Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Samuel Coleridge.
Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.

Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.


La esfinge de los hielos: Julio Verne: continuación de "La narración de Arthur Gordon Pym" (E.A. Poe)

La esfinge de los hielos: continuación de La narración de Arthur Gordon Pym.


La esfinge de los hielos (Le sphinx des glaces) es una novela de terror del escritor francés Julio Verne (1828-1905), publicada serialmente en la revista Magasin d'Éducation et de Récréation desde enero a diciembre de 1897.

Se trata de una de las novelas menos conocidas de Julio Verne, algo bastante extraño si tomamos como referencia la gran cantidad de lectores y fanáticos de la obra de Edgar Allan Poe. En definitiva, La esfinge de los hielos es la secuela de La narración de Arthur Gordon Pym (The Narrative of Arthur Gordon Pym of Nantucket).

La novela gira en torno a la búsqueda del Gordon Pym, desaparecido en los hielos de la Antártida, algo que ningún autor había intentado hasta entonces, a pesar de que muchos seguramente se preguntaban sobre el destino de Pym y los misterios que alcanzó a vislumbrar antes de extraviarse para siempre.

La necesidad de continuar La narración de Arthur Gordon Pym parece haber surgido espontáneamente de sus deseos por descubrir el final de aquel viaje inconcluso. En su breve ensayo: Edgar Poe y sus obras (1864), Julio Verne comenta su decepción por el final abrupto de la historia de Gordon Pym, y se pregunta quién será lo suficientemente audaz como para continuarla.

Aquel interrogante encontró su respuesta 33 años después. Sería el propio Julio Verne quien escribiera esta notable secuela de La narración de Arthur Gordon Pym.

El barco Halbrane sigue el itinerario de Arthur Gordon Pym. La tripulación se siente fatalmente destinada a seguir su tragedia. En el camino logran rescatar a un puñado de sobrevivientes del Jane, el barco de Arthur Gordon Pym, quienes agitan la imaginación de los hombres de mar narrando extrañas y terroríficas historias. Tal como ocurre en la novela de Edgar Allan Poe, se produce un fuerte motín a bordo. El Halbrane zozobra y finalmente choca contra un iceberg al pasar las islas Aurora y vislumbrar los restos del naufragio del Jane en la isla Tsalal.

Los sobrevivientes se dividen en dos bandos. Por un lado están los amotinados, y por el otro los oficiales. Una fuerza misteriosa parece atraerlos hacia un punto incierto del Polo Sur. Esta fuerza no es otra cosa que la propia isla montañosa, cuya forma recuerda a la de la esfinge egipcia. La isla funciona como un gigantesco imán, cuya fuerza de atracción resulta ser la causa de todos los naufragios de la zona. El cadáver de Arthur Gordon Pym también fue arrastrado hacia allí, ya que al morir todavía llevaba su fusil a la espalda.

A contramano del efecto dramático y misterioso de La narración de Arthur Gordon Pym, La esfinge de los hielos solo se propone buscar un desenlace. Y si a eso le agregamos que detrás de la historia se encuentra Julio Verne, ese desenlace deberá ser perfectamente lógico y ajustado a lo que la ciencia admite como posible.

Salvo en casos de excesivo fanatismo, La esfinge de los hielos es una excelente (y elegante) forma de descubrir el misterioso final de Gordon Pym.

Existe otra secuela de La narración de Arthur Gordon Pym, titulada: Un extraño descubrimiento (A Strange Discovery), de Charles Romyn Dake.


La esfinge de los hielos.
Le sphinx des glaces, Julio Verne.
Copia y pega el link en tu navegador para acceder a La esfinge de los hielos, de Julio Verne.
  • http://www.biblioteca.org.ar/libros/133571.pdf


Más novelas de terror. I Novelas góticas.


Más literatura gótica:
El resumen de la novela de Julio Verne: La esfinge de los hielos (Le sphinx des glaces): continuación de La narración de Arthur Gordon Pym, de E.A. Poe fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Israel Campos dijo...

La verdad, me ha decepcionado muchísimo. Lenta, pesada, monótona y aburrida. Verne "asesinó" toda esa fantasía de Poe a golpe de dato y explicaciones metidas a calzador acerca de paralelos, polos y descubridores.
En mi opinión, junto con Robur, el conquistador, una de las obras de Verne más aburridas.
Saludos.