Los mejores poemas del Decadentismo


Los mejores poemas del decadentismo.




Los poemas del decadentismo presentan los síntomas más violentos de una sociedad y una moral que comienzan a agotar sus paradigmas, justo para reemplazarlos por otros, a menudo más feroces. Entenderlos es entender también las contradicciones de una época.

Una gran antología puede asistirnos en el deseo de conocer algo más sobre el decadentismo, sus móviles e instintos. En este caso, el libro es Ruinas Morales: el libro del decadentismo (Moral Ruins: The Dedalus Book of Decadence), editado en 1990.




Ruinas morales: el libro del decadentismo.
Moral Ruins: The Dedalus Book of Decadence.
  • Al lector (Au Lecteur, Charles Baudelaire)
  • Languidez (Langueur, Paul Verlaine)
  • Después del diluvio (Après le Déluge, Arthur Rimbaud)
  • Letanías de Satán (Les Litanies de Satan, Charles Baudelaire)
  • El cuarto doble (La Chambre Double, Charles Baudelaire)
  • Spleen (Spleen, Paul Verlaine)
  • El bote borracho (Le Bateau ivre, Arthur Rimbaud)
  • Don Juan en los infiernos (Don Juan aux enfers, Charles Baudelaire)
  • Theoretikos (Theoretikos, Oscar Wilde)
  • Satia Te Sanguine (Satia Te Sanguine, Algernon Charles Swinburne)
  • Magia (Magic, Lionel Johnson)
  • Non Sum Qualis Eram Bonae Sub Regno Cynarae (Non Sum Qualis Eram Bonae Sub Regno Cynarae, Ernest Dowson)
  • El traductor y el niño (The Translator and the Children, James Elroy Flecker)
  • Insomnio (Insomnia, John Davidson)
  • Absinthia Taetra (Absinthia Taetra, Ernest Dowson)
  • El anillo de Fausto (The Ring of Faustus, Eugene Lee-Hamilton)




Antologías. I Poemas del decadentismo.


El artículo: Los mejores poemas del decadentismo fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Mary E. Wilkins-Freeman.
Poema de Walter de La Mare.
Análisis de «La Ciudad Sin Nombre» de Lovecraft.

Relato de H. Russell Wakefield.
Análisis de «El almohadón de plumas» de Horacio Quiroga.
Relato de Manly Banister.