«Codex Gigas»: la Biblia del diablo


«Codex Gigas»: la Biblia del diablo.




El Codex Gigas —cuyo nombre proviene del latín y significa «libro grande»; conocido también como La Biblia del diablo o Códice de Satanás—, es un libro prohibido escrito en el siglo XIII por el monje Herman el Recluso, del monasterio de Podlažice, actual República Checa.

Por su tamaño —92 × 50,5 cm— se lo considera el libro medieval más voluminoso, y por su contenido, uno de los más extravagantes y misteriosos de todas las épocas.

Entre otras rarezas, el Codex Gigas contiene parte de la Vulgata, es decir, la Biblia. Esto no sería asombroso si el resto del libro se dedicase a la religión y la fé cristiana. Por el contrario, La Biblia del diablo también retiene en sus páginas la Chronica Boemorum, tratados de magia herborística, encantamientos, algunos comentarios de Flavio Josefo, las oscuras Etimologías de San Isidoro de Sevilla, las recetas medicinales de Constantino el Africano, y una larga lista de notables fallecidos. Semejante acumulación de ciencias es inédita en cualquier otro libro de la Edad Media.

La leyenda, en todo caso, sólo ha servido para acrecentar su popularidad.

El Codex Gigas estuvo oculto en la biblioteca hermética del emperador del Sacro Imperio Germano, cuyos eruditos anunciaron que su autor, aquel monje sabio, vendió su alma al demonio a cambio del conocimiento necesario para la confección de tan voluminoso códice.

Pero la leyenda va más lejos todavía. Condenado a ser emparedado vivo por la orden benedictina, aquel monje ofreció escribir el Libro de libros, una obra colosal, gigantesca, que honraría eternamente el nombre del monasterio, reuniendo en un sólo volumen todo el saber del mundo. Como es natural, el abad cedió ante aquel ofrecimiento tentador, y le preguntó al monje cuánto tiempo era necesario para elaborar semejante libro. El monje, tal vez arrinconado por las circunstancias, se comprometió a escribirlo en una sola noche.

La tarea era tan desmesurada que el propio Satanás se ofreció a escribir el libro, a cambio de un pequeño favor: que su verdadera imagen apareciera en el Codex Gigas.

Fuera del terreno de la leyenda, la primera mención al Codex Gigas lo ubica en el monasterio benedictino de Bohemia Podlažice. Esta fue su primera biblioteca. No obstante, es impensable que se escribiese allí. Un libro de semejante calibre nunca pudo ser escrito con medios de referencia tan austeros. De su autor sólo nos queda un epíteto: Herman; una reducción del apodo Hermanus Monachus, que significa «el monje recluido».

Cito algunos párrafos de mi obra: El libro de las lecturas prohibidas:


***

Desde su nacimiento, el Codex Gigas siempre tuvo fama de ser un libro maldito. Todos aquellos que lo poseían caían en las más heterogéneas desgracias. En 1295 el monasterio de Podlažice sufrió una grave crisis económica. Para eludir la quiebra y la pérdida de todos sus bienes el abad acordó vender el libro a los cistercienses de Sedlec. Jactanciosos, los monjes blancos lo colocaron en un lugar privilegiado del edificio. En pocos años el monasterio cayó en bancarrota y el libro fue devuelto por una comitiva visiblemente ofuscada. De vuelta en su antiguo hogar, fue acusado de traer consigo la peste.

En 1561, el príncipe Rodolfo II de Habsburgo, iniciado en el ocultismo por el mismísimo Nostradamus, codiciaba el libro. Durante años insistió con epístolas obsecuentes y llenó de favores a los monjes benedictinos hasta que finalmente se lo obsequiaron. Rodolfo, propenso a la apatía, se tornó más huraño, torpe y paranoico que de costumbre. Su carácter se debilitó y su cuerpo, enfermizo desde la infancia, comenzó a mostrar evidentes signos de decadencia, entre ellos, purulentos granos y abscesos que despedían un hedor cadavérico. El príncipe contrató expertos traídos de todos los rincones del reino para traducir las complejas imágenes del libro. A medida que crecía su interés, particularmente en el retrato de Satanás, su gobierno iba perdiendo credibilidad. Absorbido por una cifra considerable de excentricidades, entre ellas, la alquimia, los autómatas, las máquinas de movimiento perpetuo, los enanos, con quienes eventualmente formaría un desacreditado regimiento de infantería, Rodolfo fue forzado a abandonar el poder.

En 1648 las tropas invasoras suecas entraron en Praga. Inmediatamente después de embriagarse confiscaron el objeto más preciado de la corte. El libro viajó casi 1.500 kilómetros hasta llegar a Estocolmo. Con el tiempo llegaría a ser una de las obras más alabadas de la biblioteca de la reina Cristina, hasta que un feroz incendio casi acabó con el edificio. El hecho se produjo el viernes 7 de mayo de 1655. Dos sirvientes arrojaron los 75 kilos del libro por una ventana, salvándolo del fuego. Media docena de enanos de avanzada edad, también incautados de los bienes de Rodolfo con propósitos decorativos, no corrieron la misma suerte.

(El libro de las lecturas prohibidas, Sebastián Beringheli).




Libros prohibidos. I Libros extraños.


Más literatura gótica:
El artículo: «Codex Gigas»: la Biblia del diablo fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

12 comentarios:

la_ultima_rosa dijo...

ha estado muy interesante, no sabia mucho al respecto y gracias a los videos ahora me he enterado de más cosas, gracias por el post,^^, por favor continuen compartiendonos cosas tan interesantes, buen día.

Anónimo dijo...

Este manuscrito no es la biblia del diablo, le otorgaron falsamente ese nombre por la imagen de un demonio que tiene en una de sus paginas, pero en realidad nadie a podido revelar su verdadero contenido, "por eso se le llama codice" y todo lo que se dice negativamente de el es mera especulacion, solo an ubicado la epoca en que se hizo por el papel, la tinta, etc., gracias a expertos forenses.

Recomiendo altamente que se investigue mas sobre el codice OPPRSSUM TYRANNUS de justus huygens....

Noteimporta dijo...

¿El autor se apellidaba Dubell?

Lorena dijo...

¿Dónde puedo descargar el Codex Gigas?

Anónimo dijo...

Dónde se puede descargar?

Anónimo dijo...

Donde puedo descargarlo ?

Anónimo dijo...

en los noventas en una pagina de una revista de espectáculos salía una publicación llamada boutique y entre los artículos ofrecían unos libros tomo 1 y 2 titulados el libro de la bruja y escrito por una bruja de nombre nona galo pero por mas que he buscado no los logro encontrar en ningún lado ojala y alguien pueda ayudarme

Anónimo dijo...

Videos caídos, ¿alguien sabe donde los puedo encontrar?

yubolga dijo...

Seria bueno investigar mas

Anónimo dijo...

buscando se llega al tartaro

Anónimo dijo...

Video caído,, saludos?

Anónimo dijo...

Todos los enlaces de tu pagina no sirven... me parece una verdadera falta de respeto



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Análisis de «En la cripta» de Lovecraft.
Relato de David H. Keller.
Análisis de «El Templo» de Lovecraft.

Consultorio paranormal.
Tierra Media.
Relato de Henry Hasse.