Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Edgar Allan Poe.
Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.

Poema de Robert Browning.
Relato de W.H. Hodgson.
Poema de John Keats.


Cuadernos de Coleridge: Samuel Taylor Coleridge

Los Cuadernos de Coleridge (Coleridge's Notebooks) es un nombre genérico para los setenta y dos cuadernos de anotaciones realizados por el poeta Samuel Taylor Coleridge entre 1794 y 1834.

Uno de los mejores biógrafos de Samuel Taylor Coleridge, Richard Holmes, comenta que los cuadernos abarcan un amplio rango de intereses, entre ellos, viajes, lecturas, teorías filosóficas, fantasías, observaciones, miedos personales y, tal vez lo más interesante, sus horrorosas pesadillas y sus experiencias personales con el opio.

Los Cuadernos de Coleridge son, en resumen, la fuente subterránea de su obra literaria, un caldero ardiente de ideas en crudo. En cierta forma, pueden ser vistos como la suma de la autobiografía romántica donde los abismos del ser no son desplazados ni rechazados, sino aceptados como una parte integral del Yo.

Originalmente, Samuel Coleridge jamás pensó en publicar sus Cuadernos. Su naturaleza era privada, íntima, y revelaba lo que pocas personas se atrevían a confesar, siquiera ante sí mismos. No obstante, con el tiempo fue amasando la idea de que los Cuadernos podrían ser una especie de legado para sus lectores y, principalmente, para sus discípulos.

Muchos antes de su publicación, Samuel Coleridge incluso le permtió a algunos seguidores utilizar las ideas vertidas en los Cuadernos. Uno de ellos fue nada menos que el poeta Robert Southey -autor de una obra fundacional de la poesía vampírica: Thalaba, el destructor (Thalaba the Destroyer)-, quien se valió de ellos para una exquisita pieza colaborativa titulada Omniana, publicada en 1812.

Fue el nieto de Samuel Coleridge, Ernest Hartley Coleridge, quien en 1895 publicó una pequeña porción de los Cuadernos en una antología titulada Anima Poetæ. Un año después, el erudito alemán Alois Brandl editó la primera entrega de los Cuadernos.

Sin embargo, la verdadera aparición de los Cuadernos de Coleridge procede del énfasis de Kathleen Coburn, quien pasó veintisiete años decodificando el material en crudo escrito por Samuel Coleridge. La tarea, por cierto, titánica, comenzó en 1930, y recién finalizó en 1957.



Cuadernos de Coleridge.
Coleridge's Notebooks, Samuel Coleridge.
Material relacionado:
El resumen de los Cuadernos de Coleridge (Coleridge's Notebooks) fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com