Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Samuel Coleridge.
Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.

Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.


Ragnarok: Ignatius Donnely (el armageddon comparado)

Ragnarok: la era del fuego y el metal (Ragnarok: The Age of Fire and Gravel) es un libro prohibido del político e investigador norteamericano Ignatius L. Donnelly (1863-1869), publicado en 1883. 

Se trata de la secuela de su obra más conocida: Atlántida: el mundo antediluviano (Atlantis: The Antediluvian World).

En Ragnarok se especula con la teorpia de que un cometa colosal chocó contra la Tierra hace unos 12.000 años. El resultado fue la extinción de muchas especies de animales y plantas, grandes incendios, inundaciones, gases letales atrapados en la atmósfera y una sucesión prolongada de inviernos atroces.

Ignatius L. Donnely razona que esta catástrofe arrasó también con una civilización humana notablemente avanzada, forzándolos a buscar refugio en ciudades subterráneas, donde paulatinamente fueron perdiendo su historia y su ciencia.

Para dar apoyo a sus razonamientos Ragnarok cita algunas evidencias que luego fueron ampliamente desacreditadas, aunque muchas se instalaron como argumentos válidos por la teosofía.

Pero lo más interesante de Ragnarok no son sus especulaciones pseudo-científicas, sino su estudio comparativo de los distinos "apocalípsis" descritos en mitologías y religiones alrededor del mundo.

Ignatius L. Donnely compara las leyendas hindúes con las raras visiones del zoroastrismo, los mitos griegos con los bíblicos, y sobre todo los mitos nórdicos vinculados con la destrucción masiva del mundo a través de la leyenda del Ragnarok, el ocaso de los dioses.

Ragnarok no solo sugiere que existe un vínculo entre todas estas historias de destrucción, sino que todas ellas pueden ser explicadas con su teoría del cometa. Según razona Donelly, todos los apocalípsis mencionan más o menos los mismos acontecimientos: luces en el cielo, inundaciones, incendios, gases letales; y un detalle adicional claramente falso pero poéticamente impecable.

Ragnarok sostiene, como muchos historiadores posteriores, que la humanidad primitiva contabilizaba sus días utilizando el ciclo lunar. Después de aquel Ragnarok, cuando el cielo estuvo cubierto durante años por espesas nubes y gases, el hombre se volcó hacia Sol y lo adoró de infinitas formas, tal vez como muestra de agradecimiento. Para sostener semejante afirmación Ignatius Donnely cita muchísimos cultos lunares antiguos, y la emergencia de nuevas culturas solares alrededor del 10.000 a.C., justo cuando aquellas nubes tóxicas comenzaron a disiparse bajo los rayos del sol.



Más libros prohibidos. I Libros malditos.


Más libros prohibidos:
El resumen del libro de Ignatius L. Donnely: Ragnarok: la era del fuego y el metal (Ragnarok: The Age of Fire and Gravel) fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com