Reflejo Gótico...

El Sentido del Reflejo.

Lo único que nos mueve es el íntimo placer del relato,
y por supuesto, la búsqueda de la Belleza.
Nos impulsa un intenso amor,
una pasión abrasadora por aquellas cosas
que llenaron nuestra vida de momentos gratos,
de alegrías efímeras,
nebulosas.


Los Espejos son una forma de mis Recuerdos,
me gustan porque evocan un momento
que se ha detenido en el Tiempo para mí.
Siempre estoy volviendo a esa tarde de Verano.
Solo, y a la vez acompañado.
No sé cómo el Libro llegó a mis manos,
¿acaso importa?
Sé que me arrebataron sus Reflejos,
sus Sombras imposibles fueron la medida de mis Sueños.
Hoy,
la vida es menos real para mí que aquella tarde entre Espejos.
El Libro está perdido,
sólo sobreviven sus Ecos.
Todavía siento cómo palpitan sus Páginas,
cómo sus letras urden una Sinfonía hecha de Recuerdos.
Sé que ese Niño está perdido,
Sepultado.
Sé que la Tarde, el Verano, el Libro,
todo está Enterrado.
Pero aún me quedan los Ecos,
las Sombras que hoy son Reflejo.
Y sé que no me abandonarán...

·.·•Aelfwine•·.·

Más Literatura Gótica:

1 comentarios:

Anónimo dijo...

soy un espejo que refleja la lucha de los dos seres que habitan dentro



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Análisis de «En la cripta» de Lovecraft.
Relato de David H. Keller.
Análisis de «El Templo» de Lovecraft.

Consultorio paranormal.
Tierra Media.
Relato de Henry Hasse.