«El destino de una rana»: Christina Rossetti; poema y análisis.



«El destino de una rana»: Christina Rossetti; poema y análisis.




El destino de una rana (A Frog's Fate) es un poema prerrafaelita de la escritora inglesa Christina Rossetti, publicado póstumamente en la colección de 1904: Nuevos poemas (New Poems); siendo considerado como uno de los mejores poemas de Christina Rossetti.






El destino de una rana.
A Frog's Fate, Christina Rossetti (1830-1894)

Desdeñando su casa en el pueblo
Y la charca del pueblo,
Una Rana imponente despreció cada camino
Saltando por la carretera del imperio.

Ni cerdo feroz ni perro ladrador
Podrían desconcertar a tan majestuosa Rana.
Aún se demoraba el rocío de la mañana,
Sus costados se helaban, su lengua se entumecía:
Cuando la noche debía llegar, llegó primero el rocío,
Y fue rechazado por nuestra peregrina Rana.

¡Pero, ay! La hierba del camino la esconde
Ya no se la advierte saltando.
Desprevenidamente rodaba un ancho carro
Que la aplastó, arrolló sus alegrías, sus encantos.
Y del morir ahogado brotó un débil canto
Rompiendo el silencio perpetuo de la Rana:
Vosotras, Ranas boyantes, vosotras, pequeñas y grandes,
¡Incluso yo soy mortal después de todo!
Mi camino a la fama resultó un camino de lodo;
Fallezco sobre la horrible carretera;
¡Ah, mi viejo camino familiar!

La Rana ahogada sollozó y partió;
El Áuriga pasó silbando a zancadas,
Inconsciente de la infame matanza,
Silbando el Áuriga cruzó,
Silbando (podría decirse)
Como silban su cortejo las ranas.
Una rana hipotética atropellada,
Ignorante de la realidad.

Oh, ricos y pobres, oh grandes y pequeños,
Tales descuidos nos sacuden.
Una Rana destrozada lo tolera todo,
Una Rana tan insignificante como absoluta:
Aquella Rana hipotética y sola
Es la Rana sobre la que habitamos.


Contemptuous of his home beyond
The village and the village-pond,
A large-souled Frog who spurned each byeway
Hopped along the imperial highway.

Nor grunting pig nor barking dog
Could disconcert so great a Frog.
The morning dew was lingering yet,
His sides to cool, his tongue to wet:
The night-dew, when the night should come,
A travelled Frog would send him home.

Not so, alas! The wayside grass
Sees him no more: not so, alas!
A broad-wheeled waggon unawares
Ran him down, his joys, his cares.
From dying choke one feeble croak
The Frog’s perpetual silence broke: –
“Ye buoyant Frogs, ye great and small,
Even I am mortal after all!
My road to fame turns out a wry way;
I perish on the hideous highway;
Oh for my old familiar byeway!”

The choking Frog sobbed and was gone;
The Waggoner strode whistling on.
Unconscious of the carnage done,
Whistling that Waggoner strode on –
Whistling (it may have happened so)
“A froggy would a-wooing go.”
A hypothetic frog trolled he,
Obtuse to a reality.

O rich and poor, O great and small,
Such oversights beset us all.
The mangled Frog abides incog,
The uninteresting actual frog:
The hypothetic frog alone
Is the one frog we dwell upon.


Christina Rossetti
(1830-1894)




Poemas de Christina Rossetti. I Poemas góticos.


Más literatura gótica:
El análisis, resumen y traducción al español del poema de Christina Rossetti: El destino de una rana (A Frog's Fate) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Basil Copper.
Análisis de «Las Ratas del Cementerio» de Henry Kuttner.
Análisis de «Las Ratas del Cementerio» de Henry Kuttner.

Poema de Clark Ashton Smith.
Análisis de «La Habitación en la Torre» de E.F. Benson.
Relato de Evangeline Wilbour Blashfield.