Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poemas de William Wordsworth.
Relato de Lord Dunsany.
Microficción.

Poema de John Keats.
Relato de Charles Nodier.
Poema de W.B. Yeats.


Annabel Lee: un poema gnóstico


Annabel Lee: un poema gnóstico.
Por Milos de Azaola.

Todo lo que vemos o imaginamos
es sólo un sueño dentro de un sueño.

Un sueño dentro de un sueño (A Dream Within a Dream) E.A. Poe.


Estos versos de Edgar Allan Poe son típicos del pensamiento gnóstico. Para los gnósticos, vivimos en un sueño del que hay que despertar. Poe intentó despertar a los lectores con sus versos. Sí, Poe era gnóstico, algo que a estas alturas ya está más que demostrado, aunque a nivel popular no sea un dato demasiado conocido. Varios de sus poemas reflejan sus creencias gnósticas, especialmente Annabel Lee, el monumental Al Aaraaf (erróneamente considerado por muchos una obra menor de adolescente), Israfel (dedicado al ángel del mismo nombre), A mi madre (sus versos dejan bien claro que no está dedicado a su madre biológica, a la que apenas conoció, sino a la Gran Madre Sofía, pero muchos críticos siguen sin enterarse) y A Valentine. El título de este último poema suele traducirse como Una postal de San Valentín, pero también puede traducirse como A Valentín (el famoso maestro gnóstico, también poeta). He aquí algunos versos que dejan bien claro a quién está dedicado el poema en realidad: "escrito en esta página / está un nombre bien conocido / muchas veces pronunciado al oído de poetas por poetas / ya que el nombre es también de poeta. / Sus letras, aunque naturalmente mintiendo / siguen formando un sinónimo de verdad".

Esa verdad es la Gnosis. En el siglo II, Valentín escribió un Evangelio de la Verdad (prohibido por la Iglesia de Roma). Suyas son también las palabras: "Lo que salva es el conocimiento: quiénes éramos, qué hemos devenido; dónde estábamos, dónde hemos sido arrojados: hacia dónde nos apresuramos; de dónde somos redimidos; qué es la generación; qué la regeneración".

A continuación, pasaré a analizar el contenido gnóstico del poema Annabel Lee.

Para empezar, Annabel es un nombre escocés, y en Escocia hubo varias brujas famosas con ese nombre. Ahora bien, las brujas, sobre las que tantas tonterías se han dicho, eran en su mayoría mujeres que profesaban un culto de origen gnóstico, de ahí que fueran perseguidas por los cristianos, escandalizados por sus creencias feministas (que tanto hincapié hacían en la Diosa del Conocimiento, que no es otra que la Sofía gnóstica, cuyo nombre significa Sabiduría). Y da la casualidad de que las brujas escocesas también adoraban al ángel caído Azael, al que llamaban Azazel o Azalee, considerándose sus amantes en esta tierra… Para mí es obvio que en este poema Poe se pone en la piel de Azalee, de ahí que elija para su amada el nombre de Annabel Lee. Poe empieza el poema diciéndonos que Fue hace muchos, muchos años, en un reino junto al mar… Efectivamente, si nos atenemos al mito, fue en los tiempos antediluvianos; y el reino junto al mar es el Líbano, pues, según el mito, el ángel Azael descendió a la tierra posándose sobre el monte Hermón, que está en el Líbano. El Demiurgo (Yahvé/Satán), ángel convertido en demonio que sentía envidia del amor entre Azael y las hijas de Caín, castigó a los habitantes de ese reino costero con el Diluvio Universal, del que sólo se salvó la familia de Noé, supuestamente… A la bruja más amada por Azael, Noema (avatar de Sofía), la hizo prisionera, separándola del ángel.

Los versos restantes son más que claros:

amábamos con un amor que era más que amor [Sabiduría]
yo y mi Annabel Lee;
con un amor que los serafines alados del cielo
nos envidiaban a ella y a mí.

Y esta es la razón de que hace tiempo
surgiese un viento de una nube [Satán], helando
a mi hermosa Annabel Lee;
así que acudieron sus parientes de alta cuna [los ángeles negros]
y la alejaron de mí
para encerrarla en un sepulcro…

Los ángeles, ni la mitad de dichosos en el cielo
nos envidiaban a ella y a mí;
¡sí! ésa fue la razón, como todos saben…
[gnóstico significa “el que sabe” en griego]

Pero los demonios jamás
podrán separar mi alma del alma
de la hermosa Annabel Lee.
[para los gnósticos el espíritu es la Sofía hija, que procede de la Sofía madre; Poe nos está diciendo también que nunca olvidará su origen celestial]

Pues la luna nunca luce sin traerme sueños
de la hermosa Annabel Lee;
y las estrellas nunca salen sin que vea los brillantes ojos
de la hermosa Annabel Lee.
[los gnósticos llaman a Sofía la Reina del Cielo]

Lo que me parece más fascinante de este poema es que se publicara póstumamente, cuando Poe ya había muerto (en extrañas circunstancias) y su alma había regresado al Mundo Celestial, reuniéndose con Annabel Lee

Milos de Azaola.



El artículo: Annabel Lee, un poema gnóstico fue realizado por Milos de Azaola para El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

3 comentarios:

Daniela Retamales Aguilar dijo...

Me has dejado otra vez encantada Milos, no tenía la menor idea de que Poe podría ser gnóstico. De nuevo has logrado cautivarme con este enlace de ideas, los argumentos, los "sospechosos" versos con un significado más allá de lo que la gente ve... Muy buen artículo ;).

Anónimo dijo...

hola aelfwine, me a intrigado este articulo y tengo una gran duda que espero que tu y el señor Milos puedan responder, segun y tenia entendido que namah (hermana de Noe), habia sido la madre de asmodeo, en este analisis se expone que azael y sofia (con namah como avatar) son amantes y en el reportaje de la caida de azael tambien de autoria del señor Milos, se dice que azael tiene un hijo con namah llamado AZA, es decir que asmodeo su nombre original es AZA y es hijo directo de la gran madre sofia y de lucifer?? por favor les suplico que respondan mi duda muchisimas gracias de antemano

Anónimo dijo...

No.