenos relacionados a los fantasmas, por ejemplo, las casas embrujadas, los bosques encantados, y los objetos malditos, pueden explicarse del siguiente modo:

En general, las manifestaciones sobrenaturales asociadas a un lugar en particular suelen repetirse una y otra vez, de acuerdo a quienes han presenciado este tipo de hechos; es decir, los supuestos fantasmas que allí aparecen repiten siempre el mismo comportamiento; no varían, y por esa razón los testigos de este tipo de fenómenos suelen coincidir en su descripción.

De acuerdo a la teoría de la Cinta de Piedra, esta dinámica es análoga al comportamiento de una cinta de grabación.

En este sentido, las fibras de la realidad podrían imprimirse en situaciones en las cuales el sujeto descarga una gran cantidad de energía emocional en el ambiente, a menudo como consecuencia de un suceso traumático, el cual podría ser almacenado en determinados objetos.

Esta especie de archivo psíquico almacenado en la realidad también podría, bajo ciertas circunstancias, activarse y repetirse, del mismo modo que una cinta de grabación, o un VHS, para los más memoriosos; lo cual explica dos cuestiones sumamente interesantes: de qué están hecho los espíritus, y mejor aún, qué hacen los fantasmas cuando no están con nosotros.

En cierta forma, la teoría de la Cinta de Piedra se ajusta a la Teoría del Fin de la Realidad, la cual explica que los fantasmas son una falla en la programación de la realidad.

La idea de que los fantasmas son grabaciones impresas en la realidad no es nueva, y de hecho es utilizada con frecuencia en la literatura e incluso en la filosofía.

Tal es el caso del filósofo H.H. Price, que en 1940 dedujo que las apariciones fantasmagóricas eran sospechosamente monónotas como para tratarse de otra cosa además de un hecho impreso en la fibra de la realidad.

Por otra parte, el arqueólogo y parapsicólogo Thomas Charles Lethbridge, actualizó ese concepto, y sostuvo que los fantasmas no son en absoluto los espíritus o el alma de las personas fallecidas, sino simplemente grabaciones, similares a un cortometraje.

Por esa razón es imposible interactuar con los fantasmas. El testigo del fenómeno, del mismo modo que un espectador en una sala de cine, solo puede observar y sentir lo que la grabación proyecta.

Pero la Teoría de la Cinta de Piedra va más allá de los fantasmas; en resumen, sostiene que las emociones humanas pueden quedar almacenadas en los objetos. Solo sería necesario que una persona lo suficientemente sensitiva active el mecanismo de reproducción para que la grabación se repita a sí misma.




Fenómenos paranormales. I Diarios de parapsicología.


Más literatura gótica:
El artículo: ¿Los fantasmas son «grabaciones» impresas en la realidad? fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Les concedo toda la razón, por que es así, brevemente les contaré que tenía esa teoría luego de ir investigando más y más acerca de los fantasmas, y el impetu de responder la pregunta clásica ¿que es un fantasma? entre otras, y mi conclusión coincide completamente con dicha teoría de la cinta de Piedra, y del parapsicólogo Lethbridge, quiero compartirles sino les viene mal, mi teoría que es la siguiente:

Un fantasma es un holograma que ha quedado impreso y posteriormente encerrado en el tiempo y el espacio, la energía de la persona debido a un hecho importante en la vida del mismo es parte del origen, luego el geo-magnetismo de la tierra lo registra, lo guarda como un archivo comprimido (RAR o similares) en espera de ser usado algún día, el circuito está incompleto y nada sucederá a menos que las condiciones requeridas se cumplan, las cuales son:
1.- la Persona objetivo (Po) debe tener una cierta cantidad de energía afín, libre y disponible para usar, por ende el factor sorpresa tiene relevancia.

2.- Po debe estar en el lugar de la impresión hológrafica ya que actuará como el contrapeso y al mismo tiempo como pila temporal portatil para que active el "botón" de dicho "cortometraje" espectral a mostrar, de ese modo cual si fuese el circuito electrónico de una bombilla de luz, se recrea aquella escena nuevamente por algunos segundos para luego desvanecerse.

3.- Un fantasma u holograma, es una psicografía, del mismo modo sucede con aquellas casas abandonadas donde se escuchan voces o lamentos pero no ves nada, es decir una psicofonía, para ambos se aplica el método de grabación geomagnetica o cinta de piedra como citan en el post.

4.- Remanentes de energía pueden quedarse en algunos objetos pero esto no es una norma, ni sucede en todas las ocasiones, no sirve de proyector, solo almacenaje, ahora bien, explicando de modo simple, una psicografía es muda mientras que una psicofonía es ciega, es extremadamente raro ver y escuchar al mismo tiempo, porque requiere de una gran cantidad de energía el cual Po no puede aportar ya que se requiere un cambio de polo, ni que decir de la interacción así que tenga en cuenta que aquello que está ahí, es un ente probablemente y no un fantasma.

5.- Un fantasma nunca pide nada, ni requiere de misas, rezos, rituales o pactos.

Saludos y gracias por su publicaciones.
atte H. Belsassar

Anónimo dijo...

Puede recomendar bibliografía acerca de este tema? Muchas gracias :)



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de David H. Keller.
Análisis de «El Templo» de H.P. Lovecraft.
Consultorio paranormal.

Tierra Media.
Relato de Henry Hasse.
Análisis de «El Montículo».