Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Samuel Coleridge.
Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.

Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.


Cómo romper una maldición sobre una casa, negocio u objeto


Cómo romper una maldición sobre una casa, negocio u objeto.


Por Atenea Helenaus.


Romper una maldición no es algo fácil de hacer, como tampoco identificar su origen.

Existen dos tipos de maldiciones:

La primera, y menos poderosa, es la maldición que un hechicero o bruja emiten sobre una persona, objeto o lugar en particular.

La segunda es cuando un lugar, una persona o un objeto quedan embebidos en vibraciones energéticas del bajo astral, por ejemplo, o de otros planos astrales no tan accesibles.

Existen varios métodos y fórmulas para neutralizar una maldición. En este caso no hablaremos de maldiciones sobre personas físicas, sino de objetos malditos y lugares, como pueden serlo una casa o un negocio.

Para romper la maldición de un objeto, por ejemplo, de un anillo o un espejo, primero se le debe aplicar una purificación básica; o sea, sumergirlo o lavarlo con agua salada y exponerlo al humo del incienso.

Esto nos dirá si estamos frente a una maldición fuerte o una producto de la vida y el uso del objeto en cuestión.

Si la maldición es simple, la purificación basará para romperla o al menos neutralizarla por un tiempo.

Si, en cambio, la maldición es fuerte, la purificación solo logrará atenuar sus manifestaciones.

Las maldiciones que pesan sobre ciertos lugares, como pueden serlo una casa o un negocio, requieren primero un diagnóstico preciso de las causas de esa maldición, sobre todo si procede de humanos, es decir, de la magia negra, o bien debido a que haya sido escenario de hechos que han quedado impregnados en su arquitectura.

Solo entonces, cuando se conocen las causas de la maldición se puede preparar un hechizo o ritual específicamente diseñado para que lo rompa.

Por supuesto, esto solo puede hacerlo alguien con los conocimientos adecuados; sin embargo, a no desesperar. Si bien no todas las personas están preparadas para romper una maldición todos pueden hacer algo para neutralizarla durante un tiempo.

Una de las soluciones temporales más antiguas para neutralizar una maldición es el empleo del cobre.

El cobre debe utilizarse en todos los rincones. Puedes conseguir algunas monedas, objetos o pequeños adornos de cobre y colocarlos en cada rincón del sitio donde crees que pesa algún tipo de maldición.

Si bien esto no es suficiente para romper para siempre una maldición sirve para alterar la dinámica energética de ciertos lugares. Desde tiempos inmemoriales, el cobre fue considerado como un metal que balancea las energías y equilibra las vibraciones bajas.

El cobre puede disipar por un tiempo las energías negativas de una maldición pero sus efectos son siempre temporales.

Si la maldición pesa sobre un objeto pequeño no es conveniente manipularlo y mucho menos regalarlo o deshacerse de él. En estos casos, donde no hay un contrahechizo efectivo y singular para romper su maldición, se lo puede neutralizar de forma bastante eficaz.

Un buen método es exponer el objeto diariamente a la luz del sol. Cuánto más tiempo, mejor.

Otra posibilidad es exponerlo a las vibraciones de la música, que no debería ser nunca death metal, por ejemplo, ya que cualquier sonido inarmónico resultará perjudicial para lo que buscamos.

Estas son las cosas que cualquiera puede hacer para luchar contra una maldición. Ninguna de ellas tendrá efectos nocivos ni aumentará el poder y alcance de la maldición.

El problema es que muchas veces se confunde la maldición de un objeto, por ejemplo, de un anillo, cuando en realidad se encuentra amarrado a un gusano, parásito, larva o entidad del bajo astral, o quizás al espíritu de su antiguo dueño.

Ciertos objetos tienen la capacidad de absorber y conservar la energía. Si esa energía es negativa, incluso producto del miedo, del odio o del dolor, los objetos que la absorbieron seguirán proyectándolo durante un tiempo.

Ya que este tipo de diagnósticos solo deben ser realizados por personas con gran experiencia dentro de lo paranormal, lo sobrenatural y la parapsicología, lo mejor que puede hacerse es tratar de interrumpir la emisión de energías negativas de la maldición. En muchos casos incluso es suficiente para romperla.




Más Hechizoteca: todos los hechizos. I Diarios Wiccanos.


Más literatura gótica:
El artículo: Cómo romper una maldición sobre una casa, negocio u objeto fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com